24 de Mar de 2017 Actualizado 01:32
Opinión

Que la dignidad se haga costumbre

Juan Villoro señala que “el juego se juega dos veces, en la cancha y en la mente del público”.
SOBRE EL AUTOR
El Instituto Mora es un Centro de Investigación Conacyt reconocido en el mundo académico nacional e internacional por la excelencia en la investigación en historia y ciencias sociales y por la calidad de los programas académicos que imparte. Asimismo, por la riqueza de su biblioteca y por la diversidad e intereses de sus publicaciones. Este espacio es producto de la colaboración entre La Silla Rota y el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora. Las opiniones vertidas en él son responsabilidad de sus autores y no reflejan el punto de vista del Instituto Mora ni de La Silla Rota.

Detrás de cámaras

A principios de los noventa, una joven argentina universitaria me contó la anécdota con la que se hizo viajera. Resulta que quiso ir a un partido del Boca, que se enfrentaría contra su rival acérrimo: El River. Al consultarlo con su padre, éste no solo derramó el mate sobre la mesa, sino que un rotundo ¡no!, comenzó un rosario de advertencias sobre el peligro de acercarse siquiera por allí.

 

El padre le dijo que eso era más que ¡una boludez!, un acto de irresponsabilidad inadmisible. El intercambio de opiniones, hizo que el padre le dijera que pidiera otra cosa, menos esa locura. Pese a que se privó de conocer el estadio de la Boca, su recompensa fue ir de vacaciones a la playa por una semana.

 

Su anécdota, en ese entonces, me resultó inaudita.

 

En ese entonces hablar de violencia en las tribunas en el futbol mexicano, era algo menos que entendible para un aficionado que recibía permiso para ir al futbol con la estricta condición materna de que llevara papel de sobra por si tenía alguna contingencia estomacal por mi irremediable afición a los tacos de canasta. Pero muchas cosas han cambiado.

 

Expúlsalos pero no me dejes sin juego

El fin de semana del 10 al 12 de marzo de 2017, fue raro. El futbol mexicano no cumplió con el ritual de lo habitual: saciar al espectador con partidos y programas de televisión sobre la jornada casera.

 

Sin embargo, esa pausa pudo servir para pensar sobre algo central para los consumidores. Las violencias dentro y fuera del estadio parecen un síntoma de algo que se ha salido de las manos. Si vemos la caldera por dentro, en los estadios las violencias a la carta ya son parte de las especialidades de la casa y es algo que se sigue naturalizando.

 

Antes, los estadios estaban enjaulados. Imágenes sobran para ejemplificar a los aficionados trepados sobre las rejas con la mirada clavada sobre algún jugador en específico, enjuiciando su accionar dentro de la cancha o recordándole al árbitro quién, según ellos, lo parió.

 

Ahora ya sin rejas, el hecho de que los árbitros del futbol mexicano pararan la liga en la jornada 10 de la liga MX, fue algo inaudito. ¿Por qué parar si están en juego millones de pesos, perdón, de emociones? ¿Un secuestro con factura para las audiencias y los aficionados?

 

Primero, si un árbitro es agredido en cualquier estadio del mundo, en principio cuenta con un grupo de seguridad que está destinado a resguardar su integridad física. Pero aun así, están en peligro latente por simple aritmética ya que junto con sus auxiliares y los suplentes, son cuatro, cinco. Su mayor defensa son las tarjetas para frenar la embestida. Pero como vimos, su autoridad no está a prueba de explosiones de cabezazos de despecho e impotencia.

 

Segundo, los árbitros cargan con ese extraño oficio de nazarenos en una cazuela con miles de peregrinos rodeando el césped y listos para maldecirlos. Durante el partido son interpelados; les gritan y juzgan su trabajo con tal obsesión que parece que lo que está en juego es la vida misma de los que pierden, como en el juego de pelota mesoamericano.

 

Ellos tienen un pito negro para silbar, y como escudos, las tarjetas para detener a los machos alebrestados y echar del campo a los más violentos y tramposos; aunque nunca se ha visto que se dirijan a los palcos de los reyes del coliseo.

 

Tercero, Eduardo Galeano describe al nazareno:

 

(…) con toda razón se persigna al entrar, no bien se asoma ante la multitud que ruge. Su trabajo consiste en hacerse odiar. Única unanimidad en el futbol: todos lo odian. Lo silban siempre, jamás lo aplauden (…)

 

Todo el tiempo galopa, deslomándose como un caballo, este intruso que jadea sin descanso entre los veintidós jugadores; y en recompensa de tanto sacrificio, la multitud aúlla.

