Desde hace por lo menos 10 años, el talón de Aquiles de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) son los traspasos indebidos entre Afores. El problema llegó a tal magnitud, que durante la gestión de Moisés Schwartz al frente de esta dependencia y Vanessa Rubio, ahora subsecretaria de Hacienda, como vocera, se endurecieron los controles para evitar y corregir actos indebidos.

Incluso, entre 2006 y 2008, se llegaron a recibir más de 2 mil cambios ilegales de cuentas al mes, lo que llevó a las autoridades a levantar alertas para combatir esas prácticas.

Hace unos años se obligó a las Afores a asumir la responsabilidad de integrar y revisar expedientes y resarcir los daños que se ocasionaran. También se encargaron de capacitar y sancionar a sus agentes. En esos años se despidió a cerca de 20 mil promotores.

Como parte del endurecimiento de las medidas, los afiliados tenían que imprimir su huella digital y firma en los documentos de traspasos y en la hoja del rendimiento neto de Afores. Con letra manuscrita debían constar que conocían el contenido de los documentos.

Las administradoras debían crear la figura del auditor de procesos de registro y traspaso, quien tenía que presentar al Consejo de Administración u órgano equivalente, un reporte trimestral de las actividades que se realizaron, de los casos de solicitudes mal integradas, las acciones correctivas y preventivas que, en su caso, se adoptaron.

Las acciones en contra de los traspasos surtieron efecto, sin embargo, una vez que se flexibilizaron las acciones, algunas Afores volvieron a hacer de las suyas: Sura, XXI Banorte, Principal y Profuturo GNP, incurrieron en graves prácticas monopólicas.

Lo increíble del asunto es que en estos movimientos ilegales estaban involucrados los mismos directores de las Afores, Tonatiuh Rodríguez, ex director general de XXI Banorte, Enrique Ernesto Solórzano Palacio,  director ejecutivo de inversiones de Sura, y el exdirector de afore Principal, Ramón Pando.

Pero, ¿Qué hicieron estos funcionarios? ponerse de acuerdo para reducir los traspasos entre Afores con el fin de disminuir el gasto en publicidad y con ello incrementar sus utilidades.

Según la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), entre noviembre del 2012 y junio del 2014, directores generales y directores de operaciones de las Afores involucradas celebraron convenios para reducir el traspaso de cuentas entre ellas, estableciendo montos máximos de traspasos semanales que variaban dependiendo del acuerdo.

Desde el arribo de Carlos Ramírez a la Consar, los traspasos indebidos siguieron como uno de los principales temas de preocupación para la autoridad, por lo que hace más de dos años, esta dependencia decidió dar aviso a la Cofece y pedir, con elementos en la mano, que investigara la actuación de las Afores.

La cuestión es que con esta multa se volverán a endurecer los controles para las reglas de traspasos, mismas que ya están en diseño, mientras que la Cofece continuará investigando a las Afores, por lo que el tema dará mucho de qué hablar en los próximos meses, sobre todo porque muchos de los directivos señalados todavía laboran para las Administradoras y ¿con qué cara pedirán mayor competencia y un sistema más equitativo y transparente?

Así las cosas…

@rominarr



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información