Viven en Cancún, pero no pueden visitar la playa por pobreza (VIDEO)

La falta de ingresos y la lejanía desde los asentamientos irregulares hacia la zona turística, ha provocado que familias no puedan ir a disfrutar el mar

ALEJANDRA GALICIA/ CORRESPONSAL 15/02/2017 01:19 p.m.

Viven en Cancún, pero no pueden visitar la playa por pobreza (VIDEO)

Quintana Roo (La Silla Rota).-  A pesar de tener las playas más hermosas de todo el país, no todas las personas que viven en Cancún lo visitan, algunos por falta de tiempo y otros por no contar con suficientes recursos para llegar.

 

La falta de ingresos y la lejanía desde los asentamientos irregulares, hacia la zona turística ha provocado que Ricardo Bautista Cruz de 35 años no visite el mar desde hace cinco años, misma situación que comparte con su esposa Delar González Cruz y sus cuatro hijos.

 

Como el mar está muy lejos, a más de dos horas de viaje en transporte público, y la economía familiar es austera, Ricardo utiliza su día de descanso para pasear con su esposa e hijos, al único asentamiento irregular que cuenta con un cenote abierto y gratuito: en Avante.

 

El cenote tiene graffiti en las paredes de roca, y en algunas piedras se esconden envolturas de galletas, refrescos y más basura. Las personas que llegan, en su mayoría son familias y adolescentes que se divierten sin importar las condiciones, es el único atractivo de esparcimiento con el que cuentan sin abandonar o alejarse de la comunidad.

 

 

Así como la familia Bautista González más personas viven en “el otro Cancún”, que está compuesto de zonas irregulares repletas de pobladores que difícilmente ven el mar y otros puntos del destino turístico, incluso no es prioridad visitar los arenales cuando hay carencias por atender en sus comunidades.

 

La familia Bautista vive en el asentamiento irregular Valle Verde, en la segunda etapa llamada “Valle hermoso”, para llegar, los ciudadanos deben tomar el único transporte público que pasa por ellugar pavimentado, - tramo carretero que se convirtió en transitable por los recursos que la misma comunidad ha colocado-, pero las zonas más alejadas hay que entrar a pie, ya que las calles no están asfaltadas, son angostas y algunas con maleza, además la calle no es plana tiene elevaciones que hacen imposible el tránsito de vehículos pequeños.

 

TE RECOMENDAMOS LEER:  'El otro Cancún', las zonas más pobres del destino turístico

 

En la colonia irregular Valle Verde, las personas obtienen agua a través de pozos, y electricidad con un sistema que ya tiene otro asentamiento aledaño llamado Avante, convenio que realizaron hace tres años con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sin embargo, la luz sólo es para las viviendas, no hay alumbrado público, y por las noches abunda la penumbra .

 

“Tenemos mucha delincuencia en esa zona, mucho ratero, no entran las patrullas, cuando nosotros pedimos el apoyo no entran, por el motivo de que son calles feas, no hay sistema de alumbrado, y ellos lo que temen es que los ataquen, entonces por eso nosotros no tenemos ese tipo de apoyo”, dijo el padre de familia.

 

 

Ricardo Bautista ha vivido en Valle Verde desde hace 12 años, antes era más austero que ahora y en cada proceso electoral cuenta que candidatos de todos los partidos políticos de Quintana Roo han llegado a saludar a los habitantes de la comunidad y prometen regularizar el entorno social, llevar carreteras, agua, luz, seguridad y servicios públicos, pero todo queda en promesas…

 

“Nunca nos han cumplido como debe de ser, siempre nos dan promesas, ya que están sentados  en el trono se olvidan de la ciudadanía y la gente pobre que los subió al trono”, dice Ricardo mientras remoja sus pies en el cenote.

 

Recuerda que el ex gobernador priista Roberto Borge Angulo entró a la colonia Valle Hermoso cuando estaba en campaña en 2011, quien les prometió que les ayudaría a regularizar los asentamientos irregulares y dar certeza jurídica a los terrenos.

 

En noviembre de 2016, el ex gobernador fue denunciado penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR), por la enajenación de nueve mil 500 hectáreas que pertenecen a la reserva territorial de Quintana Roo, mismos lotes que fueron repartidos a amigos y familiares del ex mandatario a través del Instituto del Patrimonio Inmobiliario  de la Administración Pública del Estado (IPAE).

 

“Nos dijeron que nos iban a apoyar, que nos iban a poner sistema de alumbrado, que nos iban a poner una caseta de policía porque ahí donde estamos nosotros en Valle Hermoso, de verdad, la delincuencia está tremenda, hasta en el día te roban. Nunca cumplieron, toda mi vida he estado acá”, dijo.


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información