La serie que todos están hablando tiene nombre y apellido y se llama 13 Reasons Why. Desde finales de marzo, la serie original de Netflix tocó temas que nos cayeron como balde de agua fría porque trata uno de los tabúes más grandes dentro de la sociedad: el suicidio. Basada en el libro homónimo de Jay Asher, 13 Reasons Why cuenta la historia de Hannah Baker, una adolescente que decide quitarse la vida debido al bullying que constantemente sufría. Los trece capítulos de la serie tratan sobre trece cintas que ella dejó contando el por qué se suicidó.  Cada cinta es un personaje primordial el cual tiene un hilo conductor que eventualmente se convertirá en la decisión final que ella toma para cortarse las venas. La serie comienza cuando la caja de cintas llega a manos de Clay Jensen, compañero de Hannah quien estuvo enamorado de ella desde que la conoció, es así como Clay se convierte en protagonista y comenzamos a escuchar la vida de Hannah desmoronándose en sus oídos. 

Cuando escuchamos la palabra suicidio es inevitable sentir incomodidad. Ha sido un tema difícil de tratar y 13 Reasons Why llegó a quitarnos la máscara y ver la cruda realidad. Conforme avanza la serie y se llega a conocer a todos los personajes, lo primero que se piensa es cómo esta chica puede hacer tal cosa con su vida, tal vez hasta se piensa que está “exagerando”, pero es hasta los últimos dos capítulos (en los cuales hay un anuncio de advertencia por el material explícito y piden prudencia a los espectadores) en los que la serie retrata problemas tan graves como la violación hasta el inevitable suicidio. Desde su estreno, las opiniones de la serie han estado divididas; muchos están preocupados porque se “imite” este comportamiento en más jóvenes y esto lleve a más suicidios, otros piensan que la serie ha sido el parteaguas para comenzar a hablar del tema que nos cuesta tanto trabajo comprender y con el tiempo ayudará a prevenir y hacer algo al respecto sobre el comportamiento suicida y el sucidio mismo.


La realidad es que vivimos en un mundo lleno de prejuicios por doquier; lo que la gente piense de nosotros nos afecta hasta un punto en el que no sabemos si nosotros estamos bien o estamos mal. ¿Por qué deberíamos de cambiar, solo porque el que está al lado así lo siente?

 El bullying es preocupante en la sociedad, no es un tema que se puede pasar por alto y menos en un salón de clases. 13 Reasons Why viene con todo para concientizar al espectador sobre la importancia de lo que hacemos a nuestro alrededor y cómo esto puede afectar a nuestro entorno. Hannah Baker en muchas ocasiones pudo haber pedido ayuda, pero este mismo entorno la hizo pensar que no existe tal, simplemente hay un vacío en ella que nada ni nadie puede llenar.  

El desencadenamiento que trajo esta serie sobre el sucidio llevó a las escuelas a querer toma cartas en el asunto, pidiendo que fuera de carácter obligatorio el que los adolescentes vean la serie con sus padres, por la gravedad del contenido y por la repercusión que puede haber en sus vidas.

Es importante destacar el impacto mediático que la serie ha tenido; hasta el momento acumula 11 millones de tuits desde su estreno, convirtiéndose en la serie de televisión más tuiteada en lo que va del 2017, dejando atrás a series de gran peso como The Walking Dead o Game of Thrones. Todos los personajes de la serie ya pasan los miles de seguidores en Instagram, siendo la protagonista que da vida a Hannah Baker, interpretada por Katherine Langford, la más popular con más de 4 millones de seguidores. 

A pesar de los comentarios negativos por “idealizar” el suicidio, los creadores del programa no tienen remordimiento alguno. Tanto ellos como Selena Gomez, la productora de la serie han argumentado en diferentes ocasiones que es un tema que tiene que retratarse tal cual es: crudo e impactante, y lo único que esperan de la serie es que realmente se comience a dejar de ver al tema como un tabú y comenzar a concientizar a las personas sobre las acciones que hacemos día a día. Algunos prejuicios con los que crecemos en preparatoria permanecen con nosotros a lo largo de nuestra vida; no sabemos el impacto que vamos a tener con la persona que se sienta detrás de nosotros, lo importante de todo esto es que 13 Reasons Why nos ayudó como espectadores a quitarnos la venda de los ojos y a valorar que como persona puedes generar pequeñas acciones para que el de al lado no se hunda, sin agresiones ni malos tratos, esa es la verdadera enseñanza de la serie.


Recientemente se anunció que habría una segunda temporada, aún no sabemos de qué se va a tratar pero probablemente la esencia de la serie siga siendo sobre trastornos mentales, probablemente involucrando otros desórdenes emocionales en los jóvenes, así que por lo que vemos, esta primera temporada solamente fue el principio de una gran serie que promete hablar sobre estas tendencias. Puede que para muchos sea solo una historia, pero es la cruda realidad.


@danybenassini

Por Daniela Benassini,  Comunicóloga egresada de la Universidad Anáhuac Norte. Especializada en cultura y entretenimiento, fanática de las series de televisión, cinéfila y melómana. Especialista en redes sociales y marketing digital.






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información