La semana recién concluida se cumplieron tres meses de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán. La autoridad sigue ocultando información clave para entender lo que ocurrió y qué ha sucedido después. De seguir por esa ruta será imposible que el gobierno genere credibilidad en éste y oros temas.

 

Aquí hay una primera lista con tres aspectos que por una fallida estrategia o por complicidad siguen en espera de respuesta:

 

1.- El enigma de los privilegios. Guzmán era el reo más vigilado del país. Su celda era monitoreada por el sistema regular del penal del Altiplano, y existían al menos dos cubículos más en donde agentes del Cisen y de la Policía Federal ejercían su propia supervisión. Monitores adicionales con la imagen fija sobre la celda del capo, habían sido instalados en otras oficinas federales, incluidas las instalaciones de la Policía Federal en el poniente del Distrito Federal, que depende del nuevo titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, y en la Secretaría de Gobernación, que conduce Miguel Ángel Osorio Chong.

 

Aun antes de la fuga era evidente que el interno era objeto de múltiples privilegios, entre ellos no ser sujeto a revisiones corporales ni en su celda, acceso a alimentos especiales, contactos no monitoreados con visitas, entre ellos sus abogados. Hay videos en donde entrega a uno de sus abogados recados escritos fuera del control de la autoridad. Existen oficios alertando contra esas irregularidades. ¿Hasta dónde llegó la cadena de complicidades previas a la fuga?

 

2.- El enigma de los acusados. Más de una veintena de nombres han surgido como personajes ligados a la evasión. La mayor parte de ellos fueron consignados ante un juez, que declaró formalmente presos algunos, y luego ha ido dejando libres a otros, por presunta falta de pruebas. Menos de la mitad de lo consignados se halla en prisión.

 

La información disponible apunta en el sentido de que otros señalados en la estructura del sistema nacional de seguridad, incluso altos mandos, no fueron tocados pese a reportes de que estaban enterados de las irregularidades previas.  En diversos ámbitos se refiere la presión para dejar fuera de sospechas a funcionarios del Cisen, que encabeza Eugenio Imaz, un muy personaje en el primer círculo de la administración Peña Nieto.

 

De acuerdo con las fuentes consultadas, la autoridad decidió ignorar indicios de que otro grupo de funcionarios federales, estatales y municipales colaboraron en el exterior del penal a encubrir la construcción del túnel por el que oficialmente escapó Guzmán, para evitar un mayor escándalo de corrupción pública. Se asegura que al menos una docena de nombres configuran una lista de cómplices impunes.

 

3.- El enigma del video con audio.  La semana pasada el conductor Carlos Loret presentó en su espacio matutino en Televisa un video con audio que confirma la versión -por demás lógica- de que en el periodo previo a la fuga de Guzmán se produjeron ruidos intensos similares al que producen un martillo neumático y otras herramientas necesarias como para romper el piso de su celda.

 

El reporte periodístico asegura que ese video con audio era recibido en el área de monitoreo del conjunto de las celdas del penal. Los monitoristas de esa zona se encuentran detenidos. Su abogado, Alberto de la Cruz Conde, declaró que sus clientes contaban con equipo de video pero sin audio.

 

Y que el video con audio presentado por Loret proviene de los cubículos asignados a personal del Cisen y de la Policía Federal.  Los monitoristas de esa última se encuentran libres. El abogado asegura que el propósito de la filtración del video con audio busca hundir  sus defendidos y dejar impunes a los policías federales.

 

Los enigmas y contradicciones en este caso emblemático del fracaso de la justicia mexicana, se multiplican hacia historias sobre su primera fuga, su reprehensión y los esfuerzos que se hacen para llevar a Guzmán de nuevo a prisión. Será pertinente retomar el tema en la siguiente entrega de este espacio.

 

rockroberto@gmail.com



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información