Tolerancia es una actitud de respeto y libertad hacia los demás, que nos permite actuar con justicia y aceptar que todos somos diferentes. Tolerar es tener la capacidad de comprender los grandes errores y limitaciones del hombre.

 

Tolerar nos permite dialogar de manera pacífica con el resto de la gente, ayuda a tomar las mejores decisiones en beneficio de todos sin tratar de imponer ideas o creencias propias o ajenas; tolerar es un valor fundamental para que se respeten los deberes y derechos de los hombres.

 

No obstante que estamos viviendo en un mundo globalizado y cada vez más interconectado a través de las redes sociales, con sociedades diversas, la tolerancia hacia esa diversidad está ausente en la mente y en el actuar de las personas. La intolerancia causa grandes problemas a la humanidad.

 

Miedo y temor hacia el otro, desconocimiento e ignorancia, nos lleva a ser intolerantes, a cometer actos de injusticia y de exclusión hacia los demás, también la ira nos lleva a ser intolerantes, nos ciega y nos lleva a exagerar lo negativo de una situación o de la persona.

 

Aprendamos a ser tolerantes con nuestra familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo e incluso con nuestros enemigos y fomentar los valores bajo los cuales debe estar fundada nuestra propia existencia.

 

La tolerancia es la base fundamental para alcanzar la paz en el mundo, a través del conocimiento y comprensión de las cosas, de los hechos y, sobre todo, de la correcta aplicación y respeto de los Derechos Humanos.

 

Según la Declaración de Principios sobre la Tolerancia de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la tolerancia “consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos”.

 

A través de la tolerancia se sustituye la cultura de guerra por la cultura de paz; nos ayuda a entender la complejidad de las cosas para buscar la mejor solución a través del diálogo y la comprensión. Tolerancia no es sinónimo de tolerar causas injustas e inhumanas, ni tampoco marginar a los grupos vulnerables y excluirlos socialmente. Significa que toda persona tiene la libertad de tener sus propias convicciones y de ser como son.

 

Corresponde a todos por igual, fomentar la cultura de la tolerancia en el mundo, de aceptar a los demás como son, sin tratar de cambiar a nadie, alejados del odio y del rencor.

Instaurar una sociedad más tolerante en el mundo nos llevará a creer, hacer y vivir en sociedades más justas e incluyentes. Estamos en un mundo para convivir en armonía, quienes lo saben no luchan entre sí, como bien lo afirma Buda.

 

Flor de loto:  Cero tolerancia a la intolerancia.

 

@drarmandohdz 

 

@OpinionLSR


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información