 

Como sujeto anti héroe del cuento, él tiene la facultad de decidir cuándo es gol y cuándo el jugador debe irse a las regaderas antes de que acabe la riña.

 

Tiempo añadido

Pese a que la calidad del arbitraje en México puede y debe estar a discusión, los nazarenos al parar la liga mandaron un mensaje que rebasa los terrenos del estadio y llega de primera a las canchas de polvo de las ligas llaneras en todo el territorio mexicano.

 

Al parar para pedir que se respetara lo que dos de ellos habían escrito en la cédula arbitral, no solo exigieron que se respetara el reglamento, sino que visibilizaron los acuerdos meta-legales en la liga mexicana y lo más importante, le mandaron un mensaje a la afición y a los cientos de miles de futbolistas que juegan en las ligas de los barrios, pueblos y demás lugares donde hay torneos: que no se puede atacar a un árbitro sin que esto tenga consecuencias.

 

La violencia en México no ha escapado a las canchas de juego. Pero la vulnerabilidad de los árbitros en las canchas de futbol amateur ha llegado al exceso de que uno de ellos en meses recientes perdiera la vida en Hidalgo, por el cabezazo de un jugador que había expulsado. 

 

Juan Villoro señala que “el juego se juega dos veces, en la cancha y en la mente del público”. En esta ocasión, solo jugaron los fantasmas en los estadios, y en la mente del público, ojalá esta parada obligatoria nos haga pensar que las palabras de la mujer hñahñú Estela Hernández, también aplican para el futbol: “hasta que la dignidad se haga costumbre”.

 

 

Que la dignidad se haga costumbre

 

Detrás de cámaras

A principios de los noventa, una joven argentina universitaria me contó la anécdota con la que se hizo viajera. Resulta que quiso ir a un partido del Boca, que se enfrentaría contra su rival acérrimo: El River. Al consultarlo con su padre, éste no solo derramó el mate sobre la mesa, sino que un rotundo ¡no!, comenzó un rosario de advertencias sobre el peligro de acercarse siquiera por allí.

 

El padre le dijo que eso era más que ¡una boludez!, un acto de irresponsabilidad inadmisible. El intercambio de opiniones, hizo que el padre le dijera que pidiera otra cosa, menos esa locura. Pese a que se privó de conocer el estadio de la Boca, su recompensa fue ir de vacaciones a la playa por una semana.

 

Su anécdota, en ese entonces, me resultó inaudita.

 

En ese entonces hablar de violencia en las tribunas en el futbol mexicano, era algo menos que entendible para un aficionado que recibía permiso para ir al futbol con la estricta condición materna de que llevara papel de sobra por si tenía alguna contingencia estomacal por mi irremediable afición a los tacos de canasta. Pero muchas cosas han cambiado.

 

Expúlsalos pero no me dejes sin juego

El fin de semana del 10 al 12 de marzo de 2017, fue raro. El futbol mexicano no cumplió con el ritual de lo habitual: saciar al espectador con partidos y programas de televisión sobre la jornada casera.

 

Sin embargo, esa pausa pudo servir para pensar sobre algo central para los consumidores. Las violencias dentro y fuera del estadio parecen un síntoma de algo que se ha salido de las manos. Si vemos la caldera por dentro, en los estadios las violencias a la carta ya son parte de las especialidades de la casa y es algo que se sigue naturalizando.

 

Antes, los estadios estaban enjaulados. Imágenes sobran para ejemplificar a los aficionados trepados sobre las rejas con la mirada clavada sobre algún jugador en específico, enjuiciando su accionar dentro de la cancha o recordándole al árbitro quién, según ellos, lo parió.

 

Ahora ya sin rejas, el hecho de que los árbitros del futbol mexicano pararan la liga en la jornada 10 de la liga MX, fue algo inaudito. ¿Por qué parar si están en juego millones de pesos, perdón, de emociones? ¿Un secuestro con factura para las audiencias y los aficionados?

 

Primero, si un árbitro es agredido en cualquier estadio del mundo, en principio cuenta con un grupo de seguridad que está destinado a resguardar su integridad física. Pero aun así, están en peligro latente por simple aritmética ya que junto con sus auxiliares y los suplentes, son cuatro, cinco. Su mayor defensa son las tarjetas para frenar la embestida. Pero como vimos, su autoridad no está a prueba de explosiones de cabezazos de despecho e impotencia.

 

Segundo, los árbitros cargan con ese extraño oficio de nazarenos en una cazuela con miles de peregrinos rodeando el césped y listos para maldecirlos. Durante el partido son interpelados; les gritan y juzgan su trabajo con tal obsesión que parece que lo que está en juego es la vida misma de los que pierden, como en el juego de pelota mesoamericano.

