Vivir la calle, el problema que rebasó a la Ciudad de México

Se estima que son alrededor de 3 mil personas las que viven en las calles de la ciudad; el gobierno capitalino brinda atención y extiende albergues por temporada invernal

SHARENII GUZMÁN 29/12/2016 09:50 p.m.

Vivir la calle, el problema que rebasó a la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota)- El señor Jorge (quien pidió cambiar su nombre) tiene una sonrisa que no puede ocultar. Sus 87 años esconden lo negativo de la vida, y relucen en cada arruga las ganas de seguir y mantenerse avante. Pese a que sus ojos se ven cansados, su mirada es cálida. Tiene la voz entrecortada y ronca por el tiempo. El paso por la calle lo fortaleció, mas nunca lo venció.

 

Él es una de las personas que vive en el Centro de Asistencia e Integración Social (CAIS) Plaza del Estudiante, ubicado en Coruña, delegación Venustiano Carranza. Desde 1997 que se quedó sólo este lugar es su casa, aquí duerme, se baña, come y cena. También ahí tiene amigos y una vida, de la que se siente orgulloso.

 

Sentado en unos de los sillones de las oficinas de la dirección del Centro, don Jorge cuenta que nació en Coahuila en 1930, a los dos años murió su madre y nunca conoció a su padre. Fue adoptado por una señora que lo crió y cuidó. Estudió hasta la secundaria, decidió no continuar y mejor aprender en la escuela de la vida.

 

A la edad de los 15 años vino por primera vez a la Ciudad de México. Aquí encontró trabajo, por eso se quedó a vivir. También conoció a la mujer que se convertiría en su compañera de vida y esposa. Tuvo seis hijos a quienes no ve desde 1986. “No me gusta ver malas caras y menos de la propia familia, por eso me independicé”.

 

“Yo conocí al DF a la edad de 15 años. Vine a buscar algo distinto al rancho en donde vivía. Me dediqué a trabajar desde entonces. El CAIS Plaza del Estudiante lo conozco desde 1997 cuando estaba en el Centro Histórico, ahí me quedaba”.

 

Recuerda que cuando su mujer falleció en 1980, siguió trabajando hasta que por la edad ya no lo contrataron. El último empleo que tuvo fue en 1997 en una empresa de seguridad privada, en ese tiempo ya no tenía casa, por lo que vivía en la calle, y luego se enteró de que habían abierto el albergue La Plaza del Estudiante en la zona Del Carmen, en el centro.

 

Se quedó sin casa, y vivió un tiempo en la calle, dormía en los arcos donde está Palacio de Gobierno enfrente del Zócalo y después iba a la Plaza del Estudiante, ahí conoció el Cais y se quedó a vivir desde entonces.

 

“Gracias a Dios, el gobierno nos da casa, comida, lugar donde bañarnos y convivir. Nos llevan a pasear a lugares turísticos, nos cuidan, si uno está enfermo de inmediato lo atienden como a mí que por eso ya casi no salgo a la calle, por miedo a que me pase algo”, dice.

 

 

CAIS Plaza del Estudiante 

El señor Gonzalo vive en el Centro de Asistencia e Integración Social Plaza del Estudiante y es de las 250 personas que tienen un lugar permanente. Al día y por ser temporada invernal reciben de entre 600 y 700 hombres en promedio de entre 18 y 90 años, donde les brindan todo tipo de atención, desde la médica hasta la reinserción social, explica Carlos Fajardo Brenes, responsable de este Cais desde hace dos años.

 

Los Cais son 10 y pertenecen al IASIS, dependencia de la Sedesol, detalla. En ellos se atiende, principalmente, a personas en situación de calle y de vulnerabilidad. Cada uno, tiene un perfil específico. Este Centro ubicado en Coruña es filtro y de pernocta que atiende a  hombres mayores de 18 en adelante.

 

“Son gente que se encuentra en abandono social, en situación de vulnerabilidad y que no tienen alguna enfermedad severa. En este lugar tenemos actividades diversas. Lo que buscamos es brindar los servicios sociales que esa población tiene acceso. El objetivo principal es disminuir la brecha que existe para que se les restituya lo más pronto posible sus derechos humanos”.

