ESTADOS

Ante ola de secuestros, campesinos montan autodefensas en Veracruz

Enardecidos, lanzan tiros por la montaña en busca de los hombres que secuestraron a una mujer este 15 de junio

  • MIGUEL ÁNGEL LEÓN CARMONA/ CORRESPONSAL
  • 15/06/2019
  • 17:03 hrs
  • Escuchar
Ante ola de secuestros, campesinos montan autodefensas en Veracruz
Ante ola de secuestros, campesinos montan autofedensas en Veracruz (Foto: Miguel Ángel León Carmona)

Maltrata, Ver.- En el municipio de Maltrata, Veracruz, unos 80 campesinos encapuchados, armados con rifles de asalto y machetes, han montado guardias comunitarias.

Enardecidos, lanzan tiros por la montaña en busca de los secuestradores que privaron de la libertad a una mujer en la colonia Heriberto Jara Corona. “Estamos hasta la madre de tanta chingadera”, maldice el hombre al mando del grupo, quien pide seguir buscando a sus compañeros.

La tolerancia de los pobladores tocó límite este 15 de junio con el secuestro de Teófila H. una mujer de 52 años de edad que solía prestar dinero hasta hace unos meses, “debido a la falta de solvencia económica”, declaró uno de sus familiares a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

De acuerdo con reportes policiales, a los que tuvo acceso LA SILLA ROTA, sujetos armados ingresaron de forma violenta al domicilio de la víctima alrededor de las 04:50 horas, cuando ella todavía dormía. Teófila vestía un short floreado color café y una blusa blanca. Fue sustraída de su vivienda y llevada con rumbo desconocido abordo de un vehículo color gris.

Bastaron dos horas para que habitantes de Aquila y Maltrata conformaran un convoy de 10 camionetas de rediles y tomaran la entrada del pueblo maltrateco. La consigna era una sola: rescatar con vida a Teófila H. y dar con los secuestradores. La presunción de inocencia en la sierra es algo difícil de considerar ante el enojo de la gente.

Han pasado 17 horas desde el secuestro de Teófila. Aunque las autodefensas no han podido localizar su objetivo, el movimiento ha presionado a las autoridades estatales para sumarse a la búsqueda en Las Altas Montañas. Cada grupo trabaja por su lado. La confianza institucional se ha perdido

La mayor distancia los encapuchados la guardan con los elementos de la policía municipal de Maltrata. El motivo, lo sugiere el despachador de una gasolinera. “La gente por acá dice que es el mismo comandante de la municipal quien pone a la gente”.

“YA NO CONFIAMOS EN LA POLICÍA”

El mando de las autodefensas lo tiene un hombre que viste camiseta negra, que hace juego con su pasamontañas. Sus ojos son cubiertos con unos lentes oscuros. Nadie del contingente habla con extraños sin el consentimiento de la persona a la que se refieren como “jefe”.

“Ya no confiamos en la policía. Esto lo hacemos por nuestra gente”, dice el líder de los campesinos armados con rifles calibre 22, quien da la orden de escudriñar identificaciones y vehículos de forasteros que se acercan a cuestionar sus labores.

En el grupo hay adultos mayores y adolescentes; algunos cubren su rostro, otros no tienen problema con dar la cara. Todos se reparten de a ocho integrantes por vehículo y se escoltan por caminos asfaltados para dar con el vehículo color gris y el paradero de Teófila “N”.

Así se gasta el primer día de las autodefensas de Maltrata, municipio en una zona declarada en días pasados “de emergencia”, por al alcalde de Camerino Z. Mendoza, Melitón Reyes Larios, quien a su vez ha dicho que la zona de Las altas Montañas es disputada por presuntos integrantes de Los Zetas y el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CNNG).

Fue Reyes Larios quien urgió el pasado 11 de junio al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y a legisladores el arribo de la Guardia Nacional y poner “toda su fuerza”, contra estas células delictivas.

“Declaro a este municipio en estado de emergencia. La ciudadanía está muy molesta y tienen razón, todos los días sus familias han estado en manos de la delincuencia y tienen que pagar altas cantidades para recuperar su libertad”, dijo acompañado de los integrantes de su cabildo.

RECUENTO DE PLAGIOS EN MALTRATA Y ALREDEDORES

Al secuestro de Teófila H. se suman otras seis víctimas en las últimas tres semanas. El pasado 23 de mayo, dos profesoras de nivel primario fueron plagiadas con violencia en dos hechos distintos, ocurridos en los municipios de Atzacan y Camerino Z. Mendoza.

La primera víctima fue María de Lourdes C. S., quien fue sustraída de su vehículo Seat Ibiza color rojo y posteriormente llevada a bordo de un automóvil color verde que era conducido por sus plagiarios. El plagio se cometió cuando ella se dirigía a impartir sus clases en una escuela de la cabecera de Atzacan.

Minutos más tarde, la profesora Daniela R. P., de 40 años de edad, fue privada de su libertad en Camerino Z. Mendoza, cuando bajaba de su auto, un Volkswagen rojo. Los responsables huyeron en una camioneta Ford blanca, de cristales polarizados y placas del Estado de México. Días más tarde se confirmó la liberación de la docente a cambio de un pago o rescate.

El 6 de junio, Miguel P., coordinador de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Nogales, fue privado de su libertad ante la mirada de estudiantes y profesores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV) en la zona de las Altas Montañas.

El plagio se registró en la calle 20 de noviembre esquina con calle Córdoba de la colonia Aurora, alrededor de las 10:38 horas. Dos días más tarde, el funcionario fue liberado a cambio de un rescate estimado en los 2 millones de pesos. Asimismo, fuentes ministeriales informaron que la víctima fue violentada y sufrió fracturas en su cuerpo.

El 9 de junio sujetos armados plagiaron a Rogelio "N", ex director del Instituto Tecnológico de Orizaba, cuando se dirigía a su casa en el municipio de Huiolapan. Amigos y familiares dieron a conocer los hechos, primero por redes sociales. De manera extraoficial se conoció que a petición de los familiares del profesor, las autoridades no intervinieron en el caso.

Este 10 de junio se registrarán los últimos tres plagios en la región de Las Altas Montañas. Primero en Camerino Z. Mendoza, la profesora Sabina C. y su hijo de 10 años de edad, fueron secuestrados en la colonia Nuevo Paseo. Autoridades no han confirmado su liberación hasta el momento.

Finalmente, en el mismo municipio, José Antonio “M”., un ingeniero de Petróleos Mexicanos (PEMEX) fue privado de su libertad al salir de su domicilio por hombres armados que se dieron a la fuga repartidos en dos vehículos, un Jetta color blanco y una camioneta Ranger de batea.