Regreso de Videgaray, retroceso y prueba de fuego: expertos

Señalan que esta decisión por parte del gobierno federal es muy controversial y significa también un importante desprecio al Servicio Exterior Mexicano

Por Francisco Nieto 04/01/2017 10:01 p.m.

Regreso de Videgaray, retroceso y prueba de fuego: expertos

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- El regreso de Luis Videgaray al gabinete federal, pero ahora como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) es un retroceso para la diplomacia mexicana y es un intento por hacer creer que fue un acierto la invitación al país del entonces candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, consideraron académicos e internacionalistas.

En entrevista con La Silla Rota, el académico de la UNAM, Martín Íñiguez, y el experto en seguridad nacional y profesor de Política Exterior de México y de Estados Unidos de la UDLAP, Gerardo Rodríguez, coincidieron en que esta decisión por parte del gobierno federal es muy controversial y significa también un importante desprecio al Servicio Exterior Mexicano.

El académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Martín Íñiguez, calificó de “pragmática” la decisión de poner en la Cancillería mexicana a Luis Videgaray, sin tener la experiencia en la diplomacia.

En ese sentido, el principal objetivo de esa decisión es tratar de ratificar que la visita de Trump a México fue acertada, pese al descontento de la sociedad mexicana que la reprochó y que provocó la salida del propio Videgaray, entonces secretario de Hacienda y artífice principal de la visita del estadounidense a Los Pinos.

“Están tratando de quedar bien con el nuevo gobierno norteamericano, particularmente con el equipo de Donald Trump. Le están diciendo: te lo vuelvo a poner, para que tengamos un interlocutor válido”, consideró.

Sin embargo, continuó el académico, esta decisión es muy arriesgada por parte del gobierno mexicano por al menos dos razones: ante el desconocimiento del tema diplomático, Videgaray tendrá una larga curva de aprendizaje que podría llevarle lo que resta la actual administración federal y porque es un “enigma” la actuación de propio Donald Trump, ya como presidente de Estados Unidos.

Para el académico de la UNAM, se debió poner como Canciller a un diplomático de carrera, lo que demuestra que el gobierno federal no tiene una política internacional clara ni contundente.

“Es un retroceso para la política exterior mexicana, porque la curva de aprendizaje de quien no conoce la tarea de la diplomacia es en promedio de un año y medio, y es justo cuando acabará el actual gobierno federal. Yo lo veo como una tragedia nacional, pues será una estrategia fallida”, reiteró.

 

Beneficio de la duda

El académico de la Universidad de las Américas Puebla, Gerardo Rodríguez, explicó que pese a que esta decisión tomada desde Los Pinos confirma en que no se confía en el Servicio Exterior Mexicano, se puede entender que Videgaray, como economista de formación, sería una pieza fundamental para la posible renegociación de Tratado de Libre Comercio (TLC).

En ese sentido, el experto en política exterior consideró necesario darle el beneficio de la duda a esta decisión presidencial, pues al tener Videgaray acceso directo al equipo de Donald Trump se podrían obtener mejores resultados.

“Probablemente sí se requiere a un perfil como el de Luis Videgaray para negociar con Donald Trump. México ha tenido cancilleres que no han sido parte del servicio exterior, los cuales han demostrado experiencia internacional y aptitudes personales para el momento que se necesita atender”.

“En ese sentido, yo le doy un voto de confianza al Canciller Videgaray en una misión muy concreta: el establecimiento de relaciones diplomáticas con nuevo gobierno de Estado Unidos; si no lo logra hacer, se confirmará que el acercamiento con el entonces candidato Trump fue un fracaso”, dijo.

 

Co-dependencia

Para el experto en materia internacional, Martín Íñiguez, la crisis actual que vive México con el presidente electo de Estado Unidos, Donald Trump, debería de verse como una oportunidad para romper con la co-dependía que hay con el vecino país del norte y consolidar nuevos mercados con la Unión Europea, Japón, China y Rusia.

“¿Por qué no ampliar las negociaciones con otros países, porque si sólo vemos a Estados Unidos como país con el que hay que negociar, pues la verdad estamos amolados”, reiteró.

 

lrc


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información