¿Qué pasa con nuestros políticos? Donde quedó Mosca, Pareto y Michels que establecieron las “leyes de la política” como fundamentos de la ley de la clase política, la ley de la circulación de las élites y la ley de hierro de las oligarquías.

 

La Política viene del griego politiké que significa “arte, doctrina u opinión referente al gobierno…”. Si partimos de esta consideración, podríamos preguntarnos hoy día ¿La política es un arte? Una respuesta rápida sería que no, ya que el arte está asociado invariablemente con un método, con la belleza y la política tiene en nuestros tiempos otra concepción totalmente distinta.

 

Si bien la política es una actividad humana relacionada con la toma de decisiones que debería conducir a una sociedad a un mejor estado, hoy parece tan alejada de esta concepción, inclusive la generalidad de la sociedad le repudia la política. Las universidades enseñan de política como una disciplina que garantiza el funcionamiento del sistema del Estado, sin embargo, la interacción entre política y sociedad es un binomio que no está vinculado por muchas razones, la principal por la pérdida del objetivo que debe tener quien hace política seria: representar auténticamente a quien lo eligió en el cargo.

 

Confucio estableció que la política está asociada con el desempeño de un gobernante con una aptitud ética, en donde consideraba que sólo un hombre virtuoso debía contar con autoridad. ¿Hoy nuestros políticos son virtuosos? ¿Se deben a nuestra sociedad? ¿Velan por los intereses de la mayoría? Preguntas que parecen todas tener una sola respuesta.

 

Todo parecería indicar que la política se ha desvirtuado y que Platón, Aristóteles o Maquiavelo tenían razón. Nicolás Maquiavelo aseguraba que el acceso a posiciones de poder podría alcanzarse bajo cualquier método, es decir, el fin justificaba los medios, cualquiera que éstos fueran. Aristóteles señalaba que la política es una condición intrínseca a la naturaleza propia del hombre, en donde toda forma de gobierno puede tener una vertiente correcta, pero también otra incorrecta. O Platón que de manera contundente definía que todos los sistemas políticos son corruptos por naturaleza.

 

Estas concepciones parecerían acercarse a lo que hoy es la política: un sistema complejo estructura para el beneficio de unos cuantos. La política es hoy lo contrario a una doctrina o una disciplina. La población tiene una mala consideración de la política y de sus políticos, por ello, la forma de hacer política debe de cambiar.

 

La política debe convertirse en un canal ciudadano de acceso al poder. Los políticos deben representar, como nuestra Constitución Política lo establece, a sus representados, a la sociedad en general y a los intereses de la misma.  Pero más aún, la política debe regresar a esa definición que le atribuía el arte de la negociación como disciplina que generaba acuerdos colectivos en beneficio de una mayoría en sociedad. La política debe ser concebida como el método que garantice acuerdos que den estabilidad a la economía de nuestro país; como un referente de virtudes, como una proyección de un futuro prometedor.

 

Por su parte, los que hacen política o los políticos de nuestro país deben reforzar su forma de hacer política pensando sólo en el bienestar de una sociedad y no en intereses particulares. Los tiempos que hoy vivimos, con una economía tambaleante, con un vecino que parecería acecharnos a cada instante exigen que la política sea dignificada, lo exigen los momentos y lo exige la sociedad.

 

La política debe ser vista de nuevo con esa grandeza que alcanzara en antaño.  Se acercan tiempos electorales y esperamos que las negociaciones que los actores practiquen lleve consigo el fin de que cualquier alianza, plataforma política, modelo de campaña y cualquier triunfo electoral, sea sólo en beneficio de la mayoría de los habitantes de nuestra sociedad, la cual necesita volver a creer y la clase política necesita hoy más que nunca recobrar la confianza ciudadana. ¡Veremos!

 

@fdodiaznaranjo

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información