NACIÓN

14 veces más caro llevar gasolina en pipas que en ductos: experto

A las fallas que hubo en la puesta en marcha de la estrategia de combate al huachicol, se sumaron fallas de comunicación por parte de Pemex y la Secretaría de Energía

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 15/01/2019
  • 22:07 hrs
  • Escuchar
14 veces más caro llevar gasolina en pipas que en ductos: experto
El mercado diario de combustible en México oscila en 800 mil barriles diarios. (Cuartoscuro)

La estrategia del gobierno federal para combatir el robo de combustible y que ha llevado al desabasto en varias entidades presentó diversas fallas, como que se puso en práctica en una temporada con mucha demanda, pero además no se revisaron los inventarios de combustible, dijo a La Silla Rota Gonzalo Monroy, ex subsecretario de Energía durante un tramo del gobierno de Felipe Calderón.

En términos de timing el presidente Andrés Manuel López Obrador y su equipo cometieron un error garrafal de no ver cómo venía la demanda, todo mundo sabe que va a haber más demanda (de vacaciones). En segundo lugar, no ver los inventarios, podían haber cerrado la refinería (de Salamanca) o los ductos y no tendría que haberse generado desabasto si hubieran tenido suficiente combustible. Fue un clarísimo error”, aseguró el también consultor en materia energética.

Los gobernadores que alzan la voz ante desabasto de gasolina

Otro error fue que no había un plan alterno para el suministro de gasolina, y de no ser por el ofrecimiento de pipas de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga y Autotransporte (Canacar), la llegada de pipas con combustible a distintas entidades sería aún más lenta, pero con el inconveniente de que el uso de pipas para distribución representa un costo de hasta 14 veces más.

“Falló que no había plan alternativo de suministro, fue la Canacar la que se acercó a Pemex, no sabemos qué precios está pagando, fue la Iniciativa privada la que alzó la mano. Es ahí donde falló la planeación de una forma viable”, añadió.

A las fallas que hubo en la puesta en marcha de la estrategia de combate al huachicol, se sumaron fallas de comunicación por parte de Pemex y la Secretaría de Energía.

“Otro momento interesante y que la secretaria Rocío Nahle además confirmó, fue el silencio de información que Pemex tuvo en una primera etapa y también la Secretaría de Energía, la gente hizo lo que la gente hace. Vimos que empezó a escasear en Toluca, Lerma y Metepec (en el estado de México) porque venía la gente de Guanajuato que se cargaba de gasolina y se regresaba y eso es lo que hacían. En el imaginario colectivo empezó en Jalisco, Guanajuato, Querétaro y empezaron las compras de pánico. Mucha gente compró de más, aunque los inventarios de la ciudad de México estaban estables, y empezamos a ver lo que temíamos”, describió.

Viene la decisión de cerrar los ductos de Tuxpan, que surte a Tula y Azcapotzalco y entonces la ciudad de México lo experimentó en menor medida y porque en Jalisco los inventarios comenzaron a escasear, vimos algunas gasolineras cerradas y las largas filas, pero aquí seguía llegando combustible por pipas desde Tuxpan y Coatzacoalcos, quizá más lento pero la capital seguía teniendo inventarios, aun asediados por la demanda, pero había. Han ido subiendo ducto, de pronto lo bajan y se empieza a restablecer el inventario”, agregó.

El experto dijo que el negocio del huachicoleo es de 60 mil millones de pesos al año, pero consideró que da la impresión que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha ido enterando del problema sobre la marcha.

“Cuando lo lanzó (el programa) los gasolineros eran los malos por comercializar combustible, pero son seis gasolineras clausuradas de 12 mil, no es nada. Luego que era dentro de Pemex, cerró la refinería y la manguera y la bodega ilegal (en Salamanca), pero solo hay tres indiciados, y después que los ductos son un problema geográfico. Son 17 mil kilómetros de ductos, no hay suficiente capacidad de respuesta, mueves a la Marina y se mueven (los delincuentes) a otro lado. A pesar de que salgan y digan que hay carpetas de investigación, son los peces más chicos, es como pensar que un sicario es líder de un cartel, los chapos son los lideres”, comparó.

EL SUMINISTRO 

El mercado diario de combustible en México oscila en 800 mil barriles diarios, 48.3 millones de litros.

