ESTADOS

Cae en manos de AMLO el efecto del boicot a la CFE

En junio de 1995, el líder morenista convocó a la “Resistencia Civil” contra la CFE, además de otras acciones , mismas que hoy tiene pendiente con el estado

  • ROBERTO BARBOZA SOSA
  • 13/03/2019
  • 19:06 hrs
  • Escuchar
Cae en manos de AMLO el efecto del boicot a la CFE
Andrés Manuel era excandidato a la gubernatura del estado por el PRD cuando inició el movimiento (Foto: Especial)

Villahermosa, Tabasco.- Hace 24 años el presidente Andrés Manuel López Obrador inició y promovió en Tabasco el movimiento de “Resistencia Civil” del no pago a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero ahora, como un efecto boomerang, tiene que resolver el pago de una deuda que alcanza los diez mil millones de pesos.

Dirigentes partidistas, legisladores y la propia población piden a su paisano que, ahora que está al frente de la presidencia de México, se condone la deuda con la CFE y se reduzca la tarifa acorde a las altas temperaturas del trópico húmedo.

En junio de 1995, en protesta por el "fraude electoral”, el entonces excandidato a la gubernatura y “líder moral” del perredismo tabasqueño, convocó a la Resistencia Civil contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), además de otras acciones postelectorales.

A lo largo de los años, miles de tabasqueños, de todos los partidos y sociedad civil, se sumaron a la huelga de pagos del consumo de energía, medida que permeó entre la población debido al alto costo que significan en la entidad las tarifas, y que fueron impagables por acumulación de recibos.

"BORRÓN Y CUENTA NUEVA"

Durante esas dos décadas, el político tabasqueño, enarboló la demanda del “borrón y cuenta nueva”, así como tarifas preferenciales a los tabasqueños, como condición de terminar el movimiento de Resistencia Civil contra la CFE.

También en su pasada campaña presidencial, luego como presidente electo y ahora como presidente en funciones, prometió a sus paisanos, que finalmente cumpliría con el “borrón y cuenta nueva” y tarifas eléctricas más bajas.

Sin embargo, el ahora presidente de México no encuentra la solución a este conflicto que él inició, donde la condonación de la deuda y tarifas preferenciales pasan por un acuerdo del Consejo de Administración de CFE y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, considera el dirigente estatal del PRD, Darvin González Ballina.

Antes, dos gobernadores del PRI y PRD, Andrés Granier y Arturo Núñez, junto con presidentes de la República del PAN y del PRI, Felipe Calderón y Enrique Peña, respectivamente, intentaron dar una solución —sin incluir el “borrón y cuenta nueva” ni tarifas bajas —, pero fracasaron, pues la condición era que los usuarios pagaran sus nuevos consumos y en caso de incumplimiento nuevamente se les sumaría el adeudo histórico.

En 2007, los entonces presidente y gobernador, Felipe Calderón y Andrés Granier, acordaron que se firmara con la CFE el llamado “Acuerdo por Tabasco” en el que el gobierno estatal aportaría una parte de recursos para disminuir el costo del recibos de los consumidores, quienes firmarían un convenio con CFE para aceptar el adeudo histórico. 

Hasta el año 2007, la deuda acumulada por la Resistencia Civil, llegaba a los tres mil 685 millones 245 mil 496 pesos.

En Tabasco médicos operan con la luz de un celular

En el “Acuerdo por Tabasco” no se incluía el “borrón y cuenta nueva” ni tarifas preferenciales para la entidad. El PRD rechazó ese acuerdo, convocó a la población a no firmar nada y continuaría la Resistencia Civil.

Del 2008 al 2011, el gobierno estatal pagó a la CFE como subsidio a los usuarios dentro del fracasado “Acuerdo por Tabasco” la cantidad de 510 millones 100 mil 459 pesos, según informó vía Transparencia la Empresa Productiva del Estado.

En 2015, ya con un gobernador perredista, Arturo Núñez Jiménez intenta nuevamente resolver el conflicto de los tabasqueños con la CFE, por lo que firma con el presidente Enrique Peña Nieto, un acuerdo similar “De la Mano por Tabasco”, en el que tampoco se incluye el “borrón y cuenta nueva” ni tarifas preferenciales.

Para el 2015, la cartera vencida de la CFE en Tabasco, ya sumaba la cantidad de ocho mil 678 millones 852 mil 115 pesos.

Ese segundo acuerdo consistía en que solo a los usuarios que tuvieran un adeudo de hasta 27 mil pesos, el gobierno estatal pagaría ese pasivo a cambio de terminar con la huelga de pagos. 

Igual no prosperó y ya entonces como dirigente de Morena, López Obrador dijo que continuaba la Resistencia Civil hasta que se incluyera el “borrón y cuenta nueva”, así como tarifas preferenciales.

Incluso, Morena adquirió 17 vehículos pickup y creó la Comisión de Electricidad (CE) para brigadas que reconectarían cuando la CFE suspendiera el fluido. El propio político tabasqueño les dio el banderazo de salida.

