Liberación de policías en manos del Poder Judicial

Bernardo Benítez, padre de Bernardo uno de los cinco jóvenes desaparecidos, manifestó que las cinco familias se sentirían en riesgo si consuma la liberación

XALAPA, Veracruz (La Silla Rota).- La libertad de cuatro expolicías investigados por la desaparición forzada de cinco jóvenes originarios de Playa Vicente -ocurrida en enero de 2016- la decidirá un juez del Poder Judicial de Veracruz. Ello, debido a que magistrados del Poder Judicial de la Federación concedieron un amparo a los acusados al concluir que sus detenciones se realizaron de manera ilegal. 

De acuerdo con Celestino Espinoza Rivera, abogado de las familias afectadas, la situación legal de los exoficiales -presos en el penal de Cosamaloapan- la concluirá el Juez Alejandro Perea Parra, del Poder Judicial de Veracruz, en un lapso no mayor a diez días. 

Los exelementos que obtuvieron el amparo son: René Pelayo Vidal, Édgar Omar Ruiz Tecalco, Omar Cruz Santos y Luis Rey Landeche. Los cuatro fueron delatados por un octavo policía detenido, Rubén Pérez Andrade, que aceptó que él y sus compañeros detuvieron a cinco jóvenes en Tierra Blanca y posteriormente entregaron a integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación, quienes los asesinaron y redujeron a cenizas. 

Te recomendamos: Policías de Tierra Blanca podrían ser liberados por error 

El entrevistado, explicó a E-Veracruz que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de Veracruz concluyó que las detenciones de los cuatro expolicías a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fueron realizadas de manera indebida. 

“La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que solo se puede detener a una persona en el momento que comete el delito y con una orden de aprehensión. Ellos dicen que su detención se da desde que los concentran en Xalapa -el 13 de enero- sin orden de aprehensión y los magistrados les dan la razón”, abonó el entrevistado. 

En consecuencia, la instancia federal exhortó al juez del Poder Judicial de Veracruz Alejandro Perea Parra, a que las pruebas que la Fiscalía obtuvo a raíz de las cuatro detenciones no deberán surtir efecto en contra de los policías, pruebas que consisten únicamente en sus declaraciones rendidas ante el Ministerio Público. 

Espinoza Rivera advirtió que ello no implica la absolución de los detenidos. Dijo “se debe hacer un nuevo auto de formal prisión y la Fiscalía de Veracruz nuevamente deberá aportar el material probatorio contra los policías como lo son vídeos, testimoniales, dictamen periciales, e informes de telefonía”. 


El abogado aclaró que, en cuanto a la liberación del subdelegado de la SSP de Tierra Blanca, Marcos Conde Hernández, no está en riesgo puesto que su detención se realizó con orden de aprehensión. 

Cabe mencionar que en un momento la demanda de amparo fue promovida ante un juez de distrito de Veracruz -instancia federal- por la defensa de los policías. Sin embargo el juez no concedió el amparo al señalar que las garantías de los policías no se habían violado. 

Tras dicha negativa, la defensa de los exoficiales interpuso un recurso de revisión que resolvió el Primer Tribunal Colegiado de Circuito en materia penal integrado por tres magistrados, de los cuales uno falló en contra de los policías, el Dr. Salvador Castillo Garrido, quien manifestó: 

"Por lo que en mi opinión, esta clase de delitos no es refractaria a la figura de la flagrancia, a condición de que la persona o autoridad que realiza la detención del sujeto activo, perciba directamente que el delito se está o, mejor dicho, se sigue cometiendo, en el momento mismo de la detención, porque recordemos que el delito permanente es aquél en el que la conducta se prolonga en el tiempo . Por lo que es posible que aún ante el transcurso de horas o días, pueda existir flagrancia, [...] como acertadamente lo apreciaron el Ministerio Público que ordenó su retención, el juez del proceso y el Juez Cuarto de Distrito de esa entidad federativa, aquí residente."“Estamos en manos del Poder Judicial de Veracruz; no sabemos qué va a pasar”.

“Terror sentimos si los policías que desaparecieron a nuestros hijos quedan libres”

Al respecto, Bernardo Benítez Herrera, padre de Bernardo Benítez Arroniz, uno de los cinco jóvenes desaparecidos, manifestó que las cinco familias se sentirían en riesgo si se consuma la liberación de los cuatro policías detenidos. 

“No fue temor, fue terror lo que sentimos todas la familias cuando nos enteramos que estas personas podrían salir de prisión. Podrás imaginar que si salieran lo que ocurriría es que nos tratarían de buscar para ya aniquilar a toda la familia”, señaló en entrevista. 

Aseguró que la situación legal de los acusados está en manos del Poder Judicial de Veracruz. El juez tendrá que valorar todas las pruebas que tenemos y hacer que estas personas sigan en prisión. No debería de haber problema, pero por desgracia ya no sabemos qué puede pasar en Veracruz”, abundó. 

Por último lamentó la decisión de los dos jueces federales que fallaron a favor de los expolicías estatales. Dijo, “que mal por el poder judicial federal de dar esta sentencia, más bien yo creo que le echaron la pelota al juez del estado”.



NOTAS SOBRE EL TEMA

CNDH pide reparar daño a familias de caso Tierra Blanca

Dirigió una recomendación al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, luego de acreditar la detención arbitraria, tortura y desaparición



kach