En 2015, ASF ya tenía en la mira a los Duarte y a Borge

De acuerdo con los resultados de la Cuenta Pública 2015, entregada a la Cámara de Diputados, estos tres gobiernos estatales presentaron una serie de anomalías

FRANCISCO NIETO 15/02/2017 09:51 p.m.

En 2015, ASF ya tenía en la mira a los Duarte y a Borge

LEE TAMBIÉN

Legisladores federales se aferran a la opacidad en 'moches': ASF

En 2014 y 2015 existen subejercicios, inobservancias, opacidad en el manejo de dinero y falta de aplicación de los recursos públicos


CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Desde 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) tuvo en la mira las gestiones de los tres ex gobernadores de Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, César Duarte, Roberto Borge y Javier Duarte, respectivamente.

De acuerdo con los resultados de la Cuenta Pública 2015, entregada a la Cámara de Diputados, estos tres gobiernos estatales --hoy señalados de irregularidades -- presentaron una serie de anomalías.

En las tres entidades, la Cuenta Pública 2015 evidenció irregularidades y observaciones en los sectores de salud, educación y cultura, infraestructura, seguridad pública y en el desempeño del gasto federalizado.

Por ejemplo, el gobierno de Chihuahua incurrió en inobservancias en materia de transparencia y control de los recursos en el sector educativo, especialmente en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) que generaron  un probable daño a la Hacienda

Pública Federal por un importe de 129 millones 211 mil pesos.

Según los resultados de la auditoría, estos recursos se destinaron en pagos al personal que estuvo adscrito en centros de trabajo no financiables con el FONE; hubo pagos a empleados que contaron con licencia sindical; gastos de operación que no corresponden a los fines y objetivos del FONE; y pagos a empleados que no fueron localizados en los centros de trabajo.

“En conclusión, el Gobierno del Estado de Chihuahua no realizó, en general, una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo apegada a la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron sus objetivos y metas”, detalló la Cuenta Pública 2015.

En materia de Salud, el gobierno de Chihuahua, bajo el mandato de César Duarte, tiene un faltante de 107 millones de pesos de recursos federales asignados a la compra de medicinas para instituciones de salud públicas incluyendo el Seguro Popular, además compró medicinas a 15 veces el valor promedio unitario.

"Con el pago de sobreprecios por la adquisición de medicamentos y materiales de curación de hasta 15 veces arriba del valor individual autorizado, el Gobierno del Estado de Chihuahua desvió recursos destinados a la atención digna y oportuna de enfermedades cubiertas por el Seguro Popular, con lo cual afecto directamente a las familias mexicanas que por su condición laboral y socioeconómica no son derechohabientes de las instituciones de seguridad social y son protegidos bajo el esquema del Seguro Popular.

 

Quintana Roo

En  materia educativa, el gobierno del priísta Roberto Borge incurrió en inobservancias en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto de Operativo, lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 8 millones de pesos.

La ASF también revisó los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples y concluyó que el estado no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

“El estado no cumplió con sus obligaciones de transparencia sobre la gestión del Fondo de Aportaciones Múltiples, ya que no entregó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público los informes trimestrales del primero y segundo trimestres, y tampoco los difundió en el periódico oficial ni en su página de Internet; asimismo, no tuvo calidad ni congruencia de las cifras reportadas”.

“El estado no alcanzo el 100.0% de las metas al no ejercer el total de los recursos asignados. En conclusión, el estado no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, apegada a la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron sus objetivos y metas”, detalla.

 

Veracruz

En el caso de esta entidad, cuyo ex gobernador es prófugo de la justicia, la ASF realizó una serie de auditorías las cuales de no subsanarse habría un importante quebranto a la hacienda pública.

En materia de educativa, hubo inobservancias principalmente en materia de transferencias a cuentas estatales las cuales se desconoce su destino y también se realizaron pagos a personal adscrito a centros de trabajo no financiables, que contaba con licencia de sindical y a trabajadores que no se localizaron en centros de trabajo visitados.

Estas irregularidades generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de casi 484 millones de pesos.

La ASF también revisó el Fondo de Aportaciones Múltiples y el estado realizó transferencias a otras cuentas que generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por 943 millones de pesos, además existen recursos no ejercidos por 26 millones de pesos que deberán aclarar.

“En conclusión, la entidad federativa no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, de acuerdo con la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron sus objetivos y metas”, dice auditoria.

 

lrc


LEE TAMBIÉN

Conoce los 5 estados con más recursos desfalcados, de acuerdo a la ASF

Los estados de Veracruz, Puebla, Estado de México, Michoacán y Oaxaca representan más de la tercera parte de los 65 mil millones de pesos desviados por estados de la República en 2015, reporta la ASF.





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información