Gobernadores y congresos tendrían margen para solicitar a Fuerzas Armadas

Las acciones de orden interno y de seguridad interior que lleven a cabo las Fuerzas Armadas en ningún caso se considerarán de seguridad pública

Por Francisco Nieto 13/12/2016 09:49 p.m.

Gobernadores y congresos tendrían margen para solicitar a Fuerzas Armadas

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota)- La iniciativa que regularía el nuevo marco jurídico de las Fuerzas Armadas permitirá a los gobernadores o los congresos estatales emitir una declaratoria de protección a la seguridad interior en las que participen militares y establece un candado para que en los Presupuestos de Egresos de la Federación se aseguren los recursos necesarios para dichas acciones.

 

Además, la propuesta legislativa impulsada por el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho y su compañera de curul, Martha Tamayo, blinda la actuación de las fuerzas castrenses, pues especifica que las acciones de orden interno y de seguridad interior que lleven a cabo las Fuerzas Armadas en ningún caso se considerarán de seguridad pública.

 

Respecto a la actuación de las Fuerzas Armadas en acciones de seguridad interna, la iniciativa propone que el presidente de la República a propuesta de los secretarios de la Defensa Nacional y Marina, designe a un Comandante de las Fuerzas Armadas participantes, quien dirigirá los grupos interinstitucionales que para el efecto se integren.

 

El comandante designado elaborará el protocolo de actuación para establecer responsabilidades, canales de comunicación y coordinación de las autoridades militares y civiles participantes.

 

El protocolo contemplaría la integración de grupos interinstitucionales, a fin de que cada una lleve a cabo la misión que se les asigne con base en las atribuciones y responsabilidades que les correspondan, coordinadas por el comandante.

 

Las nuevas funciones

La iniciativa priísta, la cual será la base para lo discusión del nuevo marco legal castrense, especifica el actuar de las Fuerzas Armadas en operativos de seguridad interna.

 

Es decir, cuando las Fuerzas Armadas realicen acciones de orden interno y de seguridad interior y se percaten de la comisión de un delito, lo harán del inmediato conocimiento del Ministerio Público o de la Policía, limitándose a preservar el lugar de los hechos hasta el arribo de dichas autoridades.

 

También podrá adoptar medidas para que se brinde atención médica de urgencia a los heridos si los hubiere, así como poner a disposición de la autoridad correspondiente a los detenidos, por conducto o en coordinación con la Policía.

 

La nueva Ley de Seguridad Interior estaría conformada de seis capítulos y de 32 artículos. El primero de ellos, denominado “Disposiciones Generales”, define a la seguridad interior como la condición que proporciona el Estado Mexicano que permite salvaguardar la continuidad de sus instituciones y el desarrollo nacional, mediante el mantenimiento del estado de derecho y la gobernabilidad democrática en todo el territorio nacional en beneficio de su población.

 

El Capítulo Segundo, “Procedimiento para emitir la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior”, regula la intervención del Gobierno Federal en materia de seguridad interior bajo dos modalidades.

 

La primera es cuando el presidente de la República así lo determine y la segunda, a petición de las Legislaturas de las entidades federativas o de su Ejecutivo. Tratándose de las peticiones de apoyo por parte de las entidades federativas, se prevén los requisitos que deben contener, los cuales serán fundamentales para el análisis de la procedencia de la declaratoria.

 

De igual forma, se otorga al Ejecutivo Federal un plazo para la emisión de la declaratoria, señalando los elementos que deberá contener, y se prevé el deber de publicarla en el Diario Oficial de la Federación.

 

Para efectos de garantizar la atención urgente de situaciones que coloquen en grave peligro la integridad colectiva de las personas o el funcionamiento de las instituciones, se faculta al presidente de la República para ordenar acciones inmediatas, sin perjuicio de emitir la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior en el menor tiempo posible.

 

El Capítulo Tercero, llamado “De la intervención de las Autoridades Federales”, establece la intervención progresiva y gradual del Gobierno Federal, primero con la participación de las autoridades y fuerzas de seguridad pública federales y, cuando éstas sean insuficientes para contrarrestar la amenaza, se dará la intervención a las Fuerzas Armadas.

 

En el Capítulo Cuarto, “De la inteligencia para la Seguridad Interior”, se establece que las acciones de orden interno y de seguridad interior se apoyarán en las unidades y procesos de inteligencia del Sistema de Seguridad Nacional.

 

El Capítulo Quinto, “Del control de las acciones en materia de Seguridad Interior”, puntualiza que la autoridad coordinadora de las acciones de seguridad interior deberá mantener permanentemente informado al titular del Ejecutivo Federal sobre la ejecución de sus acciones.

 

El Capítulo Sexto, denominado “De los recursos para atender una afectación de seguridad interior”, contempla las previsiones anuales en el presupuesto de egresos de la Federación, para la atención de las acciones que realicen las dependencias federales en materia de seguridad interior.

mlr


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información