Este espacio tuvo acceso a un informe de Ibope, cuya circulación es sumamente restringida. Incluso esta compañía ha amagado con demandas judiciales a informadores y medios que difunden sus reportes con el argumento de que son propiedad exclusiva del propio Ibope y de sus clientes, entre los que se cuentan además de las televisoras desde luego, autoridades como la Secretaría de Gobernación o el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), y algunos grandes anunciantes.

 

Reporte Ibope

 

Uno de estos sectores nos aportó el informe de un solo día de emisión de Televisa, Azteca y la nueva cadena nacional, ImagenTV. El documento, que consideramos de interés ciudadano, revela una notable superioridad de las señales de la empresa de Emilio Azcárraga Jean sobre las que presenta la compañía que encabeza Ricardo Salinas Pliego. No es posible conocer por ahora lo que ocurre día con día, mucho menos una serie amplia de datos estadísticos, especialmente si como alertan los expertos, los “ratings” de las principales televisoras han declinado continuamente en los años recientes.   

 

El problema se agudiza porque existe una nueva faceta en la batalla de las televisoras por el mercado: Televisa y Televisión Azteca están echando mano de empresas diferentes que ofrecen mediciones de penetración o “rating”. Estas cifras sin embargo, son casi inaccesibles para el público bajo una base regular, e incluso para un segmento importante de los anunciantes. Y cuando son conocidas, se trata de datos aislados y notablemente discrepantes entre una empresa y otra.

 

La referencia tradicional en este campo ha sido la citada Ibope, que durante años mantuvo un férreo control y la cual sujeta a rigurosa secrecía sus procedimientos internos, presumiblemente basados en un número no determinado –hay una estimación de 3,000- de “medidores” instalados en hogares de todo el país, con el consentimiento del usuario, lo que constituye en los hechos un panel que arroja cifras representativas de qué sintoniza, a qué horas y durante cuánto tiempo el televidente mexicano.

 

Sin embargo, recientemente han empezado a circular reportes de otra empresa especializada en este campo, con siglas HR. Las fuentes consultadas aseguran que en este último caso dicha compañía dispone sólo de unos cientos de “medidores” y que se hallan ubicados en la zona metropolitana de la ciudad de México.

 

 El tema central es que las pocas cifras que se derivan de una y otra fuente no muestran coincidencia alguna y de acuerdo con expertos, ello atrae incertidumbre en el mercado, en un momento en el que tanto Televisa como Azteca ven debilitarse sus ingresos, y que una tercera cadena nacional, ImagenTV, está incursionando apoyada en una importante inversión, en busca de una participación en el sector.

 

De acuerdo con el reporte obtenido de Ibope, Grupo Televisa sigue a la cabeza en penetración, pues su “rating” es superior, al doble o más, que el de TV Azteca. El informe destaca que son las telenovelas los productos que atraen a mayor volumen de población, y que debajo de las mismas quedan los noticieros.

 

El reporte arroja que, durante los primeros días de febrero, el noticiero de Televisa “Diez en Punto”, conducido por Denise Maerker, registró un nivel de audiencia de hasta 15.6 puntos, en el caso del pasado viernes 10 de febrero, por ejemplo.

 

En tanto, el noticiero “Hechos de la Noche”, transmitido por Azteca 13, con Javier Alatorre, tuvo un “rating” de 7.4 puntos el mismo día.

 

Siempre según el informe de Ibope, las mediciones de audiencia de la programación ImagenTV alcanzan un “rating” muy por debajo de las dos principales televisoras. El noticiero que conduce Ciro Gómez Leyva tuvo un nivel de audiencia de 1.4 puntos, esto es, 14 puntos por debajo del noticiero de Televisa y 6 puntos por debajo del Azteca 13, en la medición realizada para la referida fecha.

 

El noticiero de ImagenTV  está incluso por debajo del programa “Pare de Sufrir”, que transmite Televisa en la madrugada, y cuyo nivel de audiencia es de 3.7 puntos, según las citadas mediciones de Ibope.

 

En cuanto a la programación de telenovelas, Televisa también se impone a TV Azteca, en niveles de audiencia que llegan incluso al triple entre una y otra televisora.

 

Por ejemplo, la telenovela de Televisa “El Bien Amado” registró un nivel de “rating” de 21.2 puntos, mientras que la de Azteca 13, “Celia”, tuvo 7.5 puntos, el viernes de la semana pasada.

 

Otro caso similar es el de la telenovela de Televisa “La Candidata, El Juego del Poder”, cuyo nivel de audiencia en el periodo de medición fue de 15.2 puntos, mientras que el de “La Fiscal de Hierro” de Azteca fue de 5.9 puntos.

 

 

 

 

 

EL DESPLOME EN LAS referidas cifras de penetración de ImagenTV está por llevar a un nuevo recorte en Grupo Imagen, a cargo de Ernesto Rivera. Se trata de la división que agrupa a todos los medios de la corporación que dirigen Olegario Vázquez Raña y su hijo, Olegario Vázquez Aldir. Nadie duda de que este consorcio sepa hacer negocios, como lo demuestra su crecimiento no solo en materia de medios de comunicación sino en hotelería, hospitales, construcción y energía, entre otros muchos sectores. Pero una visión basada únicamente en rentabilidad tratándose de medios de proceso de consolidación, más un estrecho margen para practicar periodismo de fondo, limita a todas luces el potencial que podría representar la que quizá sea una de las plataformas más sólidas en el ecosistema mediático mexicano.

 

EL DIARIO NEOYORKINO “The Wall Street Journal”, una las corporaciones mediáticas más importantes del mundo, vive una insubordinación de sus periodistas ante crecientes intentos de los editores para mover la línea editorial hacia un modelo conservador, cada vez más tolerante con los excesos del presidente norteamericano Donald TrumpMúltiples medios digitales, como “Político”, están reportando protestas por la práctica de “suavizar” materiales ligados con Trump o simplemente ignorar reportes “delicados”. Este grupo es propiedad de Rupert Murdoch, que ya ha convertido en templos del conservadurismo a otros medios otrora con prestigio de liberales e independientes

 

EN TELEVISIÓN AZTECA ya anunciaron los cambios sobre la programación en el Canal 40 mismos que serán en partes, pues se irá midiendo la audiencia, el problema es que para los nuevos espacios no habrá recursos más que los mínimos requeridos por lo que casi casi se les ofrecen espacios en un solo color con muebles que ya existen. Según productores consultados hay ajustes hasta en los salarios de conductores, mismos que deben despedirse de privilegios de algún tipo. La oferta de los directivos de la televisora es ofrecer mejoras económicas si los programas logran posicionarse en el gusto de la gente. 

.

 

 

@OpinionLSR


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información