CRIMEN

Claves del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo

Hace 25 años, Juan Jesús Posadas Ocampo fue asesinado en las inmediaciones del Aeropuerto de Guadalajara, el caso aún tiene muchas dudas
Claves del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo¿Quién mató al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo? (Foto Especial)

Eran las 15:45 horas del 24 de mayo de 1995 cuando la confusión se apoderó del Aeropuerto Internacional de Guadalajara, pues en el estacionamiento había sido asesinado el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

El magnicidio se dio en medio de una balacera en la ciudad jalisciense, el religioso recibió 14 impactos de bala cuando estaba a punto de bajar de su auto, en el lugar también murió Pedro Pérez Hernández, su chofer.

El crimen conmocionó a todo el país, el pueblo mexicano, mayormente católico, exigía justicia.

La versión oficial

Inmediatamente después del asesinato y tras darse a conocer a través de los medios, el gobierno, liderado en ese entonces por Carlos Salinas de Gortari, aseguró que Posadas Ocampo había sido asesinado en medio de una balacera entre narcotraficantes.

Esto producto de una disputa entre los Arellano Félix y Joaquín “El Chapo” Guzmán, en ese entonces narcotraficante de bajo rango. 

PUEDES LEER: Así fue la boda de "El Chapo" Guzmán y Emma Coronel

Sin embargo, estudios periciales arrojaron que los disparos que recibieron tanto el cardenal como el chofer habían sido directos y a un metro de distancia, es decir, desde el principio habían sido el objetivo.

Por ello, autoridades mexicanas cambiaron el móvil del asesinato: Posadas Ocampo y Pérez Hernández habían sido confundidos por los Arellano Félix, creían que se trataba de Guzmán Loera y uno de sus hombres.

La hipótesis de la confusión resultó más complicada de creer que la del fuego cruzado, pues la complexión física de “El Chapo” y el cardenal era muy diferente: el primero era un joven, delgado y bajo de estatura; mientras que el segundo era un hombre alto, pesado, de sesenta años de edad.

Los tres grupos armados en el aeropuerto

Durante el momento del asesinado del cardenal, tanto los Arellano Félix como Guzmán Loera se encontraban en el aeropuerto de Guadalajara. Sin embargo, en ningún momento hubo un enfrentamiento entre ellos.

Versiones periodísticas aseguran que se reunirían ahí luego de que un alto mando militar los llamara para limar asperezas, una hipótesis más, señala que los Arellano Félix preparaban una emboscada contra “El Chapo”.  

Ramón y Benjamín Arellano Félix (Foto tomada de la web)

Guzmán Loera comenzaba a subir peldaños en la organización criminal liderada por Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos” y cabecilla del Cártel de Juárez, su proactividad dentro del grupo no fue vista por buenos ojos por los hermanos líderes del Cártel de Tijuana.

Ninguna de las dos tesis se consumó, antes de que algo sucediera, se desató el ataque contra el religioso por lo que ambos huyeron. Los Arrellano Félix en avión en el mismo aeropuerto y Guzmán Loera en carretera.

Joaquín “El Chapo” Guzmán (Foto tomada de la web)

Ello generó una nueva hipótesis: un tercer grupo fue el que asesinó de forma directa a Juan Jesús Posadas Ocampo.

Sobre este tercer grupo existen dos versiones: La primera que estaba formado por elementos de la Policía Judicial Federal, hecho que confesó Rodolfo León Aragón, el entonces director de dicha institución, según José Antonio Ortega Sánchez, abogado del Arzobispado de Guadalajara.

La segunda señala que fueron miembros de pandillas estadunidenses contratadas por José Humberto Rodríguez Bañuelos, “La Rana”, detenido por dicho crimen. El libro “Los Malditos” de Jesús Lemus señala que “La Rana” fue contratado por un militar para orquestar el asesinato, asegurando que él nunca supo de quien se trataba hasta después del asesinato.

La versión de la confusión queda excluida luego de que José Antonio Ortega Sánchez, abogado del Arzobispado de Guadalajara, asegurara que, además de que se hicieron los disparos a un metro de distancia, tras el ataque uno de los perpetradores alcanzó a decir: "Ya chingó a su madre el curita".

Juan Jesús Posadas Ocampo (Foto tomada de la web)

Los Arellano Félix no fueron; culparon a “El Chapo

Tras el asesinato del religioso, Amado Carrillo comenzó a llamar gente para saber qué había pasado, pues las autoridades ya culpaban a sus subordinados: los Arellano Félix y Guzmán Loera, así lo señala el libro “Los señores del narco” de Anabel Hernández.

