Vamos a confrontar y a ganarle al sistema de partidos: Ríos Piter

Tras renunciar al PRD, el senador guerrerense afina su Movimiento Jaguar con el que planea pelear cargos públicos en los comicios federales de 2018

FRANCISCO NIETO 14/02/2017 10:17 p.m.

Vamos a confrontar y a ganarle al sistema de partidos: Ríos PiterVamos a confrontar y a ganarle al sistema de partidos: Ríos Piter

Con la renuncia a su militancia de 11 años en el PRD, el senador Armando Ríos Piter va ahora — por la vía independiente y de la mano de un grupo que llama Movimiento Jaguar— a “ciudadanizar” los espacios públicos y a cimentar el camino rumbo a las elecciones de 2018.

 

En entrevista con LA SILLA ROTA, el legislador guerréense explicó que deja de pertenecer a un partido político porque los institutos políticos se han pervertido y ahora son “comerciantes del dinero”.

 

Para el senador de la República hubo al menos dos momentos claves que lo convencieron para abandonar las filas del sol azteca: cuando se dio el proceso interno para elegir al candidato a la gubernatura de Guerrero, imponiéndose la visión de un grupo y no de todo un colectivo.

 

El segundo momento, continúa, el legislador de Técpan de Galeana, cuando las tribus perredistas decidieron “traer” a un dirigente externo a dirigir el partido político.

 

Agregó que seguirá con las actividades legislativas en las comisiones que el grupo parlamentario del PRD le asignó desde 2012, pero también es consiente que en cualquier momento se las pueden quitar sus ex compañeros de partido.

 

El legislador Ríos Piter también habla de las razones por las que no buscó a Morena o un acercamiento con aspirante la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

 

¿Un movimiento ciudadano que se dirija a las elecciones de 2018? ¿Ese es el objetivo de esta agrupación de ciudadanos?

Es una articulación de ciudadanos que de manera independiente quieran confrontar al sistema y que quieran ganarle. ¿A qué sistema? Al sistema de partidos políticos, a la lógica del dinero público o privado ilícito que hay en la mayoría de las ocasiones y que es la esencia del ciclo de corrupción que está en instalado en el país.

Una articulación de ciudadanos que le quiera ganar a la lógica de los personalismos, por encima de la lógica del colectivo y que quieran hacer las cosas de manera disruptiva para que esta articulación interactúe y se comunique de mejor manera con los otros ciudadanos, con el propósito de darle valor agregado a la lógica de la vida cotidiana. Esa es la articulación a la que estamos llamando y a la titulamos #Ola365.

Creemos que el terreno ya está fértil y que México ya despertó; el tema ahora es garantizar que éste se encuentre articulado y que esa articulación vaya contra el Goliat, que es el sistema de partidos.

 

¿Pero esa Ola si busca llegar a Los Pinos?

La búsqueda de la Presidencia, de Los Pinos, de los 300 cargos a diputados federales y de los 64 escaños al Senado, por eso le pusimos #Ola365, lo que debe de permitir es usar la elección del 2018 como pretexto para un objetivo superior, que es la de articular una nueva forma de comportamiento social de interacción entre la gente y los gobernantes, de rendir cuentas, de garantizar nuevos pactos en cuanto al uso de los recursos públicos y en la forma en que se combaten los males del país.

Me parece que el 2018 es el pretexto idóneo para buscar algo superior; sino no se articula una lógica distinta, cualquier proceso electoral dejará de tener sentido.

 

 

Las figuras independientes también han dejado un mal sabor de boca…

Esos procesos son el inicio y han dado luces de cosas que se tienen que hacer de mejor manera. Estamos hablando de un movimiento colectivo, no sólo de una persona que por el carisma que pueda tener, termine siendo limitado.

Esto hay que articularlo y hay que tener actores, núcleos sociales y de interconexión entre los espacios de poder que puedan tener una plataforma común.

Hoy hay que darle dignidad y decencia al uso de los recursos públicos, a la búsqueda de generación de riqueza, a la capacidad de darle armonía a la sociedad y priorizar la justicia.