A lo largo de las dos décadas de la huelga de pagos de recibos de luz, ha sido una constante la lucha de la CFE y la población —con agresiones de por medio — de cortar el servicio y reconectarse. Incluso existen colonias y comunidades donde trabajadores de la empresa no entran.

El Gobierno de Tabasco que encabezó Núñez Jiménez pagó a CFE 152 millones 40 mil 870 pesos como parte del acuerdo “De La Mano por Tabasco”, correspondiente al periodo de enero 2015 al cierre

mes del de febrero de 2018.

Comerciantes y ganaderos, principales víctimas de secuestro en Tabasco

A través de una solicitud de Transparencia, la CFE  reportó que en cartera vencida existen un total 490 mil 991 usuarios de tarifa doméstica; 35 mil 721 comercial; 27 agrícola; dos mil 55 de Servicios, y 307 usuarios de tarifa industrial media.

Es decir en Tabasco casi el 70 por ciento de los hogares tienen adeudos con la CFE, pues de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en

el 2015, existían 646 mil viviendas particulares en la entidad.

Proporcionalmente, a nivel nacional, los tabasqueños registran la cifra más alta de morosidad con la CFE, aunque el monto en pesos solo está por debajo del Estado de México, cuya deuda total de sus pobladores es de  13 mil 703.91 millones de pesos, mientras que en tercer lugar están los habitantes de la Ciudad de México con seis mil 716.83 millones de pesos.

Las entidades con menor cartera vencida de CFE son Tlaxcala, Colima y San Luis Potosí, con 10.47, 12.13 y 14.74 millones de pesos respectivamente. El total de adeudo de todos los estados, alcanza la suma de 46 mil 394 millones de pesos. De ese total la deuda de Tabasco significa el 21.7 por ciento.

Para la diputada federal, la priista Soraya Pérez Munguía, sería “fácil” el instrumentar el “borrón y cuenta nueva”, ya que la deuda se encuentra en cuentas consideradas como incobrables por parte de la CFE.

Pero necesariamente tiene que ir acompañado de una tarifa preferencial para que los tabasqueños reinicien con sus pagos, “porque de mantener la tarifa en los términos actuales el problema continuaría”.

Recordó que también existe una iniciativa para reducir a cero por ciento el IVA al consumo doméstico de energía eléctrica, la cual considera que es hasta el momento, la única iniciativa factible para que de inmediato los ciudadanos reciban una reducción en la factura de su recibo de luz.

Tabasco —afirma la legisladora— está entre los estados que más consumen energía y que más pagan, lo cual significa que el subsidio que se le da a Tabasco no es suficiente y no está acorde con el consumo de nivel de energía”.

Exgobernador de Tabasco maquilló cifras de delitos ante el SNSP

Considera que todos los tabasqueños deben unirse en torno a la lucha para alcanzar una tarifa justa y el ‘borrón y cuenta nueva’ para Tabasco.

Pérez Munguía, la única priista de Tabasco en la Congreso de la Unión, destacó que datos obtenidos a través del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), confirman que la Comisión Federal de Electricidad no tiene proyectada una “política justa” de luz para Tabasco.

Soraya Pérez insiste en que una opción viable que Tabasco y México tienen para una tarifa más baja, es la iniciativa “LaLuzNoEsUnLujo”, para reducir al cero por ciento el IVA en el consumo de energía eléctrica de uso doméstico.

Ante los cuestionamientos al incumplimiento de la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador, sus correligionarios morenistas han tenido que salir a defenderlo y asegurar que sí solucionará el conflicto con la CFE.

Incluso el dirigente estatal de Morena, César Burelo, condicionó que si no hay borrón y cuenta nueva, renunciará a su cargo partidista.

El pasado viernes 15, justificó que aún se están buscando las figuras legales que permitan dar “una solución sin problemas”, además de que en este momento la Comisión Federal de Electricidad está enfocada en combatir el robo de electricidad, por instrucciones del presidente de la República.

El dirigente de Morena negó que exista resistencia por parte de la CFE para aplicar el “borrón y cuenta nueva”, condonación que supuestamente no representará un problema financiero para la empresa productiva del Estado.

En tanto el gobernador, el morenista Adán Augusto López Hernández, aseguró que la tarifa justa para Tabasco y el “borrón y cuenta nueva” será una realidad; a la vez que pidió paciencia a los tabasqueños ante las negociaciones con CFE.

En días pasados, el mandatario también anunció que el próximo 23 de marzo, se conocerán los acuerdos con la CFE, para aplicar el “borrón y cuenta nueva” y una tarifa, “no la más baja, pero si justa”.

Sin embargo, la CFE continúa acosando a los deudores, con cortes de luz o demandas civiles a través de despachos externos.

La semana pasada, el gobernador López Hernández, al pedirle a la población afectada que denunciaran a los trabajadores de la CFE, que realizaran cortes de energía eléctrica, advirtió que los empleados serían detenidos por el presunto delito de alteración del orden público y las unidades serían enviadas al corralón.

Refirió que las dependencias estatales y los ayuntamientos tienen adeudos con la CFE que suman alrededor de mil 400 millones de pesos, monto del que no hubo previsiones de pago de los gobiernos salientes.

bl