La agenda internacional más compleja de México, y que requiere mayor atención y un manejo cuidadoso, sin duda es la que comparte con Estados Unidos, una relación que muchas ocasiones es más una extensión de las agendas gubernamentales de ambos gobiernos, sin embargo, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la buena relación con nuestro vecino del norte se ha visto enturbiada por el discurso de encono que el magnate mantiene hacia nuestra nación.

 

Si bien es cierto que los intereses de ambos países no siempre convergen, Donald Trump se ha enfrascado en no coincidir en nada con México y todo lo que parezca mexicano, por lo que el pueblo más despreciado por Trump no está dispuesto a seguir siendo humillado sin levantar la voz para ser escuchado.

 

Es así como más de 77 organizaciones civiles, académicas, empresariales y líderes culturales se unen para marchar el próximo domingo al mediodía en Ciudad de México, Culiacán, Cuernavaca, Mérida, Monterrey, Puebla e Irapuato, buscando la defensa de la dignidad, la unidad y la soberanía del pueblo mexicano frente a los agravios de Donald Trump.

 

Dicha marcha no tiene propósitos partidistas, por lo que se hace un llamado a los ciudadanos que quieran participar de abstenerse de consignas o convocar a portar algún color partidista, siendo el himno nacional el único estandarte durante toda la concentración.

Bajo el hastag #VibraMéxico, la Marcha Ciudadana por el Respeto a México busca alzar la voz, no contra el pueblo estadounidense, sino contra el discurso de Trump, un ejercicio histórico, porque tradicionalmente los mexicanos protestamos social y políticamente por asuntos internos, casi nunca por una amenaza procedente del exterior, de ahí la importancia y el deseo de que sea todo un éxito de unidad y cordialidad.

 

DIORAMA

 

Para los amantes de la lectura y los libros, les comparto estas recomendaciones para esta semana:

 

El intérprete del dolor” (Océano/Salamandra) de Jhumpa Lahiri. La entusiasta acogida que el público lector hispanohablante ha deparado a las dos últimas novelas de Jhumpa Lahiri —“Tierra desacostumbrada” y “La hondonada”— ha hecho indispensable la reedición de su ópera prima, con la que la escritora indo-norteamericana inició su fulgurante trayectoria literaria. Con apenas treinta y dos años, esta joven estadounidense de ascendencia bengalí obtuvo nada menos que el Premio Pulitzer y se ganó el elogio unánime de la crítica y los lectores con su prosa diáfana y precisa como un bisturí.

Los nueve relatos que componen este libro revelan la maestría de Lahiri para trazar una compleja cartografía emocional, la de una serie de personajes que en su búsqueda de la felicidad traspasan fronteras geográficas, culturales y generacionales. Ambientadas tanto en la India como en Estados Unidos, estas historias despliegan la riqueza y la profundidad de la mirada de Lahiri, capaz de detectar los más sutiles conflictos en las relaciones humanas y plasmarlos con una delicadeza incisiva y conmovedora. Nadie que, por cualquier motivo imaginable, se haya sentido alguna vez en su vida extraño y alienado del mundo podrá evitar darse por aludido en estos relatos.

Así pues, en estas páginas soberbias, Jhumpa Lahiri plasma un complejo tapiz de emociones y desasosiegos, una incursión a la intimidad de las personas que, indefectiblemente, resulta cautivadora por su belleza, su poder de evocación y la perennidad de su discurso.

 

Historias de miedo para contar en la oscuridad” (Océano/Gran Travesía). Alvin Schwartz. Aunque es comúnmente confundido con el afamado argumentista de la edad de oro de Batman y Superman, Alvin fue bien conocido por sus más de veinte libros para jóvenes lectores. Estas historias recogidas del folklore tradicional lo exploran todo, desde juegos de palabras y humor, hasta cuentos y leyendas de todo tipo.

Las ilustraciones de Brett han aparecido en libros tan conocidos como en Una serie de eventos desafortunados, de Lemony Snicket, El enigma Vermeer de Blue Balliett, la adaptación de Un cuento de Navidad de Charles Dickens o Bedtime for Bear, de su propia autoría. Vive con su familia en Brooklyn, Nueva York.

«Los primeros colonos norteamericanos solían entretenerse contando historias de miedo. Se reunían al anochecer en alguna cabaña, o alrededor de un fuego, y competían para demostrar quién era capaz de asustar más. Algunas chicas y chicos hacen lo mismo hoy día. Se reúnen en la casa de alguien, apagan las luces, comen palomitas de maíz, y se pegan unos sustos de muerte. Contar historias de miedo es algo que la gente ha hecho durante miles de años, y a la mayoría de nosotros nos gusta que nos asusten de esa manera. Algunas de estas leyendas son muy antiguas, y se cuentan en diversas partes del mundo. Y la mayoría de ellas tienen el mismo origen. Se basan en hechos que las personas vieron o escucharon o experimentaron, o que al menos piensan que así fue.» Alvin Schwartz

 

Koko. Una fantasía ecológica” (Océano/Gran Travesía) de Ana Belén Ramos. La historia de la niña alegre y despistada que perdió su cola y viajó al mar a buscarla y de las aventuras que corrió junto a Miércoles, el niño más guay de Ciudad del Boom.

Koko es una niña con cola que vive ajena a la transformación sufrida por el mundo después de la Gran-Gran Crisis. Cuando un día pierde su querida cola, Koko se lanza a buscarla y descubre que la naturaleza casi ya no existe, y que el hombre ha perdido la conexión con sus sueños.

Pero Koko está resuelta a encontrar su cola y en su camino se topará con los más increíbles personajes y las más extraordinarias aventuras.

Una historia que crea un universo de fantasía nuevo y original, destinado a convertirse en un clásico de la literatura juvenil.

 

@plumavertical

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información