ESTADOS

¿Cómo pasó Q. Roo de robos a bancos a descuartizados?

En tan sólo unos años, Quintana Roo pasó de ser noticia nacional por robos a bancos a ser el foco por el hallazgo de cuerpos y descuartizados

  • ALEJANDRA GALICIA / CORRESPONSAL
  • 06/02/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
¿Cómo pasó Q. Roo de robos a bancos a descuartizados?
Quintana Roo, el nuevo paraíso del crimen (Foto. tomada de la web)

Quintana Roo (La Silla Rota).- Cancún y Playa del Carmen, joyas turísticas de México, pasaron de ser noticia nacional en 2017 por  robos a mano armada en bancos del primer cuadro de la ciudad y balaceras, a ser en el primer mes de 2018 una zona donde se pueden hallar decapitados y cuerpos desmembrados.

La disputa de grupos criminales que buscan el dominio de la plaza por la venta de drogas, ha provocado el desplazamiento de más elementos de la Policía Federal (PF) y firmas de convenios entre los tres órdenes de gobierno para proteger a destinos turísticos de Quintana Roo, sin tomar en cuenta los problemas sociales que aquejan a sociedad, explicó Elena Azaola Garrido, profesora e investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y especialista en criminalidad y violencia en México.

Indicó que destinos vacacionales como Cancún que tienen desarrollo económico a grandes escalas propiciado por la bonanza turística, también acumularon problemas sociales que afectaron a las comunidades donde habita la población trabajadora y que no fueron atendidos por el gobierno, como son los servicios públicos, desarrollo y educación, ya que se ha priorizado atender al sector turístico y tras la llegada de grupos criminales, comenzó la pelea por el mercado de las drogas.

En 2017, la cifra de homicidios cerró en 227, la mayoría relacionados con el crimen organizado, los asesinatos marcaron precedente como el año con más ejecutados e incluso algunos de los asesinatos estaban acompañados de narcomensajes que advertían a otros grupos criminales y a elementos de seguridad.

Una de las ejecuciones más violentas antes de concluir 2017, ocurrió el pasado 21 de diciembre, en la supermanzana 51, sobre la avenida Kabah y Nichupté sobre un cárcamo de agua, fue colocado un cuerpo decapitado que tenía la cabeza entre sus piernas, la piel del rostro fue retirado y el miembro masculino de la víctima fue cortado e insertado en la boca, además estaba acompañado de un narcomensaje.

“Son varios problemas combinados que no se atendieron por mucho tiempo y se dejaron crecer a este nivel, están y siguen estando todos los elementos puestos para que esto ocurra. Lo que está puesto son comunidades que crecieron de una manera explosiva sin que los gobiernos locales se preocuparan por poner suficientes servicios para la gente, por mirar a la población que estaba llegando a esos lugares atraída por los empleos en los hoteles y sector turístico, pero no se pensó en el desarrollo urbano, servicios o educación. Hay una comunidad descuidada y junto a eso está toda la demanda de las drogas”, dijo la especialista en criminalidad.

Sostuvo que el incremento de la violencia en destinos turístico como Cancún y Playa del Carmen son resultado de años anteriores en la desatención y escasa planeación de la seguridad hacia la población, no detener la llegada de grupos criminales, ni aprehender a policías involucrados con el crimen organizado e ineficiencia de las instituciones de gobierno. 

“Todo se pensó en función de turismo y se pensó en resolver los problemas en función de atraer a esos turistas y la población ‘bien gracias’ y hoy estamos viendo las consecuencias, llega el turismo con su demanda, con sus necesidades de diversión y generan incluso para la población de jóvenes que vive en esos lugares,  un estilo de vida que ellos desean imitar, desean poder ir a los centros nocturnos y beber, nada más que los turistas vienen y hacen eso por una semana, la pasan muy bien y se regresan a su país donde tienen educación, empleo, buenas viviendas y buenos modos de vivir, en cambio los jóvenes que viven en Cancún, les atrae ese estilo de vida, pero no hay nada que ellos puedan tener como medio alternativo de vida, buenas escuelas, centros deportivos, culturales, una sociedad que los cuide”, aseveró la investigadora del CIESAS.

Ignorar la violencia

Azaola Garrido aseveró que otro de los problemas que no ayudan a la disminución de la violencia en destinos turístico es eludirlo, es decir, por proteger los intereses económicos, no desprestigiar al destino vacacional y continuar recibiendo más turistas, cuando ocurren hechos severos de violencia se disminuyen para no causar alarma que afecte los negocios del sector turístico. 

 “Cuando se han acumulado tantos descuidos y errores, no se pueden resolver de la noche a la mañana y los políticos siempre buscan soluciones donde salgan bien librados, la mejor solución les parece, negar, ocultar e encubrir todas las cosas que están sucediendo, en lugar de reconocer los problemas de fondo y atenderlos. Los políticos no están interesados en resolver de fondo en favor de la ciudadanía y de la población que ahí vive, sino están interesados en que sus tres o cinco años de gobierno ellos salgan bien librados”, dijo la profesora y especialista en criminalidad.

Alcalde reconoce aumento de violencia

El presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, el pasado 31 de enero, al término de una sesión del Cabildo, reconoció que Cancún actualmente enfrenta una pelea de grupos criminales.

“Lo que la Fiscalía en su momento y la PGR nos han manifestado es que hay una lucha de intereses de grupos delictivos que nos han afectado, pero estoy convencido de que somos más la gente que quiere que avance Cancún, la gente que quiere que avance Quintana Roo, y en ese entendido el trabajo conjunto de los tres órdenes de gobierno van a dar resultados”, dijo el presidente de Cancún

.

Para disminuir la violencia en los dos destinos más importantes de Quintana Roo: Cancún y Playa del Carmen, fue firmado el 23 de enero, por el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, los presidentes municipales de Benito Juárez, Remberto Estrada y de Solidaridad, Cristina Torres Gómez, además del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, el convenio “por la seguridad de destinos turísticos”, para reforzar a los mandos policíacos estatales, en el que se incluía un recurso federal por más de 175 millones del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) para trabajos de capacitación policial y otros proyectos de seguridad.

Una semana después llegaron a Quintana Roo 300 elementos de la Policía Federal (PF), que realizan operativos en avenidas principales de Cancún, revisiones a vehículos particulares y patrullaje. Los elementos federales después de las jornadas laborales descansan en un hotel del centro de la ciudad.

De acuerdo con el medio local Novedades, el Cartel de Sinaloa, los Rojos de Guerrero, La Barredora,  y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son los tres grupos delictivos que operan en la entidad, principalmente en los municipios que también son destinos turísticos, entre ellos,  Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad, Tulum, Isla Mujeres y Bacalar.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Quintana Roo se duplicaron los delitos de homicidios, al finalizar 2017, el estado reportó un total de 497 homicidios, cifra superior a 2016, cuando la entidad reportó sólo 278.

En 2017, la mayoría de los delitos fueron dolosos con 359 casos, mientras que 206 se ejecutaron con armas de fuego y 68 con armas blancas.