Hay varios puntos que hay que articular colectivamente y el ejercicio de 2015, en Nuevo León, sirve hoy para entender que no ha funcionado del todo, pero también sirve para arreglarlo y darle potencia a un proceso de transformación.

 

¿La figura de independiente no está desdibujada?  

Yo creo que puede seguir desdibujándose si sigue en la inercia que actualmente está, donde un personaje es muy potente, pero que no logra tener correas de transmisión distintas con la sociedad mediante una colectividad.

En esto hace mucho juego el Parlamento, pues hoy –14 de febrero-- el Presidencialismo decretamos que está muerto, porque ya no resuelve y ya no unifica al país.

Quienes quieran competir por una Presidencia faraónica, y yo todos los precandidatos están esa lógica, no están viendo la película; los planteamientos constitucionales y metaconstitucionales, como lo planteó Jorge Carpizo, ya se acabó.

Nos dedicamos a destruir esa figura presidencial y no construir alternativa; hoy, es tiempo para eso y no es con los partidos del sistema, sino reseteando el sistema de partidos para que el sistema pueda funcionar, porque el uso del dinero, la forma personalista de manejar el poder y la inercia de cómo funciona la elite gobernante ya no da los resultados.

Debemos tener una capacidad de articular estas distintas fuerzas que lo local de están manifestando en la dinámica independiente para tener una posición común que enfrente al sistema, es decir, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, Enrique Ochoa.

En mayor o en menor medida en todos estos casos hay escándalos de dinero: los tenemos en la (delegación) Cuauhtémoc o en los estados del PAN, PRD o PRI.

Este movimiento persigue principios básicos, como hacer política con un costo mínimo; la posición colectiva por encima de los personalismos y tercero, la capacidad de utilizar los nuevos instrumentos para vincularse con la sociedad.

 

 

¿En qué momento llegó a conclusión de irse del PRD?

Empecé a pensarlo cuando decidí renunciar a la candidatura a la gubernatura de Guerrero, donde los acomodos de las elites y dirección decidieron tomar decisiones en la lógica de interés del grupito faccioso y lo corroboré cuando se tomó la decisión de traer a un presidente fuera del PRD para tomar las decisiones del instituto político en que hasta hoy milité.

También en las últimas semanas lo corroboré por las contradicciones en nuestro sistema político, que nos tiene en una situación de ataque desde los Estados Unidos y en donde comprobé que México funciona sólo para unos cuantos.

 

¿Por qué no irse a Morena como lo han hechos otros senadores perredistas?

Morena es más de lo mismo; es más, me parece algo inacabado, pues todavía no es el gran partido político.

Creo que Morena es un comité de campaña de un personaje que tiene un gran carisma, una gran capacidad de atracción, pero que mantiene en su lógica de poder una forma que está agotada y que es del pasado porque no les da soluciones al México del presente y ni construirá el México del futuro. Es el diagnóstico de un país de hace 20 años, que tuvo sentido hace 20 años y que hoy ya no lo tiene.

También tiene una convocatoria personal y que ha evidenciado en los pequeños espacios de poder las mismas triquiñuelas y problemas del sistema.

 

 

¿Cuál fue la postura del coordinador del PRD, Miguel Barbosa?

Lo entendió. Él ha visto mi proceso personal; yo soy muy cercano a él y no solamente por los trabajos legislativos, sino como amigos que somos.

Él sabe que yo estoy totalmente en contra de esta forma que la que el dinero hace que funcione la política y le agradezco mucho que respete mi decisión.

 

¿Y por qué no renunciar a las comisiones que le corresponden al PRD?

Las comisiones no son lugares para rascarse la panza, no son vacación y en las comisiones que participo son en las que más se trabaja. Si el grupo parlamentario considera que yo no debo de estar al frente de esas comisiones, pues adelante.

Si es que considera compartir algunas posiciones en las que yo seré independiente, también adelante. A mí no me va atar el tener o no una comisión. Soy uno de los legisladores que más ha trabajado en la legislatura y con o sin comisión lo seguiré haciendo.

 

¿Qué sigue para el Movimiento Jaguar?

Articularnos en dos ejes: uno que vaya hacia afuera contra este discurso de Donald Trump y uno hacia adentro que tiene que ver con la violencia, la corrupción y la impunidad.

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información