De la Operación Gárgola a la Operación Cisne Negro

La Operación que llevaría a la recaptura de El Chapo Guzmán derivó de los contactos de Kate del Castillo con los abogados del capo en 2014

AGUSTÍN VELASCO 12/01/2016 07:52 a.m.

De la Operación Gárgola a la Operación Cisne Negro

LEE TAMBIÉN

El nepotismo de El Chapo

Muerto el perro, no acaba la rabia.


CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- La Operación Cisne Negro de la Secretaría de Marina (Semar) y que derivó en la tercera recaptura de Joaquín Guzmán Loera se originó a mediados de agosto de 2014, cuando los abogados del capo establecieron comunicación con la actriz Kate del Castillo, para que esta le ayudara en la realización de una película biográfica y una entrevista.

 

Esas comunicaciones fueron interceptadas, de acuerdo con versiones oficiales, por inteligencia mexicana que les comenzó a dar seguimiento durante su entrada al país, a principios de octubre de 2015.

 

Notas periodísticas dan cuenta de que la última ocasión en la que Sean Penn y Kate del Castillo estuvieron juntos en México en Guadalajara el 7 de octubre y aunque se desconocía el motivo, se especuló que era para festejar el cumpleaños 43 de la actriz.

 

La fecha coincide con el relato que el actor estadounidense hizo para la revista Rolling Stone y en la que detalla que días después de su encuentro con Guzmán Loera este logró escapar de un operativo.

 

Dicha operación, informó el gobierno mexicano, se realizó el 16 de octubre pasado y el capo habría logrado huir por una cañada gracias a que iba acompañado por dos mujeres y una menor de edad, por lo que no se abrió fuego desde el aire en su contra.

 

En la conferencia de prensa ofrecida por la procuradora Arely Gómez en el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) el pasado viernes 8 de enero para anunciar la detención de Guzmán Loera, la funcionaria detalló que a finales de diciembre se logró obtener información de las intenciones del capo de trasladarse a la zona urbana del estado de Sinaloa, su tierra natal y de donde nunca salió luego de su fuga en julio de 2015.

 

Según la información de la procuradora, en el seguimiento se identificó a uno de sus colaboradores que se especializaba en la construcción de túneles y quien estaba acondicionando una casa en los Mochis, Sinaloa. Se fraguó entonces la Operación Cisne Negro encabezado por el mismo mando que detuvo al capo en febrero de 2014.

 

En su columna de este lunes para el diario El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola detalla que como parte del operativo 17 integrantes del cuerpo de élite de la Marina volaron desde el Distrito Federal a Los Mochis antes del 24 de diciembre luego de que el Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen) tuviera la certeza de que en el domicilio en el bulevar Jiquilpan y Rio Quelite en el fraccionamiento Las Palmas, se encontraba el líder del Cártel de Sinaloa.

 

Loret de Mola también revela que otros 50 Marinos se sumaron horas antes de la operación del 8 de enero para apoyar en labores de resguardo de alcantarillas, pues ya se había contemplado que el capo podría huir por el drenaje.

 

En punto de las 4.40 de la mañana inició el enfrentamiento con dos detonaciones que abrieron las puertas exteriores del domicilio. Los disparos duraron hasta alrededor de las 6.00 horas.

 

Si la Operación Cisne Negro hubiera terminado en este punto se habría calificado como “fallido”, pues el narcotraficante logró huir por el sistema pluvial de la ciudad de Los Mochis.

 

Sin embargo, la veracidad de dicho operativo ha sido puesta en duda por un boletín de la propia Marina emitido el viernes 8 de enero por la mañana.

 

En el documento se refiere que una “denuncia anónima” llevó a los marinos hasta el domicilio referido, donde fueron recibidos con disparos. El saldo de la refriega fue de  cinco de los agresores muertos y seis detenidos.

 

También se informó que Orso Iván Gastélum Cruz, presunto jefe de la zona norte de Sinaloa, identificado como “El Cholo”, escapó, aunque horas después circularon imágenes en las que se ve al jefe de plaza junto a Guzmán Loera dentro de un auto.

 

Un dato adicional. En el video difundido por El Universal Tv sobre el enfrentamiento en el domicilio del que presuntamente Joaquín Guzmán logró huir, se aprecia que en la entrada de una habitación, detrás de los elementos castrenses hay un hombre sin casco ni ningún tipo de aditamento que resguarde su integridad física en una situación de tales maginitudes.

 

Si es que la Operación Cisne Negro tenía el objetivo de detener a Joaquín Guzmán o a El Cholo Gastélum, esta misión no se cumplió pues la versión final indica que ambos lograron huir y fueron capturados por la Policía Federal en una carretera y luego llevados hasta un hotel para su resguardo.

 

Según la columna del periodista Loret de Mola, ya detenido, el jefe del grupo élite de la Marina –el mismo que lo capturó en 2014 bajo la Operación Gárgola– le dijo al capo:  “Se te terminaron tus seis meses de vacaciones”.

 

“Sí, se me terminaron las vacaciones”, aceptó el Chapo Guzmán, de acuerdo con las investigaciones del conductor de Primero Noticias.

 

 

La Operación Gárgola

 

El 17 de febrero 2014 Joaquín Guzmán estuvo a punto de ser aprehendido en una residencia de Culiacán, Sinaloa. La operación había iniciado tras meses de investigaciones y colaboraciones con agencias estadounidenses quienes apoyaron en tareas para intervenir sus comunicaciones.

 

La madrugada de aquel lunes lograron la detención de su asistente personal, apodado “Nariz” quien trató de desorientar el operativo. Las tropas de elite de la Marina ubicaron al capo en una residencia de la calle río Maya. El capo logró huir a través un túnel en la casa que daba al sistema de drenaje de la capital sinaloense.

 

Sin embargo, sólo cuatro días después la Operación Gárgola logró ubicarlo nuevamente, esta vez en el departamento 401 del edificio Miramar de Mazatlán, Sinaloa.

 

La Operación contaba con 30 elementos de la Marina, entre ellos el mismo mando que el pasado 8 de enero lo volvió a capturar.

 

En aquella ocasión no fueron recibidos a balazos, el único elemento de seguridad del capo apodado “Cóndor”, cuando se vio rodeado, tiró el arma y fue aprehendido, de acuerdo con el parte oficial. Seis marinos continuaron por los pasillos del edificio.

 

El grupo se dividió en tres. Mientras unos marinos ubicaron a las hijas del sinaloense y una mujer que dijo ser la cocinera, dos marinos más entraron a la recámara principal donde estaba la esposa, Emma Coronel. Guzmán Loera se encontraba detrás de la puerta del baño.

 

La Operación Gárgola duró 17 minutos. 

 

lrc


LEE TAMBIÉN

Juicio contra El Chapo arrancará el 16 de abril de 2018

El tribunal, a cargo del juez Brian Cogan, fijó el 15 de agosto próximo como fecha de una nueva audiencia sobre el estatus del proceso contra el narcotraficante





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información