MUNDO

"Dejen de grabar, es una violación"

Autoridades francesas investigan la identidad de alrededor de 6 sujetos que abusaron de una joven de 19 años; los agresores difundieron su ataque en redes.

  • REDACCIÓN
  • 20/09/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Dejen de grabar, es una violación
(Especial)

Las autoridades policiacas francesas investigan un caso de una violación grupal a una joven para dar con el paradero de los agresores, quienes además difundieron videos del ataque en redes sociales.

El hecho tuvo lugar en Toulouse, al sur de Francia, a las afueras de una discoteca, durante el fin de semana.

Este miércoles por la noche, los fiscales de la localidad iniciaron la investigación a partir de que la joven confirmó que era ella quien aparecía en por lo menos dos de los videos publicados en Snapchat y Twitter.

Una fuente cercana a la investigación, entrevistada por la agencia AFP pidió conservar la calma con respecto a la presunta identificación de los culpables.

Algunos usuarios de Twitter aseguraron conocer la identidad de los agresores, cuyas edades oscilan entre los 25 y los 30 años.

Al ser entrevistada en la radio local Capitole, la víctima contó que fue violada, en el estacionamiento de una discoteca, el sábado en la noche por “cinco o seis personas” a las cuales no conocía.

Sucedió muy rápido, no recuerdo todo”, declaró la joven; piensa que fue drogada.


El diario La Depeche Du Midi, tiene la hipótesis de que la joven pudo haber sido puesta bajo los efectos de una droga capaz de debilitarla y volverla incapaz de enfrentar a sus atacantes; en el video la mujer se tambalea.

En la grabación, una voz advierte: “Dejen de grabar, es una violación”, informan medios franceses.

Leer también en La Silla Rota: Investigan a Gérard Depardieu por violación y agresión sexual

En el mismo video, al cual tuvo acceso la cadena France 3, se escuchan los gritos de auxilio de la joven al mismo tiempo que los atacantes se pelean por tener su turno en la vejación. 

"Muchachos, cada uno en su turno”, advirtió un hombre.

Luego de la divulgación de las imágenes en redes, las imágenes fueron bloqueadas por la plataforma Pharos, la cual identifica los contenidos ilícitos publicados internet; y forma parte del ministerio del Interior francés.

Autoridades francesas se encuentran investigando para identificar a los agresores, los cuales son entre tres y cuatro, y también se investiga a los posibles testigos y complices, que son la o las personas que registraron las imágenes.

cmo