Primero localizó a Héctor “El Güero” Palma, mano derecha de “El Chapo”, quien le aseguró que no había sido él.

LEE ADEMÁS: Así fue el asesinato de la familia de "El Güero" Palma

Posteriormente pensó en los líderes del Cártel de Tijuana, sin embargo, esto parecía imposible para “El Señor de los Cielos”, pues dicha familia era muy religiosa e incluso tenían relación directa con Posadas Ocampo.

Amado Carrilo, "El Señor de los Cielo" (Foto tomada de la web)

Hernández, quien cita al abogado de Amado Carrillo, José Alfredo Andrade Bojorges, detalla que la madre de los Arellano Félix admiraba mucho al cardenal desde que estaba en Tijuana, por lo que nunca les perdonaría el asesinato del religioso. Es más, mientras ella tuvo la duda de que si sus hijos habían matado o no a Posadas Ocampo, no les dirigió la palabra.  

Dos días después del asesinato, Javier Coello Trejo, ex subprocurador de Lucha contra el Narcotráfico durante la administración del procurador Enrique Álvarez Castillo, se reunió con “El Señor de los Cielos”.

Durante la reunión acordaron que “El Chapo” sería el señalado como el culpable del asesinato de Posadas Ocampo. Así, Amado Carrillo se deshacía de Joaquín Guzmán sin derramar sangre, prefiriendo así a los Arellano Félix.

Así, menos de dos meses después del asesinato del cardenal, Guzmán Loera fue detenido en Guatemala, extraditado a México, primero a la cárcel de la Palma, hoy “El Altiplano”, y luego al penal de Puente Grande, desde donde construyó su imperio y se fugó el 18 de enero del 2001.

¿Por qué lo mataron?

Existen dos versiones totalmente opuestas de por qué Juan Jesús Posadas Ocampo fue asesinado.

José Antonio Ortega Sánchez, abogado del Arzobispado de Guadalajara, sostiene que Posadas Ocampo conocía los nexos de políticos mexicanos con el crimen organizado, entre ellos los de Raúl Salinas de Gortari, hermano del en ese entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

Ortega Sánchez declaró además que el cardenal incluso acudió a Los Pinos a reclamarle al presidente dichos nexos.  

Carlos y Raúl Salinas de Gortari (Foto tomada de la web)

El mismo abogado acusó que la muerte de Posadas Ocampo fue una “operación de Estado” liderada por el general Jorge Carrillo Olea.

La segunda versión implica prácticas ilícitas del religioso. José Humberto Rodríguez Bañuelos, “La Rana”, relata en el libro “Los Malditos” de Jesús Lemus que varios años antes del asesinato de cardenal, estuvo a punto de asesinarlo pues le estaba quitando las ganancias a un grupo vendedor de armas.

TAMBIÉN LEE: El cura pederasta y el álbum de fotos de sus víctimas

La Rana” detalla que Posadas Ocampo utilizaba la iglesia donde ofrecía misa para consumar la venta de armas.

José Humberto Rodríguez Bañuelos, “La Rana” (Foto tomada de la web)

Dicha versión coincidiría con las declaraciones de Benjamín Arellano Félix en 2011 y desde prisión, uno de los exlíderes del Cártel de Tijuana, dijo que el cardenal estaba ayudando a conseguir armas a los grupos guerrilleros, sin embargo no especificó más sobre dichas acusaciones.

A 25 años del crimen, el caso no ha sido resuelto. Varios son los señalados, así como los detenidos por el asesinato de Juan Jesús Posadas Ocampo. Aun así no queda del todo claro qué pasó aquella tarde del martes 24 de mayo de 1993 en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

LEA TAMBIEN


Camarena: el asesinato que destruyó al Cártel de Jalisco

¿Fueron Félix Gallardo, Fonseca Carrillo y Caro Quintero los asesinos del agente de la DEA?, o ¿fue la misma DEA, junto con la CIA, los responsables?

ImagenMultimediaRelacionada

LEA TAMBIEN


Así es Mario Aburto, el asesino confeso de Colosio

Hace 25 años fue asesinado el candidato a la presidencia del PRI y de acuerdo con la versión oficial, el culpable fue un “lobo solitario”

ImagenMultimediaRelacionada

rgg





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información