METRÓPOLI

Así se defienden las mujeres de CDMX contra el acoso

En La Silla Rota te presentamos los testimonios de las capitalinas

  • FRIDA MURIEL MENDOZA ARRUBARRENA
  • 23/05/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Así se defienden las mujeres de CDMX contra el acoso
Las mujeres han tenido que buscar alguna manera para defenderse y evitar que las agredan. (Especial)

El acoso callejero es una forma de violencia de género a la que las mujeres están acostumbradas en su día a día. En la Ciudad de México -la segunda ciudad más peligrosa para las mujeres en el transporte público- este tipo de acoso ha provocado que las mujeres busquen alguna manera para defenderse y evitar que las agredan.

En La Silla Rota te presentamos los testimonios de cómo algunas capitalinas se defienden.

Lu:

"Hace tiempo tomé un curso sobre cómo responder al acoso callejero, en él aprendí a que los acosadores en automático te cosifican pero en cuanto los miras directamente a los ojos, los desarmas. Por ello la mayoría de las veces con hacer eso he podido evitar que se me acerquen o me sigan mirando. Cuando me sorprenden y me dicen alguna cosa les respondo en voz alta para que volteen a verlo. Suelo decirles "sueñas pendejo" o "vete a la verga" pero cuando voy en bicicleta y tengo que poner atención en el camino, sólo tengo tiempo de 'pintarles dedo'."

Evelia:

"Honestamente, mi única defensa es procurar usar ropa que me tape demasiado y llevar mis llaves en la mano para defenderme en cuanto se me acerquen, usualmente evito ir a lugares en los que sé que me pueden molestar y me choca no poder ir libremente por las calles.

Citlalli:

"Una de mis técnicas para defenderme en las calles es aislarme teniendo mis audífonos puestos para que crean que no los escucho y en cuanto me dicen algo volteo y les grito '¿¡qué dijiste!?', también llevo conmigo una botella de agua muy grande para lanzárselas si intentaran atacarme y me dé tiempo de correr. También estoy considerando en comprar un gas pimienta para llevarlo en mi bolsa siempre".

Daniela:

"Me considero una persona afortunada, aunque no debería, pues no he sufrido un acoso 'grave' en la Ciudad de México. Sin embargo, no me siento segura en la ciudad en la que vivo, pues las autoridades no proporcionan esa seguridad. Cuando me encuentro en una situación de acoso normalmente me quedo callada y sigo mi camino esperando que el sujeto decida terminar la situación ahí, aunque a veces me he atrevido a enfrentarlos con el temor a que me agredan de otra manera. Creo que ésto debe terminar, debemos sentirnos seguros cuando transitamos en la ciudad".

Ana:

"Cuando salgo a la calle evito completamente horas oscuras y cuando salgo tarde de la universidad siempre tomo un taxi hasta mi casa, y a pesar de que vivo cerca de los lugares que frecuento, evito caminar sola porque la zona es poco concurrida. Suelo ir volteando varias veces si la calle está sola y me alarma un poco si una persona está caminando en la misma calle que yo. Cuando pasa eso, siempre saco mis llaves."

Diana:

"Por lo general cuando sé que voy a ir sola en la calle por las noches, procuro usar tenis para estar preparada para correr. Otra cosa que siempre llevo conmigo es una bufanda aunque haya mucho calor y suelo usarla si llevo escote y voy a viajar en el metro".

Cifras

65 por ciento de las usuarias del transporte público en Ciudad de México víctimas de violencia de género.

40 por ciento de las mujeres ha cambiado su vestimenta para evitarse problemas.

25 por ciento de las mujeres a las que se les ha tomado fotos o videos sin permiso.

fmma