'Los Ardillos' vs 'Los Rojos', la batalla por Chilapa, Guerrero

Cuerpos desmembrados o calcinados, secuestros, desapariciones y crímenes políticos forman parte de la sangrienta realidad de Chilapa

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 09/03/2017 09:57 p.m.

Los Ardillos vs Los Rojos, la batalla por Chilapa, GuerreroArdillos vs Rojos, la batalla por Chilapa

Desde hace años, los grupos criminales de “Los Ardillos” y “Los Rojos” sostienen una abierta disputa por el control de Chilapa, Guerrero, y las fuerzas federales han reducido su papel a un carácter testimonial de esta batalla, a pesar de que son las responsables de la seguridad en el municipio guerrerense desde enero de 2016, con 3 mil 500 militares y policías.

 

Cuerpos desmembrados o calcinados, levantones y desapariciones de personas, asesinato de políticos y ejecución de familias completas, hasta fosas clandestinas han sido parte de la sangrienta realidad de Chilapa por la disputa de las bandas delictivas.

 

Durante el 2016 en Chilapa, pequeño municipio de poco más de 120 mil habitantes, se registraron 85 homicidios dolosos.

 

La cifra de asesinatos en Chilapa supera a todos los todos los homicidios dolosos registrados en 2016 en los estados de Aguascalientes (42) y Nayarit (42).

 

FOTOS: Cuartoscuro/Archivo

 

Los Ardillos

El municipio de Quechultenango, Celso Ortega Rosas “La Ardilla” –papá de Bernardo Ortega Jiménez, ex diputado local por el PRD y ex presidente del Congreso Estatal-, se exhibía como ganadero y agricultor en Tlanicuilulco.

 

Integró una banda de secuestradores y extorsionadores que operaba con impunidad.

 

Por el apodo de Celso Ortega, sus cómplices tomaron en nombre de Los Ardillos. Este grupo criminal elaboran y venden droga en el municipio de Quechultenango –donde fue alcalde Bernardo Ortega Jiménez-, además extorsionan y secuestran a choferes del transporte público, también cobran derecho de piso a comercios y controlan la piratería.

 

Un modus operandi de Los Ardillos consiste en amenazar de muerte a sus víctimas para que abandonen sus propiedades, le imponen un ultimátum de 24 horas para que dejen la propiedad, y una vez que abandonada, las ocupaban.

 

La familia Ortega, Celso y Antonio, encabezan a Los Ardillos.

 

 

Los Rojos

Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, líder del cártel que lleva sus apellidos, fue abatido en Morelos en un operativo de la Marina en diciembre de 2009, en ese evento también murió Jesús Nava Romero “El Rojo”, quien encabezaba uno de los brazos armados de la organización en Guerrero conocida como Los Rojos.

 

La muerte del líder dividió al cártel de Beltrán Leyva, en Guerreros Unidos y Los Rojos, este último quedó bajo el mando de Zenén Nava Sánchez “El Chaparro” en Guerrero, apoyado por Omar Cuenca Marino “El Niño Popis”, así como Santiago Mazari Hernández “El Carrete” en Morelos, quien es sobrino del ex diputado local por el PT y ex alcalde de Amacuzac, Alfonso Miranda Gallegos.

 

Los hermanos de Zenén Nava Romero: José “Don Ché” murió en junio de 2013 en Puebla; Leonor “El Tigre” fue detenido en septiembre de 2013; María del Carmen y su hijo Luz María fueron detenidas en Querétaro en marzo de 2014.

 

La confrontación por el control de Chilapa es abierta entre Los Rojos y Los Ardillos, ya que ese municipio conecta la región Centro con la Montaña de Guerrero.

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información