El voto es un derecho y una obligación ciudadana; es un derecho humano y al mismo tiempo un derecho político electoral establecido y protegido por la Constitución. Al hablar del derecho al voto como derecho humano, importa decir también que como ciudadanos mexicanos tenemos garantizado el ejercicio de este derecho. Mas la gente debe estar realmente interesada en ejercerlo.

 

Es importante también para las autoridades electorales hacer el llamado a votar, a ejercer los derechos político electorales. Invitar a que los ciudadanos lo hagan efectivo hoy domingo 7 de junio. Sobre todo a los protectores de este derecho humano.

 

Este día los ciudadanos elegimos a nuestras autoridades. En el caso del Distrito Federal se está votando por los 16 jefes delegacionales y los 66 diputados a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; 40 por mayoría relativa y 26 por representación proporcional. Ambos principios son coherentes con la característica del voto directo.

 

Hay un error generalizado que los diputados por este principio de representación proporcional no son electos por los ciudadanos. Eso no es verdad. Si cuando ejercemos el voto volteamos la boleta electoral, podremos darnos cuenta que ahí está la lista de la representación proporcional de los partidos. Es decir, que todos los ciudadanos debemos saber que emitimos un voto por los dos principios, el de mayoría relativa y el de representación proporcional. Cuando se vota por un partido se elige también la figura de los diputados plurinominales.

 

Otro tema es no votar. Si hoy se decide no acudir a las urnas, se estará perdiendo el interés por el ejercicio de la participación democrática, dejar que otros decidan por quien se abstiene de hacerlo; no se ejerce este derecho y obligación constitucional, pierde sentido todo el diseño institucional en aras del avance democrático del país.

 

En referencia al tema del voto nulo. El voto que se emite y en su totalidad se extrae de las urnas, es lo que constituye la votación total emitida. Incluye los votos para los partidos, los votos para candidatos independientes, los votos nulos y los votos para candidatos no registrados.

 

Si a esa votación emitida se le descuenta el voto nulo, el voto de candidatos independientes y el de candidatos no registrados (de los partidos que no hayan alcanzado el 3% de la votación), queda lo que se llama votación efectiva. El conteo de votos para la asignación de diputados plurinominales, la asignación de prerrogativas a los partidos políticos y la composición de los órganos electorales se basa en la votación efectiva y no en la emitida. De tal forma que el voto nulo no cuenta para todos estos aspectos, es como si no se hubiera emitido, pues no cuenta en los porcentajes de asignación de prerrogativas para unos de los contendientes en el proceso electoral como son los partidos políticos.

 

Es importante ser respetuoso de la decisión que tomen los votantes y estar conscientes de los efectos prácticos de su voto. Si desean emitir un voto nulo que para efectos prácticos no va a contar en el resultado de la votación emitida lo pueden hacer. Pero deben estar conscientes de ello. Quienes van a decidir son quienes emitan un voto por un candidato o por un partido político.

 

El éxito de la jornada electoral de este domingo dependerá no sólo de la participación ciudadana, sino también, en gran medida, de la utilización de las vías institucionales para la solución de conflictos y de una cultura de paz presente entre todos los contendientes, simpatizantes y ciudadanos en general. Un estado democrático es también un estado en el que la paz y conciliación son la vía para la interacción social. Hagamos de hoy domingo 7 de junio una jornada cívica, democrática electoral.

 

Flor de loto. El cambio social es posible. Pasemos de “mexicanos al grito de guerra”, a mexicanos al grito de paz.

 

@drarmandohdz

 

 



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información