 

Ellos tienen un pito negro para silbar, y como escudos, las tarjetas para detener a los machos alebrestados y echar del campo a los más violentos y tramposos; aunque nunca se ha visto que se dirijan a los palcos de los reyes del coliseo.

 

Tercero, Eduardo Galeano describe al nazareno:

 

(…) con toda razón se persigna al entrar, no bien se asoma ante la multitud que ruge. Su trabajo consiste en hacerse odiar. Única unanimidad en el futbol: todos lo odian. Lo silban siempre, jamás lo aplauden (…)

 

Todo el tiempo galopa, deslomándose como un caballo, este intruso que jadea sin descanso entre los veintidós jugadores; y en recompensa de tanto sacrificio, la multitud aúlla.

 

Como sujeto anti héroe del cuento, él tiene la facultad de decidir cuándo es gol y cuándo el jugador debe irse a las regaderas antes de que acabe la riña.

 

Tiempo añadido

Pese a que la calidad del arbitraje en México puede y debe estar a discusión, los nazarenos al parar la liga mandaron un mensaje que rebasa los terrenos del estadio y llega de primera a las canchas de polvo de las ligas llaneras en todo el territorio mexicano.

 

Al parar para pedir que se respetara lo que dos de ellos habían escrito en la cédula arbitral, no solo exigieron que se respetara el reglamento, sino que visibilizaron los acuerdos meta-legales en la liga mexicana y lo más importante, le mandaron un mensaje a la afición y a los cientos de miles de futbolistas que juegan en las ligas de los barrios, pueblos y demás lugares donde hay torneos: que no se puede atacar a un árbitro sin que esto tenga consecuencias.

 

La violencia en México no ha escapado a las canchas de juego. Pero la vulnerabilidad de los árbitros en las canchas de futbol amateur ha llegado al exceso de que uno de ellos en meses recientes perdiera la vida en Hidalgo, por el cabezazo de un jugador que había expulsado. 

 

Juan Villoro señala que “el juego se juega dos veces, en la cancha y en la mente del público”. En esta ocasión, solo jugaron los fantasmas en los estadios, y en la mente del público, ojalá esta parada obligatoria nos haga pensar que las palabras de la mujer hñahñú Estela Hernández, también aplican para el futbol: “hasta que la dignidad se haga costumbre”.

 

@jorgemenecs1

@OpinionLSR

 

Jorge Alberto Meneses Cárdenas

Es profesor-investigador en La Universidad del Mar, en Huatulco. Estudió antropología social en la ENAH y sociología política en el Instituto Mora. Realizando la investigación doctoral sobre Juventudes indígenas universitarias en México y Colombia (UNAM). Entre sus cursos impartidos están los de antropología del futbol. Ha publicado artículos de opinión sobre la relación entre futbol,  política y cultura. Sus intereses de investigación giran en torno a las juventudes, la cultura digital, la antropología del deporte, la migración y la cultura popular. jorgemenecs@hotmail.com

 

@institutomora

www.mora.edu.mx

 

> Lee más sobre el autor

Comentarios:
LO ÚLTIMO EN FOTOS Y VIDEO

Desactivan un cinturón bomba a un niño enviado por ISIS

Video

Un ingeniero de las Milicias Chiítas perteneciente al Ejército Iraquí, desactivó un cinturón bomba a un inocente niño enviado por el ISIS para que explotase contra los soldados. 

Ver más

(Créditos: Tomada de la web)

Metrópoli

Estados

ÚLTIMA HORA

00:00 ¿Son los gobernadores los culpables de la crisis de seguridad?
Los gobernadores tienen una enorme responsabilidad…

00:00 Autoflagelante racismo mexicano
¿Por qué el mexicano sueña con verse en el espejo…

00:00 Paralelismos
Hitler, Trump y López Obrador conllevan un discurso…

22:07 Con candidatura y dinero, Barrales dobla a tres senadores disidentes
Raúl Morón acusó que a Fernando Mayans, Iris Vianey…

21:47 Con sus propios recursos, padres damnificados construyen escuelas para sus hijos (video)
Debido a una promesa no cumplida de la Sedatu tras…

21:46 Camioneta donde viajaba Ruiz Massieu atropella a menor
La unidad en la que viaja la secretaria general del…

21:35 CDMX, paraíso del robo a transeúntes; un delito cada 33 minutos
La Ciudad de México concentra más robos a transeúnte…

