Para procesar el año electoral en nuestra ciudad, es importante que como capitalinos tengamos conciencia de las etapas en que se divide este ejercicio ciudadano y de la participación que podemos tener en él. Las elecciones intermedias del 2015 plantean un interesante desafío para la capital del país, pues se efectuaran bajo un nuevo esquema en el que serán aplicadas nuevas reglas y participarán nuevos actores, entre los que se encuentran tres nuevos partidos y la figura de candidatos independientes. En todo caso, las autoridades seguirán contando con la responsabilidad de que el proceso electoral se lleve en un marco de plena legalidad, transparencia y rendición de cuentas para que la ciudadanía tenga absoluta certeza de que su voluntad expresada en la jornada electoral del 7 de junio se respete.

 

Este  proceso electoral ordinario se inició durante el mes de octubre de dos mil catorce y concluirá una vez que los tribunales electorales resuelvan el último de los medios de impugnación que se interponga. El proceso de participación en curso para elegir a quienes serán nuestras autoridades consta de tres etapas: Preparatoria, jornada electoral y calificación de la elección. En la primera etapa quienes aspiran a ser postulados por sus partidos realizan los actos necesarios para obtener la candidatura. Por su parte, los aspirantes a candidatos independientes deberán cubrir ciertos requisitos que exige la ley en la materia para poder ser candidatos a cargos de elección popular, entre lo que se encuentra el obtener el respaldo ciudadano.

 

Dentro de la etapa en la que nos encontramos estarán por definirse los candidatos que participarán en la elección de jefes delegacionales y diputados locales. Una vez electos los candidatos postulados por los partidos políticos y los candidatos independientes, iniciarán las campañas, en las que quienes aspiren a un cargo de elección popular deberán realizar actividades de proselitismo y de difusión de sus programas políticos.

 

En estas primeras etapas los ciudadanos pueden participar a contribuir con los fines de la democracia, apoyando en la organización y calificación de las elecciones, como consejeros distritales o asistentes electorales. En la jornada electoral, como punto culminante del proceso electoral, los ciudadanos podrán participar no sólo emitiendo su voto, sino también integrando las mesas directivas de casilla, fungiendo como observadores electorales o representantes de partidos políticos.

 

Con independencia de la etapa del proceso en la que nos encontremos, las autoridades electorales locales y los partidos políticos tienen la responsabilidad de asegurarse que se respete el principio de paridad de género, en un marco de respeto al principio de igualdad, así como de cumplir con las nuevas reglas incluidas en nuestro sistema normativo a raíz de la reforma electoral.

 

Por su parte, corresponde al Tribunal Electoral local, como máxima autoridad jurisdiccional especializada en nuestra ciudad, sustanciar y resolver en forma definitiva e inatacable, las controversias sometidas a su consideración a través de los medios de impugnación y juicios previstos en la ley como son los juicios para salvaguardar los derechos político-electorales de los ciudadanos en contra de las determinaciones de las autoridades electorales locales y demás juicios por actos y resoluciones de las autoridades electorales del Distrito Federal, incluyendo los procedimientos especiales sancionadores.

 

Todo ello implica un gran esfuerzo para que las instituciones lleven el proceso democrático a buen puerto. Las resoluciones del Tribunal Electoral del Distrito Federal están y estarán apegadas a derecho y podrán ser entendidas por todos los actores, esto es, que sean comprendidas por la población en general.

 

El éxito de la elección de 66 diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, de los que 40 son de mayoría relativa y 26 de representación proporcional, y de 16 jefes delegacionales en la próxima jornada electoral, dependerá en gran medida de la participación institucionalizada de la ciudadanía y del cumplimiento de las atribuciones de las autoridades, candidatos y partidos políticos. Vayamos "procesando" el proceso electoral e involucrémonos en la medida de lo posible en cada una de las etapas de este ejercicio ciudadano fundamental para nuestra democracia.

 

@drarmandohdz



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información