ESTADOS

Asesinan a precandidata a diputación del PRI en Guerrero

Suman ocho aspirantes a cargos de elección popular asesinados en menos de tres meses

  • REDACCIÓN
  • 26/02/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Asesinan a precandidata a diputación del PRI en Guerrero
Dulce Nayeli Rebaja Pedro (Especial)

El día de ayer fue asesinada la aspirante priísta a diputada por el distrito 25, Dulce Nayeli Rebaja Pedro en Chilapa, Guerrero. Su asesinato es el segundo en menos de una semana en el municipio guerrerense y el octavo en menos de tres meses. 

LEE TAMBIÉN: Asesinan a familia de una monja y religiosos abandonan Chilapa

Según reporta la policía, aproximadamente a las ocho de la mañana se notificó sobre el hallazgo de dos cuerpos en la cajuela de una camioneta estacionada en la carretera Atzacoaloya-Chilapa.

En cuanto a la otra persona hallada sin vida se trataba de Crecencio Rebaja Bello, familiar de la aspirante priista.

Asimismo, los reportes policiacos indican que los dos cuerpos presentaban señales de impactos de bala y ambos fueron privados de su libertad durante la madrugada.

Dulce Rebaja recién había sido nombrada coordinadora de Movimiento Territorial del PRI en Chilapa.

El otro asesinato en Chilapa

El miércoles, la aspirante a la diputación local del PRD, Antonia Jaimes Moctezuma, fue asesinada a balazos al interior de su restaurante, El Toreo.

Además de simpatizante del PRD, Jaimes Moctezuma era empresaria de la ciudad de Chilapa: el restaurante El Toreo fue tomando forma en el patio de su casa a paso lento, según versión de algunos de sus conocidos. Ellos también informaron que la empresaria proviene de una familia de comerciantes dedicados a la venta de barbacoa en la cabecera municipal.

De hecho la ubicaron recientemente en la política, la relacionaron más con sus actividades del restaurante. Su precandidatura la logró con la corriente perredista Movimiento Alternativo Social (MAS), quien lidera en el PRD de Guerrero el candidato a diputado local por el distrito 24, Bernardo Ortega Jiménez.

Violencia en el periodo electoral 

En lo que va de las precampañas de este periodo electoral, ocho aspirantes a algún cargo público han sido asesinados en nuestro país.

Para muestra, la muerte de José Jairo García, precandidato a la diputación local de Huejotzingo, Puebla.

Fue reportado como desaparecido el pasado 30 de enero, pero y el 6 de febrero la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que el cuerpo encontrado en una barranca del municipio de San Matías Tlalancaleca, pertenecìa al precandidato.

Su cuerpo presentaba huellas de extrema violencia: su rostro, abdomen y pecho no tenían piel y sus órganos estaban expuestos; de su brazo derecho sólo quedó el hueso.

Las autoridades desconocen por el momento el móvil del asesinato y han iniciado una carpeta de investigación por estos hechos. El Comité Directivo Estatal del PAN Puebla condenó el asesinato de José Jairo García y pidió a la FEG esclarecer este homicidio y dar con los responsables.

El 5 de febrero por la noche, el diputado federal con licencia, Francisco Rojas San Román, precandidato del PRI a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, murió luego del ataque a balazos que sufrió la medianoche del sábado pasado en el pueblo de San Lorenzo Río Tenco.

A la par falleció María Eugenia Cano Romero, familiar de Francisco Rojas, quien lo acompañaba cuando fueron atacados por dos sujetos desde una motocicleta, frente al domicilio del precandidato.

Otro más ocurrió en Guerrero. El empresario y aspirante del PRI a la alcaldía de Atoyac fue asesinado mientras se dirigía a su casa, los hechos sucedieron el 31 de diciembre pasado. El cuerpo del empresario de 35 años de edad, y quien era el aspirante más fuerte a la alcaldía, fue hallado en calles del centro de Atoyac.

La mañana en que fue atacado, Adolfo Serna Nogueda había hecho un llamado a la unidad para mejorar las condiciones de vida en el municipio.

El 28 de diciembre de 2017, Saúl Galindo Plazola, diputado de Jalisco del PRD, fue asesinado por un comando armado cuando circulaba sobre las calles de Tomatlán. 

La Fiscalía General del Estado de Jalisco informó, mediante su cuenta de Twitter, que no hubo ningún detenido por este asesinato, por lo que inició la investigación correspondiente para detener a los responsables.

El perredista tenía sólo tres días de haberse registrado como precandidato del Sol Azteca para la alcaldía de Tomatlán.

Un precandidato más asesinado en diciembre pasado fue el panista Ángel Medina Burgaña, precandidato a la presidencia municipal de Tampamolón Corona, San Luis Potosí.

Ángel Medina fue ejecutado por dos sujetos cuando se encontraba en un rancho que se ubica en el camino que va a Tanquián de Escobedo; su cuerpo presentaba disparos de arma de fuego.

El pasado 31 de diciembre, en Chilpancingo, GuerreroMarino Catalán Ocampo, uno de los precandidatos del PRD a la alcaldía de José Azueta (Zihuatanejo), en la Costa Grande, fue ultimado en la cabecera municipal.

Al político lo lesionaron desconocidos cuando se transportaba en una camioneta. Mariano Catalán fue policía municipal y causó baja en 2002. Al momento de ser asesinado, era miembro activo del PRD.


Con información de El Siglo de Torreón

fmma