ESTADOS

Borge desvió 55 mdp en último año de gobierno: ASF

Detecta ASF anomalías por más de 55 millones en último año de gobierno de Roberto Borge

  • ALEJANDRA GALICIA/ CORRESPONSAL
  • 12/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Borge desvió 55 mdp en último año de gobierno: ASF
Reportan más desvíos del exgobernador Roberto Borge en su último año de gobierno (Especial)

En el último año de gobierno del ex mandatario Roberto Borge Angulo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó desvíos y manejo inadecuado de recursos por 55 millones 757 mil 280 pesos, el sector más afectado, fue el de salud e infraestructura hospitalaria de Quintana Roo.

En 2016, la ASF realizó cinco auditorías a las cuentas públicas del gobierno del estado y fueron publicadas con los números de expediente 1379,1387, 1390, 1396,1398 en junio de este año.

El informe incluyó la fiscalización del Programa Prospera, recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de Entidades Federativas, aportaciones para servicios de salud de Quintana Roo, dinero federal que fueron enviados directamente a los Servicios Estatales de Salud (SESA) y hasta la construcción del Hospital de Especialidades de Chetumal en su primera etapa.

El resultado de la ASF determinó daños a la Hacienda Pública Federal y a la Tesorería de la Federación (Tesofe), ya que el dinero debe regresarse en algunos casos y en otros solicita comprobaciones documentales sobre qué destino se le dio al dinero que envío la federación a la entidad.

Desvío en el programa Prospera de Quintana Roo

El daño más alto fue encontrado en el programa Prospera, de acuerdo con la auditoría número 1387 de la ASF,  en la que auditaron 52 millones 954 mil pesos, de los cuales hubo manejo inadecuado de recursos por 19 millones 606 mil pesos.

El informe señala que del total del dinero de Prospera: tres millones 632 mil 389 pesos son por transferir recursos a otras cuentas bancarias para el pago de nóminas sin acreditar su aplicación y tampoco se tienen registros de que el dinero regresara a la cuenta del programa federal.

Otros nueve millones 389 mil con 65 pesos son porque no se aplicaron los recursos de Prospera e incluso el gobierno del estado debía demostrar la aplicación del dinero que no ejercieron a más tardar el 30 de junio de 2017, en caso contrario deben regresarlo a la Tesorería de la Federación.

Otra observación de la autoridad fiscalizadora fue por seis millones 280 mil 270 pesos más intereses por la compra de medicamentos, material de curación como agujas y jeringas, equipo que no estaba autorizado dentro de las Reglas de Operación de Prospera 2016. La última anomalía fue por 304 mil 349 pesos por no aplicar sanciones que derivaron en entrega extemporánea de medicamentos señalados en el contrato SESA-DA-AD-029-2015 que formaban parte de los recursos de Prospera 2016.

La auditoría 1390 de la ASF corresponde a los Recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, fueron auditados en total más de 288 millones de pesos y determinaron daños a la Hacienda Pública Federal por ocho millones 682 mil 881 pesos debido a la falta de aplicación del dinero enviado. La ASF aseveró que si el gobierno del estado no comprueba en que fue utilizado el recurso deberá devolverlo a la brevedad a la Tesorería de la Federación.

Solicita la ASF a Quintana Roo aclaraciones fiscales y devolución de dinero

Las investigaciones de fiscalización continuaron con los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud detallado en la auditoría 1396. Este fondo que recibe cada año Quintana Roo debe usarse para la prevención de enfermedades, promoción de la salud e incluso prestar servicios a la población que no cuenta con un empleo formal o no esa integrado a algún régimen de seguridad social, además del abasto de medicamentos.

La ASF solicitó al gobierno del estado que actualmente está dirigido por el mandatario Carlos Joaquín González, información a través de documentos que acrediten porque no fueron utilizados tres millones 230 mil 658 pesos del fondo enviado o en su caso devolver los recurso con intereses a la Tesorería de la Federación.

En la auditoría 1398 la ASF determinó que el gobierno de Quintana Roo incurrió en omisiones principalmente en la Ley Federal del Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la Ley General de Salud que generaron daños a la Hacienda Pública Federal por 12 millones 355 mil pesos, equivalente al 3.2% de todo el dinero auditado, también se señaló que usaron recursos para comprar medicamentos que no están contemplados en el Catálogo Universal de Servicios de Salud.

“El Gobierno del Estado de Quintana Roo deberá demostrar la aplicación de los recursos no ejercidos en los objetivos del programa a más tardar el 30 de junio de 2017, o en caso contrario realizar el reintegro a la Tesorería de la Federación”, señala el pliego de observaciones de la ASF.

Finalmente la Auditoría Superior detectó más de seis anomalías en la edificación del Hospital de Especialidades de Chetumal en su primera etapa, la auditoría 1379 señala que la mayoría de los problemas financieros son porque el gobierno no logró comprobar gastos en materiales de construcción, deficiencias en la calidad de muros, problemas estructurales, pagos indebidos a contratistas que construyeron el nosocomio, además de una aclaración de dinero por 11 millones 910 mil pesos 399 derivado del incumplimiento de la fecha de término de las obras.

De acuerdo con la ASF, las anomalías en el Hospital de Chetumal provocaron consecuencias sociales por la suspensión de los trabajos y problemas financieros, el informe sostiene que el gobierno de Quintana Roo incumplió con su objetivo de beneficiar a 405 mil 98 habitantes que dependen de SESA para recibir atención oncológica, la cual se encuentra dentro de las 10 casusas de mortalidad en el estado.