El tema de transparencia y rendición de cuentas, ha tenido diversas modificaciones en nuestro país en los últimos años. Históricamente, las reformas político-electorales fueron la puerta de entrada de la transparencia y acceso a la información en México.

 

Con la reforma constitucional de 2007 se establecieron regulaciones específicas, ampliando y precisando su alcance, en el Artículo 6° Constitucional en materia de transparencia.

 

La rendición de cuentas es un “proceso en que las autoridades y los políticos comunican a la población la pertinencia de sus decisiones y acciones de gobierno”[1], presentándose en dos tipos: horizontal y vertical.

 

La rendición de cuentas “horizontal” se refiere a la comunicación que hay entre organismos del Estado, mientras que, en el caso de la vertical, la comunicación es entre el organismo en cuestión y la ciudadanía.

 

La rendición de cuentas requiere la intervención de la ciudadanía, a través de la participación ciudadana.

 

La rendición de cuentas está íntimamente ligada a la transparencia, ya que ésta le permite a las demás entidades y a la ciudadanía tener certeza de las actividades que realizan estas entidades en representación del Estado.

 

La transparencia es importante en un Estado democrático porque permite abrir la información de las organizaciones políticas y burocráticas al escrutinio público, mediante sistemas de clasificación y difusión que reducen los costos de acceso a la información del gobierno.

 

En materia electoral, el éxito o fracaso de un proceso electoral depende en gran medida de la transparencia, ya que busca cumplir con el principio de máxima publicidad.

 

La transparencia y rendición de cuentas son elementos fundamentales para el desarrollo de la vida democrática; ya que nos permiten promover la participación ciudadana, incrementar la transparencia y combatir la corrupción.

 

En el ámbito jurisdiccional se ha propuesto un sistema de  Justicia Abierta que tiene como principal objetivo, fomentar la transparencia y proteger los derechos ciudadanos.

 

La rendición de cuentas y la transparencia son elementos necesarios para una justicia abierta e incluyente, para fortalecer el Estado de derecho, y para que la ciudadanía participe de manera activa en los procesos públicos. Son procesos complementarios para el fortalecimiento de la democracia.

 

Flor de loto: No busco la meta, busco el camino que me lleve a la meta.

 

@drarmandohdz 

@OpinionLSR

 

[1] Consultado aquí http://inicio.ifai.org.mx/Publicaciones/manual20.pdf, Manual de Acceso a la Información, Transparencia y Rendición de Cuentas. Para el fortalecimiento de las organizaciones civiles. pág. 25


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información