Monroy explicó la manera cómo se hace el suministro de combustible en México. Ejemplificó con la refinería de Salamanca. En primer lugar, el petróleo crudo llega por Tuxpan, Veracruz, de ahí va por ducto a Tula, Hidalgo y de ahí se dirige a Salamanca, Guanajuato. Ya en la refinería pasa los procesos, se produce gasolina y sale por un poliducto. Uno es el que Salamanca-León y el más importante es el que va a Guadalajara. De ahí llega a terminales de almacenamiento, se hacen los inventarios, las pipas se cargan y toman un proceso de cargo a diferentes gasolineras de la región. Es el llamado transporte de última milla.

Las líneas de abasto son Cadereyta, que cubre parte de Monterrey, Saltillo y Coahuila; Salamanca cubre el Centro-Occidente; Tula es básicamente para cubrir el valle de México; Minatitlán cubre el Golfo, junto con una parte de Puebla y un cachito de Hidalgo.

Otro modelo de abasto es el de la refinería de Salina Cruz, Oaxaca. Además de que abastece a Oaxaca y a Chiapas, es el modelo del buque-tanque. Va a Acapulco, Manzanillo, Puerto Vallarta, Topolobampo y una parte del sur de Baja California y eventualmente regresa a Salina Cruz. “Por eso no hemos tenido desabasto en el Pacifico del país”.

Otro es el modelo de importación. Es la ruta del tren que hace la empresa Mobil, inicia su recorrido cerca de Alabama, luego pasa a Houston, por unos aditivos, esa es gasolina de ellos, nada tiene que ver con Pemex, entra por la frontera y baja a Monterrey, ahí deja un primer cargamento, baja luego a San Luis Potosí, después a San José Iturbide, Guanajuato y hace su ultimo reparto. Ahí hay terminales intermodales, es donde puede descargar de manera rápida y eficiente a tanques de almacenamiento.

PIPAS NO

Se le preguntó a Monroy si el modelo de utilización de pipas para suministrar combustibles es el correcto. Su respuesta es negativa.

No, ni cerca. Ahora el ducto que por desgracia está de moda es Tuxpan Azcapotzalco, la ruta va de Tuxpan a Tula. El ducto tiene una capacidad de 210 mil barriles al día, equivale a 33.4 millones de litros. El presidente decía que estaba a 170 mil, la realidad es que con parte de las perforaciones -ha usado muy libremente el término de sabotajes, en estos casos han sido fugas- está operando en una capacidad de 150 mil barriles diarios, 23.5 millones de litros. Ahora todo lo que están haciendo en la caravana con Canacar, un tráiler lleva 60 mil litros, por los dos remolques. Lo que están llevando, están tratando de mover convoys de 250 pipas cada 6 horas, 250 pipas por 60 mil, entonces estamos hablando de 15 millones de litros lo que se mueve. Es una cosa muchísima menor a la capacidad del ducto, prácticamente la mitad en óptimas condiciones.

“Eso solamente se puede hacer la mitad, porque solo llegan a la ciudad de México y regresan vacíos y vuelve a empezar el ciclo y deben espaciarlos, porque si no, se hace congestión en la carretera. Se tardan entre un día, entre 24 horas y 30 horas llegar de Minatitlán a la ciudad de México con el costo añadido de descanso, mucho cuidado porque con un choque, con una pipa se descomponga te crea un tema logístico que comienza a retrasar. Un ducto es la inversión original y lo que se trabaja es la operación que se deprecia, mientras que las pipas son 14 veces más caras, aunque se haya conseguido precio preferencial, es más caro e ineficiente”.

Consultado sobre el tema de los sabotajes, dice que de los cinco que maneja el presidente, él sabe que dos no fueron, sino que se trató de fugas.

” Se han hecho remociones, reemplazos de tramos de ductos, una parte muy picoteada cerca del estado de Veracruz, fue un cambio total, se sustituyó un segmento y justamente en el sellado para echarlo a andar en operación y revisar fugas se tuvo que echar atrás el ducto. Son cosas de la operación que se deben hacer”.

Radiografía del combustible: los datos del abasto de gasolina en México

EL ORIGEN DEL DESABASTO

El ex funcionario federal y ahora consultor reconoce que la intervención militar en la refinería de Salamanca, luego de detectar que había una manguera que daba a la calle, sirvió para hacer una auditoria del estado que guardaban las instalaciones, algo que nunca se había hecho, aunque sí se había hecho actuado contra el robo de combustible y se había colocado tecnología para detectarlo en los ductos, y que pudieran llegar autoridades, que cuando encontraban a delincuentes se enfrentaban en ocasiones con ellos.

Pero dicha intervención militar en la refinería de Salamanca fue también el inicio del desabasto.

