El próximo sábado 28 de enero, está establecido como el Día Internacional de la Protección de Datos Personales, en conmemoración de la firma de la Convención 108 del Consejo de Europa, primer instrumento internacional específico sobre la salvaguarda de la privacidad y la información personal. La expansión del reconocimiento de estas libertades en el mundo ha universalizado también los festejos sobre el tema, algo sin duda merecido por su naturaleza de derechos fundamentales.

 

Es importante advertir que el entorno actual plantea la necesidad de contar con normatividad adecuada que proteja la autodeterminación informativa de los individuos, tomando en cuenta el uso intensivo de tecnologías en constante evolución, el aumento en la captura de datos sobre las personas y sus actividades, así como la intensificación de las comunicaciones y los servicios electrónicos.

 

En nuestro país este tema se encuentra en un proceso de construcción, a partir de la reciente aprobación de la Ley General de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (LGDPPSO), la cual está pendiente de publicación y que viene a complementar el marco jurídico desarrollado en la materia, cuyo primer paso se dio en 2010 con la regulación del ámbito privado, a través de la Ley de Protección de Datos en Posesión de Particulares.

 

Sobre el tratamiento de datos en el ámbito de gobierno, cada día existen más servicios y trámites en línea, que implican la obtención y transmisión de información de manera masiva, en rubros como salud, educación e impuestos, que requieren de almacenamiento en grandes bases de datos, en los niveles federal, estatal y municipal.

 

Para tener una aproximación de la magnitud alcanzada en este ámbito, tanto en el mundo real como en el virtual; los resultados de la Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales 2016 (ENAID); revelan que gran parte de las personas ha proporcionado su nombre y algún apellido a instituciones públicas (99.5%) o empresas (99.3%), seguido de su dirección (97.5% y 96.6%, respectivamente). Sin embargo, casi todas ellas expresaron su preocupación por el uso indebido que pudiese hacerse de estas referencias (con alrededor del 84 por ciento).

 

Algunos ejemplos que permiten dimensionar los grandes volúmenes de información que es proporcionada por la población y es inscrita en distintos soportes en el ámbito público, los tenemos en el padrón electoral, con más de 85 millones de ciudadanos inscritos[1]; los registros del Seguro Popular y el IMSS, con cerca de 55 y 62 millones de afiliados[2], respectivamente; o el del Programa PROSPERA que incorpora a los integrantes de las 6.8 millones de familias en situación de pobreza que atiende[3].

 

La necesidad de recabar información personal es inherente a gran parte de las funciones del Estado y el uso de tecnologías para su obtención, resguardo y tratamiento es cada vez más frecuente, por lo que la LGDPPSO se convierte en un instrumento valioso para asegurar la compatibilidad del servicio público con el respeto a las prerrogativas de los gobernados, dotando de claridad sobre la manera como se tratarán sus datos personales y abonando en favor de la confianza en las instituciones.

 

Por lo que refiere al uso del ciberespacio en nuestro país, diversas estadísticas muestran que las personas tienen cada vez mayor acceso a ellas y hacen un uso intensivo de las mismas. En este sentido, la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, reporta que 62.4 millones utilizan Internet, los cuales en su mayoría declararon emplearlo principalmente para obtener información general (88.7%), como herramienta de comunicación (84.1%), para acceder a contenidos audiovisuales (76.6%) y a redes sociales (71.5%).

 

La numeralia permite establecer un desafío claro: lograr que la legislación sea efectiva para hacer frente a los riesgos que implica el creciente manejo de datos, particularmente en el ámbito digital. Para atenderlo, se necesita que las instituciones responsables de la transparencia y la protección de datos de todo el país, ejerzan a plenitud y con firmeza sus atribuciones, con la participación de los sujetos obligados en la toma de responsabilidad y acciones en favor del derecho de los individuos a controlar su información.

 

Para abonar a lo anterior, es esencial asumir un enfoque preventivo que promueva entre los actores involucrados el uso ético y responsable de los datos personales, manteniendo el debido equilibrio entre los fines institucionales, la evolución tecnológica y la privacidad de las personas.

 

Adicionalmente, en lo inmediato, se tiene el reto de cumplir con el mandato constitucional de armonizar las leyes estatales sobre protección de datos con las disposiciones de la Ley General, en un plazo de seis meses a partir de su publicación, además de construir el andamiaje regulatorio y procedimental para el funcionamiento del marco legal en la materia.

 

En el INAI existe la certeza de que la nueva legislación fortalecerá a los órganos garantes y dará sustento firme a su accionar en la tutela del derecho de las personas a decidir sobre su información. La conciencia sobre los derechos que tienen al respecto, así como de las obligaciones de todos los actores involucrados, es un aspecto esencial que requiere de la más amplia difusión y promoción. Para contribuir a ello, y en el marco del Día Internacional de la Protección de Datos Personales, en el INAI se realizarán diversas actividades los días 26 y 27 de enero, tanto en la Ciudad de México como de manera paralela en otras entidades del país, gratuitas y abiertas al público interesado, en las que estaremos complacidos de que se sume la mayor cantidad de personas posible.

 

El programa está disponible en www.inai.org.mx.

 

@INAImexico

areli.cano09@gmail.com

@OpinionLSR

 

[1] http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/Estadisticas_Lista_Nominal_y_Padron_Electoral/

[2] http://www3.inegi.org.mx/sistemas/sisept/default.aspx?t=msoc01&s=est&c=22594

[3] https://www.gob.mx/prospera/articulos/sabias-como-funciona-prospera?idiom=es

 

> Lee más sobre el autor

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información