RIGOBERTO SALGADO

delegado de Tláhuac, será sentado, otra vez, en el banquillo de la Asamblea Legislativa y esta vez no por sus presuntos nexos con Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”, sino para que explique su falta de atención, su inacción y omisiones para atender la emergencia que siguen padeciendo 40% de los habitantes de la demarcación, quienes siguen sin agua y algunos hasta sin luz. Nos comentan que antes de que el gobierno entregue recursos al delegado, le exigirán un censo de damnificados y daños, así como una cartografía estructural de la delegación Tláhuac. En la Asamblea esperan que dichos documentos sí los tenga Salgado.