20:59 Van 21 cuerpos encontrados en fosa de Jojutla, Morelos
Dos de los cuerpos pertenecerían a una mujer y un…

20:44 Suman 30 periodistas asesinados en sexenio de EPN
En menos de un mes han muerto tres periodistas en…

20:14 Estrena Naucalpan helicóptero pero sin matrícula para volar
El segundo síndico José Luis Gutiérrez Aire, y…

20:10 Estalla motín en penal de Ciudad Victoria tras fuga de 29 reos (VIDEO)
Se reporta que han ocurrido disparos al interior del…

20:06 Fotoperiodista denuncia a SSP de Oaxaca por lesiones
El fotoperiodista fue impactado en el dedo medio de…

20:03 Joven millennial se vuelve famosa por anunciar que deja la prepa (Video)
La adolescente publicó un video donde explica los…

19:53 ‘Dreamers’ crean Consejo Binacional para ‘alzar’ la voz
Buscan ayudar a jóvenes deportados que atraviesan…

Ver más
LO MÁS

PEDRO KUMAMOTO,

legislador independiente de Jalisco, que promueve una iniciativa para que se reduzca el presupuesto público a los partidos políticos, pero que fue puesta en pausa en la Cámara de Diputados, advirtió que la presión en redes sociales aumentará... Leer más

HIRAM ALMEIDA,

procurador de Justicia de la Ciudad de México, tiene sobre sus hombros una bomba de tiempo en las agencias de Ministerio Público capitalino en donde los peritos... Leer más

MÁS LENGUAS VIPERINAS
Opinión

Luis Farías Mackey

Paralelismos

Hitler, Trump y López Obrador conllevan un discurso contra el establishment, por ser causantes de las crisis en Alemania, Estados Unidos y México.
leer más...

Alejandro F. Basave Alanís

Autoflagelante racismo mexicano

¿Por qué el mexicano sueña con verse en el espejo como escandinavo o ibérico?
leer más...

Vidal Llerenas Morales

¿Son los gobernadores los culpables de la crisis de seguridad?

Los gobernadores tienen una enorme responsabilidad de la crisis de seguridad que enfrentamos.
leer más...

Areli Cano Guadiana

El agua y el derecho a saber

Es importante hacer notar que este vital líquido es reconocido como un derecho humano en diversos instrumentos internacionales y en los marcos jurídicos.
leer más...

Simón Vargas Aguilar

La era de la posverdad en tiempos de la guerra mediática

¿Qué sucede cuando la opinión pública responde a los argumentos emocionales sin sustento en los hechos reales y esto conduce a la toma de decisiones?
leer más...

Consultoría Política

¿Un incidente menor?

El robo cometido por Mauricio Ortega Camberos del jersey que usó #TomBrady en el Super Bowl LI dañó la imagen de nuestro país en el mundo entero.
leer más...

Fred Alvarez

Fuga increíble en Sinaloa

Para un buen guión hollywoodense.
leer más...

Agustín Castilla

Por una Fiscalía Anticorrupción sin simulaciones

Se debe brindar un acompañamiento permanente para supervisar la actuación del Fiscal Anticorrupción.
leer más...

Xóchitl Gálvez Ruiz

Crisis por escasez de agua: falta hasta tres veces a la semana

Videocolumna
leer más...

Leonardo Martínez Flores

El Día Mundial del Agua

Para reflexionar sobre los riesgos que enfrentamos
leer más...

Los medios bajo la lupa

El derrumbe de 'La Prensa'

Análisis de medios.
leer más...

Manuel Fuentes

Que mi patrón decida si estoy enfermo

Tanto el IMSS como el ISSSTE tiene la política de no reconocer los riesgos de trabajo.
leer más...

Borde Jurídico

Medios de control de la constitucionalidad

Dos de los mecanismos de contrapeso y legalidad: Controversia Constitucional y Acción de Inconstitucionalidad.
leer más...

Ricardo Alemán

Las peleas de López Obrador y los militares

¿No será que López Obrador está defendiendo precisamente los intereses criminales?
leer más...

Francisco Zorrilla Mateos

El ornitorrinco electoral

Un sistema difícilmente entendible.
leer más...

Julio Castillo López

La izquierda millonaria

Desgraciadamente el dinero y los escándalos no son ajenos a la izquierda.
leer más...

Romina Román Pineda

Los temores de Ildefonso

Utiliza a la importación de fructuosa estadounidense como arma de negociación para que el gobierno de EU no suspenda la importación del endulzante
leer más...

