Corruptour, el recorrido incómodo que expone a políticos y empresarios en la CDMX

El recorrido pasa por lugares emblemáticos por el escándalo que generaron como la Casa Blanca de Peña Nieto, hasta el Senado de la República

Por Alberto Acosta 29/01/2017 08:53 p.m.

Corruptour, el recorrido incómodo que expone a políticos y empresarios en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota)- Como una especie de antítesis del Turibús y el Capitalbus, en la Ciudad de México hay una nueva opción para pasear y conocer algunas de sus edificaciones y puntos más emblemáticos, diversos entre sí, pero con un elemento que los une: la corrupción.

 

Se trata justo del Corruptour, un recorrido alterno al que ofrecen las empresas de transporte turístico convencionales, pues no hay visitas a templos religiosos, museos, ni lugares de esparcimiento, sino a espacios públicos y edificios gubernamentales, cuestionados por el presunto uso indebido y desvío de recursos del erario.

 

El recorrido es ofrecido a bordo de un viejo autobús escolar, modelo 1998 --herencia de un colegio de Estados Unidos--, descapotado en su parte intermedia, para que los pasajeros no extrañen la vista que ofrece el segundo nivel de los turibuses, y puedan apreciar y fotografiar los puntos visitados.

 

Pero también sirve de pretexto para que los usuarios del Corruptour interactúen con los ciudadanos que se topan en el camino, a pie, en bici y a bordo de vehículos particulares o de unidades de transporte público, quienes los miran con extrañeza, al tiempo que toman imágenes del camión turístico con sus equipos móviles.

 

 

"No más corrupción, no más corrupción, no más corrupción", gritan en respuesta los entusiastas viajeros del otrora autobús escolar, pintado de color crema y decorado con dibujos y consignas de las 10 paradas que incluye el paseo.

 

"El Corruptour es un pase por 10 puntos emblemáticos de la corrupción en México, que sólo tiene que ver con políticos, sino también con actores privados.

 

"El propósito es tener una conversación, a propósito de la corrupción, hacerlo de manera seria, con información, con investigación, con datos, pero también hacerlo de manera entretenida, creemos que el compromiso, el entretenimiento e incluso hacerlo divertido no están peleados", compartió Miguel Pulido, uno de los promotores del proyecto.

 

El corruptour nació en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, donde mil 500 usuarios recorrieron --en visitas programadas los fines de semana durante seis meses de 2015-- lugares como el Palacio de Gobierno, el edificio del Ayuntamiento, el Casino Royale, el Parque Fundidora, el Barrio Antiguo, la Torre VIP y el inmueble del Infonavit, entre otros puntos que, para la ciudadanía regia, son sinónimo de malos manejos de recursos públicos.

 

A la Ciudad de México, el peculiar transporte turístico llegó impulsado por la organización regia Vía Ciudadana, y respaldado por representantes de la sociedad civil en la capital, como Sergio Aguayo,

 

Monica Tapia y Mony de Swaan, así como los ex titulares de la Comisión de Derechos Humanos local, Emilio Álvarez Icaza y Luis González Plascencia.

 

 

El recorrido

El paseo del Corruptour en la Ciudad de México arranca en el Bosque de Chapultepec, donde el primer punto de visita es la llamada Casa Blanca, la lujosa residencia ubicada en las Lomas de Chapultepec --valuada en 86 millones millones de pesos--, que en 2014 fue exhibida como propiedad de la primera dama, Angélica Rivera, y por la cual el propio presidente, Enrique Peña Nieto, ofreció una disculpa pública en 2016, durante la promulgación del Sistema Nacional Anticorrupción.

 

La segunda parada es la Estela de Luz, ubicada en la entrada de la Puerta de Los Leones de Chapultepec, la cual representó un gasto de más de mil 300 millones de pesos del erario, esto es, un 197 por ciento más elevado del presupuesto original, según informes de la Auditoria Superior de la Federación, revelados en 2013.

 

Porteriormente, el Corruptour se dirige al inmueble del IMSS, el cual los organizadores exhiben como ejemplo de un servicio público deficiente, pese a las millonarias aportaciones de los trabajadores que perciben esa prestación patronal.

 

El cuarto punto visitado es el edificio de Reforma 222, el cual alberga las oficinas de la empresa OHL en México, envuelta en presuntos actos de corrupción por ser la principal proveedora de servicios de construcción del Gobierno federal.

 

De ahí, los usuarios del Corruptour son llevados a la esquina de Reforma y Bucareli, donde está el llamado antimonumento a los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, uno de los casos que reflejan el contubernio entre autoridades y el crimen organizado.

 

 

Después, el camión de turismo alternativo, con 27 paseantes abordo, se enfila hacia las cercanías del edificio de la Secretaría de Gobierno, el cual es presentado por la grabación en audio --protagonizada por dos personajes chilangos, "Positivo" y "Negativo", quienes dan cuenta de cada uno de los puntos visitados--, como el centro de operación del titular, Miguel Osorio Chong, con fines más políticos que gubernamentales.

 

La séptima parada del Corruptour es la estación del Metro Balderas, donde "Positivo" y "Negativo" conversan --mientras suena la canción homónima de Rodrigo González-- acerca de la obra fallida de la Línea 12, que supuso una malversación de recursos públicos durante la gestión de Marcelo Ebrard, al frente del Gobierno capitalino.

 

De Balderas, el autobús escolar descapotado continúa su recorrido hacia las instalaciones del búnker de la Procuraduría capitalina, la cual es referida por los guías del paseo, como la dependencia capitalina que en 2004 fue omisa en la investigación de los "videoescándalos" en los que se vieron envueltos funcionarios perredistas, durante la gestión de Andrés Manuela López Obrador, al frente del Gobierno de la Ciudad.

 

La penúltima parada del paseo "anticorrupción" son las instalaciones de Televisa Chapultepec, al representar para los organizadores del recorrido la relación de compadrazgo entre un medio de comunicación masiva y el gobierno federal.

 

El paseo concluye en el edificio del Senado, en Paseo de la Reforma casi esquina con Insurgentes, cuyo costo significó un gasto público de más de 4 mil 900 millones de pesos, pese a que el presupuesto original de esa obra era de mil 700 millones de pesos.

 

 

 

El Corruptour ofrecerá recorridos todos los domingos, en dos turnos, -- a las  14:00 y 17:00--, y los organizadores echarán mano de las redes sociales, para promoverlo.

 

Pero también confían en que, durante cada salida, el camión y los propios usuarios atrapen la atención de los paseantes y transeúntes de la Ciudad, pues la intención es hacer viral el recorrido y fomentar la consciencia en torno a uno de los problemas que impera en el país, dijeron los organizadores.

 

"Me parece una excelente iniciativa, poner un debate que nos indigna tanto, cómo los políticos se enriquecen, cómo los políticos roban, y esta es una manera de conocer las consecuencias de ese error, las casas, los edificios, los lugares emblemáticos de la corrupción de esta clase política que no se ha limitado en atascarse, en robar.

 

"Me parece que es una muy buena manera de educar y concientizar, de promover un debate que a todos nos interesa. Sí hubo lamentablemente una lista muy larga de cuáles son los espacios más emblemáticos, pero se puede multiplicar y buscar otros ejemplos en las delegaciones", compartió el ex Ombudsman, Emilio Álvarez Icaza.

mlr


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información