Las sociedades violentas no son las más pobres, sino las que perpetúan la desigualdad social.

UNESCO

 

Es importante distinguir entre la violencia escolar y la violencia en las escuelas. En principio, la violencia escolar se produce entre la propia comunidad educativa y los roles de quienes la integran, mientras que la violencia en las escuelas es donde la institución se vuelve el escenario, sin vínculo alguno con la agresión.

 

La confluencia de diversos sectores sociales en las escuelas es uno de los principales factores involucrados en los casos de violencia, al incorporar identidades tan numerosas de sus estudiantes como de sus problemáticas en casa o sociales.

 

En los últimos quince años, el INEGI contabilizó 38 menores de edad que murieron por arma de fuego al interior de la escuela, siendo 2010 el año con más decesos. http://eluni.mx/2jy668z

 

En este sentido, el incremento de ataques hacia los docentes por parte de los alumnos también ha sido considerable, un fenómeno sin precedentes que afecta en el desarrollo educativo y de bienestar general.

 

Por su parte, la convivencia se está modificando, a tal grado que en ocasiones la escuela ejerce violencia institucional cuando señala a los padres por no hacer su trabajo formativo, y viceversa, los padres optan por culpar a la escuela.

 

La responsabilidad que tienen las instituciones educativas para atender las necesidades de sus alumnos, consiste en desarrollar la apertura para comprender a sus integrantes; en lugar de replegarse, debe existir comunicación y cooperación, o difícilmente se tendrá confianza en ellas.

 

De acuerdo a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), definir la violencia es primordial, considerando que cada persona, cada académico y cada experto, tiene una concepción cercana pero diferente. http://bit.ly/2k4LhBW

 

Contar con definiciones compatibles permite abordar con mejor claridad la problemática y sus estrategias, además de establecer criterios de pluralidad y precisión para realizar estudios que tengan en consideración la diversidad de condiciones socioeconómicas, género, grupo étnico, entre otros. http://bit.ly/2k5zGCL

 

En general, en relación a los episodios que desencadenan en fatalidades humanas, las señales usualmente aparecen previamente, en menor escala, con la intención de impresionar al agresor.

 

Cuando alguien entra al salón de clases con un arma, no siempre es para detonarla, sino para  intentar hacer una demostración de fuerza y dominio, a fin de no sentirse vulnerable o agredido.

 

Las generaciones van cambiando, y con ella los modelos familiares, pero si las escuelas no evolucionan en el mismo sentido, entonces las herramientas de prevención y atención se vuelven obsoletas y de atención tardía.

 

Cualquiera que sea la estrategia que decida abordarse primero, esta debe ir con la misma esencia, reconocer las diferencias, puesto que son las desigualdades las que subyacen en estos escenarios violentos, antes que la pobreza. En el sentido pedagógico, psicológico, legal o sociológico, la atención debe focalizarse en erradicar la discriminación y la marginación.

 

@OpinionLSR

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

 

> Lee más sobre el autor


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información