 

Indica que en ese Cais se da el servicio de pernocta para población que está en calle, se da el alimento tres veces al día, se brinda servicio médico y psicológico. En caso de que los usuarios requieran una mayor atención se les canaliza en un segundo o tercer nivel, como estudios de laboratorios, rayos equis, etcétera.

 

Este sitio se le llama de puertas abiertas, que aunque se cierra a las 23:00, tiene servicio las 24 horas. La gente puede tener otro trabajo u otra actividad y regresar en la noche. También dan atención permanente a personas de la tercera edad, que muchos de ellos son quienes ya viven ahí como en el caso del señor Jorge.

 

“Aquí los usuarios realizan actividades lúdicas y recreativas, con las cuales intentamos mantener las funciones cognitivas y físicas por el mismo detrimento de la edad, se van deteriorando”, señala Fajardo Brenes.

 

 

Operativo por bajas temperaturas

Además, los Cais dan atención especial durante esta temporada con el programa “Invierno Contigo”, el cual inició el 1 de noviembre y lo aplican en delegaciones donde hace más frío: Gustavo A. Madero, Tlalpan, Xochimilco, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, informa Héctor Maldonado, director del Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) de la Secretaría de Desarrollo Social de la CDMX (Sedeso).

 

No sólo está dirigido para personas en situación de calle, sino también para población vulnerable que vive en las partes altas de la ciudad, donde se sabe que va a haber mucho frío.

 

“Acaba de pasar el frente frío número 17, pero esperamos 50 frentes de aquí a que terminal la temporada invernal que culminará el 28 de febrero del 2017. Estaremos preparados por si se tiene que alargar el programa”, agrega.

 

Indicó que también llevan a los puntos de calle kits que incluyen, bufanda, gorro, guantes y cobija, Y en acompañamiento van con la Secretaría de Salud para aplicar vacunas contra la influenza a grupos vulnerables

 

Con estas temporadas de baja temperatura, el IASIS realiza cuatro brigadas durante el día y durante la noche.

 

“Estas brigadas recorren los 256 puntos de calle, se les brinda cenas calientes. Hemos canalizado aproximadamente a mil 765 hombres, 187 mujeres, un total de mil 952 personas que han asistido a alguno de nuestros 10 Casi que hay repartidos en las 16 delegaciones”.

 

Recordó que a la gente en calle no se le puede forzar a que asistan a los Centros de Atención. El personal de las brigadas lo hace mediante el convencimiento con ayuda de los trabajadores sociales. En dado caso que no quieran trasladarse a alguno de los Cais, entonces se les deja esos kits. “También les dejamos cenas calientes, café y té”.

 

“La población en situación de calle es quien más resiente el frío por su condición vulnerable”, es por ello que durante esta temporada es cuando más reciben usuarios.

 

Afirma que en la Ciudad de México hay cerca de tres mil personas que viven en situación de calle distribuidas en 252 puntos.

 

“La delegación Cuauhtémoc es la que más tiene población en situación de calle, casi tiene el 40 por ciento de todos los puntos de calle de la ciudad. Estamos hablando que más de mil 500 personas están, viven y sobreviven en las calles de la delegación Cuauhtémoc, principalmente en el Centro Histórico, Artículo 123, en el Blanquita”.

 

El funcionario reconoce que el número de personas que llegan a los Cais en temporada invernal se incrementa en un 20 por ciento en comparación con otras épocas. “Cerca de 700 personas más que van a recibir todos estos apoyos que damos en los Centros de Atención”.

 

Coruña el de La Plaza del Estudiante es el Cais que más recibe a población, por la cercanía que hay en el Centro, explica Maldonado. “Nosotros los captamos en la calle, los canalizamos a pase y esa área determina a qué Cais van, dependiendo de la atención que necesita recibir y en qué condiciones ingresa es que se determina su estadía”, detalla.

mlr


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información