AGUSTÍN CARSTENS,

gobernador del Banco de México, está sumamente preocupado ante la probabilidad de que Donald Trump decida terminar el TLCAN y optar por un acuerdo bilateral con Canadá. Según algunos analistas, Carstens, que se irá del Banxico el 30 de noviembre, prevé un impacto inminente en 2018; esto se traducirá en mayor inflación, crecimiento económico nacional mínimo, temor de inversionistas locales y extranjeros y nuevas presiones del dólar, cuya cotización, advierten, podría oscilar entre los 23 y los 25 pesos.