Cierran los ductos y como no se revisaron los inventarios de las terminales lo que sucede es que los suministros bajan y viene la parte alta de temporada. La presentación que hizo la secretaria Nahle confirma esto, donde básicamente se cerraron los ductos hacia la refinería y todo mundo sabe esta la temporada alta de vacaciones donde el suministro crece de 18 a 20 por ciento. Los inventarios comenzaron a agotarse, y los primeros en caer fueron Jalisco, Michoacán y Guanajuato, los estados alrededor o surtidos por Salamanca. Luego empiezan a caer porque comienza contagio de los inventarios que no había suficiente en parte centro, Guanajuato y Querétaro, la parte abastecida por Salamanca y otra pegada a Querétaro por la parte de Tula, que también comienza a tener problemas operativos y reduce su capacidad a 20 por ciento. Esto otra vez con el ducto cerrado incrementa la demanda sobre inventarios”.

-¿Se atendió bien el desabasto?

-Se privilegió a la ciudad y el Valle de México, con esta caravana de pipas, básicamente para que no cayera en la capital el desabasto. Me atrevo a decir que tiene consideraciones políticas, y esta caravana no alcanza a Jalisco, porque vas dejando en Querétaro, Guanajuato, Michoacán y Jalisco es el último de la fila. También falló es que además de los inventarios que no había plan alternativo de suministro, fue hasta el viernes 11 de enero que Canacar la que se acercó a ofrecer pipas, no sabemos bajo qué condiciones o precios se está pagando, fue la iniciativa privada la que alzó la mano. Es ahí donde falló la planeación de una forma viable.

“Ha faltado mucha imaginación, determinación a la nueva administración en términos de combate al crimen organizado porque no son el granjero al que hay que combatir, sino a los Zetas y carteles, uno de ellos local en Guanajuato, son los grandes huachicoleros. Ha habido determinación, da gusto que Sinhue Rodríguez negocia más combustible. Por qué no se ha visto más inventario a Manzanillo y a partir de ahí llevar a Guadalajara. La administración ha sido sumamente reactiva”, criticó.

Abogado gana demanda al gobierno de AMLO por desabasto

LOS RETOS

Monroy advirtió que México es vulnerable porque tiene pocos inventarios, y su suministro tiene pocas alternativas.

“Estamos siendo vulnerables, además de la presencia del crimen organizado, porque no tenemos suficiente almacenamiento. En México solo tenemos tres días de combustible, si de pronto se acabara el petróleo, nuestro país solo resistirá tres días de combustible. Un país como México, la onceava economía, y sus pares tienen 40 días de inventario, es una omisión grande de los últimos 30 años.

“Otro dato es que cuando el presidente decía que no había desabasto, mentía con la verdad. Estaban los buques en Tuxpan y Coatzacoalcos, pero no teníamos forma de llevarla a Guanajuato, Jalisco, Michoacán, donde hace falta. De nada sirve cuando ellos no tienen a dos cuadras”, lamentó.

Incluso, aseguró que es la parte centro del país, donde están Guanajuato, Querétaro, Jalisco y San Luis Potosí, el inventario solo alcanza para un día y la parte occidente que es Nayarit y Colima son dos días.

Por eso en el momento que se cerró la refinería se estaba garantizado desabasto, eso fue bastante irresponsable”.

Respecto a las opciones de suministro, si un ducto esta picoteado, no se puede usar otro o rutas alternas, por lo que propuso crear otras. “Quizá no tan públicas para que los malosos no sepan”.

Respecto a qué lecciones se pueden sacar de los recientes días, consideró que urge mejorar la parte de inventario.

“No nos puede pasar lo que nos pasó ahorita porque las causas nos dejan expuestos. Cuando fue el temblor del 7 de setiembre de 2017, fue tan fuerte en la refinería de Salina Cruz que hubo un incendio y se sacó de operación tres meses, se hicieron exportaciones de 82 por ciento, fue el más grande de la historia, López Obrador decía que perdimos soberanía, pero estábamos expuestos, por eso se importó tanta gasolina”.

También urge tener más infraestructura, pues un ataque puede afectar en gran escala.

En 2007 el Ejército Popular Revolucionario voló un gasoducto, gas natural; si ahorita los malosos vuelan un ducto por ejemplo el de Tula o Salamanca, no tenemos forma de abastecer petróleo a esa refinería y sin esa Jalisco está perdido. Si llega a ocurrir una inundación en Minatitlán, es otro problema, sabotaje también deja vulnerable”, concluyó.