Extorsión, riña y comercio ilegal, líneas de indagatoria de explosión en Tultepec

El alcalde Armando Portugués indicó que será la fiscalía mexiquense la que determine qué fue lo que ocasionó el siniestro que dejó un saldo preliminar de 33 muertos

Por Paris Alejandro Salazar 21/12/2016 09:38 p.m.

Extorsión, riña y comercio ilegal, líneas de indagatoria de explosión en Tultepec

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Extorsión a comerciantes, una riña entre particulares y el comercio ilegal de pirotecnia, son algunas de las líneas de investigación que se siguen tras la explosión del mercado de San Pablito en Tultepec.

El alcalde de Tultepec, Armando Portugués, indicó que será la fiscalía mexiquense la que determine qué fue lo que ocasionó el siniestro que dejó un saldo preliminar de 33 muertos.

"Habría una banda de extorsionadores, las bombas que se vendieron que no estaban permitidas que querían comercializar, una riña entre particulares y uno de ellos aventó un cohete, son algunas versiones", afirmó.

Admitió que conoce la versión de que un grupo de la delincuencia organizada habría extorsionado a los locatarios de Mercado de San Pablito y que como medida de presión habrían atentado directamente contra uno de los negocios y de ahí se desencadenaron las explosiones.

Según datos obtenidos con base en testimonios de vecinos de Tultepec, desde hace tres años la zona ha sufrido extorsiones y secuestros principalmente a la gente dedicada por décadas a la producción de cohetes y castillos que han tenido que contratar seguridad e invertir en medidas de seguridad.

 

 

Desde 2011 algunos medios -principalmente locales- informaron sobre la presunta disputa de la zona por parte de grupos criminales que buscarían controlar la venta de droga que incluye a los municipios aledaños de Tultitlán y Coacalco.

Recientemente, en 2016, un vecino de Santiago Teyahualco - donde se ubica el mercado de San Pablito- sufrió un intento de secuestro por supuestos policías que le solicitaron una fuerte cantidad de dinero para dejarlo en libertad, este hecho lo presenciaron vecinos de la comunidad, quienes dieron parte a las autoridades para que lo rescataran.

Apenas el 10 de noviembre que pasó, varios comerciantes de la zona de Tultepec denunciaron que eran víctimas de extorsiones por parte de un grupo al que denominan “Los Dominicanos o los Morenos”, de apellido Ovalle y de origen dominicano y sudamericano.

Según medios locales, Los Morenos están coludidos con otra banda peligrosa en la zona que cobra a los microbuseros de la zona un tipo de "checador" cada que pasan por ciertas rutas.

Las víctimas manifestaron que esa banda empezó en la zona haciendo préstamos de dinero a rédito y a la hora de cobrar adeudos llegaban a los domicilios deudores con armas de fuego para obligarlos a pagar; después de ese negocio de prestar dinero empezaron las extorsiones y las amenazas de secuestro que no han parado hasta el momento.

 

 

Ayer, el alcalde de Tultepec indicó también que los locatarios y vecinos comentaron que en el mercado, donde sólo se permite la comercialización de juguetería, se habría vendido de manera ilegal 'bombas' y que el mal manejo de ellas habría iniciado las explosiones.

Una tercera versión es una riña entre particulares, donde uno de ellos habría detonado cohetones a su rival, que llegaron a mercancía fuera de los locales y provocó el siniestro.

Armando Portugués adelantó que una vez concluida la atención a las víctimas y el recuento de daños, buscará la reapertura del mercado de cohetes, "es mi obligación porque el 20 por ciento de la población de Tultepec vive directa o indirectamente de la comercialización de pirotecnia".

Expuso las pérdidas económicas por la explosión del mercado de San Pablito ascenderían a cerca de $40 millones de pesos, ya que aproximadamente cada locatario tenía $100 mil pesos en mercancía, y la anterior de construcción del mercado se estimó en $10 millones  de pesos.

"No tenemos obligación legal de apoyar, sin embargo, como gobierno municipal tenemos la obligación moral de apoyar a nuestros vecinos y eso es lo qué vamos hacer, el Cabildo decidirá De qué manera se ayudará", explicó.

Según testimonios, los protocolos de seguridad dentro de las instalaciones de San Pablito son muy estrictos por lo que transciende que el siniestro pudiera haber sido provocado aprovechando la alta afluencia de gente que visita el lugar para surtirse de producto para las fiestas decembrinas.

 

 

No funcionaron los protocolos

 

Vecinos de Santiago Teyahualco aseguraron que los protocolos de seguridad y de resguardo de accidentes en el mercado de Pirotecnia de San Pablito no sirvieron para nada.

Vecinos entrevistados por La Silla Rota aseguraron que la única obligación que tenían los locatarios era tener un barril con arena y entre todos una pipa de agua siempre lista, misma que resultó totalmente inservible al momento del accidente.

A pesar de que el mercado fue considerado por el director general del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, Juan Ignacio Rodarte Cordero, como el más seguro de su clase, y de que apenas hace unos días fue revisado, en los hechos no había un protocolo de seguridad por lo que la reacción de todos los cuerpos de rescate quedó corta ante la magnitud de la explosión.

"Quién manipularía la arena, quién el agua que tampoco es un elemento que apague el fuego ocasionado por la pólvora. No había un protocolo para la intensidad y sobre todo para la rapidez con la que explotó todo", dijo un vecino.

A todas las quejas y dudas se suma el crecimiento acelerado, en los últimos cinco años, de la llamada mancha urbana por lo que hay viviendas casi pegadas a la zona del mercado sin que se tenga claro su regulación o no.

 

lrc


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información