El órgano administrativo en materia electoral más importante del país, lo es sin duda, el Instituto Nacional Electoral (INE), el cual, en comparación con el otrora Instituto Federal Electoral (IFE), ostenta más de 70 nuevas atribuciones, entre las que destacan que ahora se haga cargo del nombramiento y remoción de los consejeros electorales de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE´s) de las entidades federativas y de la Ciudad de México; facultad que antes recaía en los Congresos Locales y en la Asamblea Legislativa de esta Ciudad Capital.

 

Asimismo, el INE tiene la alta encomienda de fortalecer la capacitación electoral en el país, tanto para los procesos electorales federales como locales; vigilar los derechos y prerrogativas de los candidatos y partidos políticos.  Es la única autoridad que administra los tiempos de los atores de la contienda electoral en radio y televisión. 

 

El INE tiene la responsabilidad tanto para las elecciones federales como locales, de emitir las reglas en materia de resultados electorales preliminares, encuestas o sondeos de opinión, de la observación electoral, de los conteos rápidos que se determinen, así como de la producción de los materiales electorales.

 

El legislativo otorgó al INE la posibilidad de llevar a cabo la organización de las elecciones locales, bajo ciertos parámetros, en donde el ejemplo más emblemático fue que organizara la elección local para el Estado de Colima en donde se renovó al Ejecutivo Local.  Asimismo, a petición del interesado, tiene la facultad de organizar los procesos electivos internos de los partidos políticos.

 

El INE, bajo un novedoso sistema de fiscalización, tiene a su cargo esta importante responsabilidad tanto a nivel federal como local, que implica el conocimiento del origen y destino de los recursos con los que cuentan los partidos políticos, en sus procesos de precampaña o bien en el transcurso de las campañas políticas que, con motivo de una elección, lleven a cabo.

 

El INE tiene la atribución de organizar y llevar a cabo el funcionamiento del Servicio Profesional Electoral con carácter nacional, incorporando a los funcionarios de carrera de los OPLE´s.

 

La reforma constitucional de 2014, materializada en la generación de leyes generales en 2015, además de las atribuciones otorgadas al INE, trajo consigo muchas modificaciones más, de la que destaré el arribo a un reclamo social de muchos hombres y mujeres por hacer de esta sociedad una sociedad abierta, justa y equilibrada para todas y para todos, me refiero a la paridad de género.  Esta paridad, si bien ha quedado aún corta como lo demostró el proceso electoral federal de 2015 o los procesos electorales locales de ese mismo año y los de 2016, es una aportación importante a ese reclamo social.

 

Estas y otras tantas atribuciones hacen hoy del INE la máxima Institución administrativa político-electoral en el país.  Su máximo órgano de dirección lo es su Consejo General, integrado por 11 consejeros electorales, así como representantes del poder legislativo y representantes de los partidos políticos.  En ésta instancia colegiada todos tienen voz, pero sólo los consejeros electorales tienen voto y, si bien sus resoluciones pueden ser recurridas ante instancias jurisdiccionales, sus determinaciones y decisiones son fundamentales para el desarrollo de los procesos electorales en sus distintas etapas que lo componen.

 

Actualmente, el INE, esta conformado por 8 hombres y sólo por 3 mujeres, esto equivale a decir que el máximo órgano electoral del país que tiene a su cargo al responsabilidad de velar por que los partidos políticos, cumplan con la paridad de género en el registro de sus candidatos a cargos de elección popular,  sea un órgano desequilibrado con dicha paridad, en donde el 73% sean del género masculino y sólo el 27% sean del género femenino.  Hasta el Secretario Ejecutivo de dicho Consejo General, quien funge como Secretario del Consejo, es hombre.   Por ello, el nombramiento de los consejeros electorales resulta fundamental para la credibilidad de la máxima Institución Electoral en nuestro país, me refiero al cumplimiento de la paridad de género. 

 

Justamente hace unos días salió la Convocatoria para la elección de tres consejeros electorales del Consejo General del INE, que ejercerán dicho cargo para un periodo que va del 5 de abril de 2017 al 4 de abril de 2026.  Se irán del Consejo General dos hombres y una mujer.  Si bien, ni en el Acuerdo de la Junta de Coordinación Política que propuso al Pleno de la Cámara de Diputados la Convocatoria para la elección de dichos consejeros electorales, ni en la Convocatoria respectiva, se estableció nada al respecto en términos de paridad de género, sí es una deuda que el legislativo tiene con la ciudadanía.

 

Sería muy conveniente que los tres espacios que estarán vacantes en el INE fueran integrados por el género femenino. La sociedad y el país se lo merecen.  Es tiempo ya de que hombres y mujeres caminemos juntos por un país mejor, más equilibrado y con mejores decisiones y, el ámbito electoral merece justamente ese equilibrio y esa paridad de la que hablan tanto los señores legisladores.

 

Estaremos atentos al desenlace y a la decisión del legislativo. A todas las 44 mujeres participantes mucha suerte, hay extraordinarios perfiles.

 

@fdodiaznaranjo

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información