María Teresa Priego-Broca

Un homenaje a Leonora Carrington

“No me gustaría morir de ninguna manera, pero si llego a hacerlo algún día, que sea a los 500 años de edad y por evaporación lenta”, Leonora
leer más...

Marco Antonio Adame Castillo

Nuevo Modelo Educativo

El modelo educativo recientemente anunciado tiene fortalezas y debilidades.
leer más...

Luis de la Calle-Robles

El derrumbamiento del PRI

¿Por qué el PRI no tiene sentido si no es como partido del poder?
leer más...

Joel Hernández Santiago

‘Si Juárez no hubiera muerto…’

No es un asunto de ver quién vive más sino de quién permanece más.
leer más...

Manuel Fuentes

Que mi patrón decida si estoy enfermo

Tanto el IMSS como el ISSSTE tiene la política de no reconocer los riesgos de trabajo. leer más...

Los medios bajo la lupa

El derrumbe de 'La Prensa'

Análisis de medios. leer más...

Julio Castillo López

La izquierda millonaria

Desgraciadamente el dinero y los escándalos no son ajenos a la izquierda. leer más...

Ricardo Alemán

Las peleas de López Obrador y los militares

¿No será que López Obrador está defendiendo precisamente los intereses criminales? leer más...

Francisco Zorrilla Mateos

El ornitorrinco electoral

Un sistema difícilmente entendible. leer más...

Borde Jurídico

Medios de control de la constitucionalidad

Dos de los mecanismos de contrapeso y legalidad: Controversia Constitucional y Acción de Inconstitucionalidad. leer más...

Leonardo Martínez Flores

El Día Mundial del Agua

Para reflexionar sobre los riesgos que enfrentamos leer más...

Xóchitl Gálvez Ruiz

Crisis por escasez de agua: falta hasta tres veces a la semana

Videocolumna leer más...

Consultoría Política

¿Un incidente menor?

El robo cometido por Mauricio Ortega Camberos del jersey que usó #TomBrady en el Super Bowl LI dañó la imagen de nuestro país en el mundo entero. leer más...

Fred Alvarez

Fuga increíble en Sinaloa

Para un buen guión hollywoodense. leer más...

Areli Cano Guadiana

El agua y el derecho a saber

Es importante hacer notar que este vital líquido es reconocido como un derecho humano en diversos instrumentos internacionales y en los marcos jurídicos. leer más...

Agustín Castilla

Por una Fiscalía Anticorrupción sin simulaciones

Se debe brindar un acompañamiento permanente para supervisar la actuación del Fiscal Anticorrupción. leer más...

Borde Jurídico

Medios de control de la constitucionalidad

Dos de los mecanismos de contrapeso y legalidad: Controversia Constitucional y Acción de Inconstitucionalidad. leer más...

Francisco Zorrilla Mateos

El ornitorrinco electoral

Un sistema difícilmente entendible. leer más...

Leonardo Martínez Flores

El Día Mundial del Agua

Para reflexionar sobre los riesgos que enfrentamos leer más...

Julio Castillo López

La izquierda millonaria

Desgraciadamente el dinero y los escándalos no son ajenos a la izquierda. leer más...

Ricardo Alemán

Las peleas de López Obrador y los militares

¿No será que López Obrador está defendiendo precisamente los intereses criminales? leer más...

Manuel Fuentes

Que mi patrón decida si estoy enfermo

Tanto el IMSS como el ISSSTE tiene la política de no reconocer los riesgos de trabajo. leer más...

Xóchitl Gálvez Ruiz

Crisis por escasez de agua: falta hasta tres veces a la semana

Videocolumna leer más...

Los medios bajo la lupa

El derrumbe de 'La Prensa'

Análisis de medios. leer más...

Areli Cano Guadiana

El agua y el derecho a saber

Es importante hacer notar que este vital líquido es reconocido como un derecho humano en diversos instrumentos internacionales y en los marcos jurídicos. leer más...

Agustín Castilla

Por una Fiscalía Anticorrupción sin simulaciones

Se debe brindar un acompañamiento permanente para supervisar la actuación del Fiscal Anticorrupción. leer más...

Consultoría Política

¿Un incidente menor?

El robo cometido por Mauricio Ortega Camberos del jersey que usó #TomBrady en el Super Bowl LI dañó la imagen de nuestro país en el mundo entero. leer más...

Fred Alvarez

Fuga increíble en Sinaloa

Para un buen guión hollywoodense. leer más...

VER TODOS LOS COLUMNISTAS
USTEDES OPINAN

¿Crees que AMLO se excedió al responsabilizar al Ejército por el caso Ayotzinapa?

Ver todos los sondeos
EN LAS REDES SOCIALES