MUNDO

“A los 8 años mi papá me violó, me estaba preparando para prostituirme”

La niña fue prostituida por su padre; consultorios médicos, oficinas, negocios, las oficinas de una fiscalía y hasta en una iglesia fue violada

  • REDACCIÓN
  • 27/03/2019
  • 17:03 hrs
  • Escuchar
“A los 8 años mi papá me violó, me estaba preparando para prostituirme”
“A los 8 años mi papá me violó, me estaba preparando para prostituirme” (Foto ilustrativa/tomada de la web)

Kayti creció en el seno de una familia violenta, criada en una casa caótica, con un padre severamente abusivo.

Cuando tenía ocho años, Kayti fue abusada sexualmente por su padre por primera vez, de alguna manera –piensa ella– la estaba preparando para lo que venía.

LEE ADEMÁS: Mi cuñada me vendió a una familia que me violaba todos los días

Tres años después, a los 11 años de edad, la niña fue vendida por su padre a cambio de sexo, es decir, comenzó a prostituirla.

Kayti pensaba que el destino de su hermana menor sería igual al suyo, pero a ella nunca la maltrataron de ninguna forma.

Su padre la amenazaba constantemente, la lastimaría si le contaba a alguien lo que sucedía.

Así, Kayti se mantuvo en silencio, iba a la escuela, al médico, pasaba tiempo con sus amigos y demás cosas como si no pasara nada: “Nadie sabía nada y aprendí a vivir con ello”.

La mayoría de las veces, la menor era llevada por su papá a otras casas donde pasaba la noche ahí, él le quitaba la ropa y se iba, en su lugar llegaba algún cliente.

Cuando el violador no tenía nada más que hacer con Kayti se iba, su padre regresaba, le ponía la ropa y ambos regresaban a casa.

PUEDES LEER: Las confesiones de Ana Gabriela, la mujer que transmitió en vivo la violación de su hija

Los abusos fueron en varios lugares: consultorios médicos, oficinas, negocios, e incluso hasta en las oficinas de una fiscalía y en una iglesia fue violada.

Kayti también era vendida por su padre a depósitos, junto con otras chicas, donde arribaba una multitud de clientes, quienes ofrecían dinero por ellas, las mujeres eran prácticamente subastadas.

El padre de la menor era muy manipulador, le hizo creer por años que lo que sucedía era normal.

Kayti pensaba que lo mismo que a sus amigas les sucedía lo mismo, que sus familias las vendían por sexo.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo escogen a sus víctimas los violadores?

El infierno continuó hasta que tuvo 28 años, cuando encontró en internet una organización que la ayudó. Al día siguiente de denunciar su caso, ellos llegaron y la sacaron de su casa. Fue rescatada.

Hoy, Kayti se animó a contar su historia a la BBC, para alertar a las mujeres que son víctimas de explotación sexual y saber que pueden escapar.

Con información de BBC

rgg