Activistas buscan crear conciencia tras accidente en Reforma

Se dedican a sensibilizar a los jóvenes, a sus padres y al público sobre los riesgos asociados a la falta de cultura vial, a la irresponsabilidad y a la combinación de beber y conducir

Por Redacción 10/04/2017 09:52 a.m.

Activistas buscan crear conciencia tras accidente en Reforma

Activistas remarcaron la necesidad de crear conciencia de los riesgos de conducir, tras el accidente del BMW en Paseo de la Reforma, en el que murieron cuatro jóvenes.

 

Por una parte, Adrián Monjarás, quien sobrevivió a un accidente automovilístico el 16 de junio de 2003, indicó que “es algo que sucede todos los días en todas las carreteras de México y el mundo. La inconsciencia de lo que vimos en Reforma fue porque se hizo en ciudad, pero es con la que yo batallo, evitar el tipo de combinaciones de alcohol y volante”.

 

Monjarás cuenta que supo de su accidente de 2003 a través de los informes periciales de la Policía Federal. Conoció que tras conducir a una velocidad de 180 kilómetros por hora sobre la Carretera México-Querétaro, sufrió un accidente y logró sobrevivir, lo que lo llevó a tomar conciencia y volverse un activista para prevenir casos como el suyo.

 

“Cuando los medios se involucran en un accidente así tiene mucho impacto, (pero) ahí no tienes que pensar en lo gráfico del evento, hay que pensar en los padres de esa niña decapitada o los otros chicos que murieron, es una cadena terrible de dolor”, señaló sobre el choque de Reforma.

 

Hace 10 días, el conducto de un BMW perdió el control en una vuelta, avanzaba a 200 kilómetros por hora y se encontraba en estado de ebriedad, y se estrelló contra un poste partiendo en dos el vehículo, lo que les costó la vida a cuatro jóvenes. El conductor sobrevivió y se encuentra detenido, ahora está a la espera de que se defina su situación legal.

 

Por otra parte, Marcela López creó la Fundación Chema debido a la muerte de su hijo, José María, quien perdió la vida en mayo de 2011, cuando iba a bordo de una camioneta que era conducida por un hombre en estado de ebriedad y que avanzaba a 150 kilómetros por hora sobre Calzada de Tlalpan.

 

“Me parece dolorosísimo que cuatro jóvenes hayan perdido la vida en un accidente así, tan brutal, tan catastrófico. Pues a mí es como si me hubieran vuelto a pasar la película”, dijo.

 

Ambos activistas ahora se dedican a sensibilizar a los jóvenes, a sus padres y al público en general sobre los riesgos asociados a la falta de cultura vial, a la irresponsabilidad y a la combinación de beber y conducir, que se han convertido en la segunda causa de muerte en jóvenes de 14 a 29 años en México, según se detalla en información del diario Reforma.

 

Coincidieron en que el accidente de Reforma reabre heridas y revive el tema en la opinión pública.

 

Afirmaron que la prevención de este tipo de casos no es acompañada de otras causas, como la lucha contra la corrupción en instancias como el sistema judicial o aseguradoras, lo cual aportaría a combatir estos eventos.

 

lrc


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información