Las llamadas desde la CDMX a teléfonos de normalistas de Ayotzinapa

De acuerdo a un informe de la Policía Federal, seis teléfonos de los 43 registraron actividad posterior a la noche del 26 de septiembre de 2014

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 25/10/2016 10:11 p.m.

Las llamadas desde la CDMX a teléfonos de normalistas de Ayotzinapa

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Un informe de la Policía Federal reveló que seis teléfonos de los normalistas desparecidos de Ayotzinapa registraron actividad posterior al 26 de septiembre de 2014, y que cinco equipos móviles mantuvieron comunicación –vía mensajes y llamadas- con números en la Ciudad de México (CDMX).

 

A pesar de contar con la evidencia -desde diciembre de 2014- de que los teléfonos celulares de los normalistas desparecidos seguían activos, el 27 de enero de 2015, el entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que los estudiantes de Ayotzinapa y sus equipos móviles fueron incinerados en el basurero de Colcula.

 

Meses después, en agosto de 2015 en otro informe se detalló que el teléfono del normalista Jorge Aníbal de la Cruz Mendoza presentó actividad hasta el mes de abril de 2015 en Iguala, Guerrero, y que incluso se realizó una llamada a un número que pertenece a un familiar del joven desparecido.

 

El uso de los teléfonos de los normalistas puede conducir a los perpetradores y actores intelectuales de la desaparición, o bien, exhibir una estrategia de investigación, espionaje y seguimiento a los estudiantes de Ayotzinapa y sus contactos.

 

 

 

Comunicación con la CDMX

 

El 3 de diciembre de 2014 la agente del Ministerio Público Federal -adscrita a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro (UEIDMS)-, Lourdes López Lucho Iturbe recibió el informe policial PF/DINV/CIG/D04039/2014 de la División de Investigación de la Policía Federal firmado por el suboficial Erick Arturo García García, que contenía el rastreo de las comunicaciones de cinco teléfonos celulares de normalistas desparecidos en Iguala.

 

La Policía Federal entregó de manera impresa y en un CD los desplegados de las redes técnicas y los mapas de georeferenciación de los números analizados.

 

Los cinco números telefónicos examinados por la Policía Federales registraron actividad de llamadas y mensajes después del 26 de septiembre de 2014 en el estado de Guerrero, y cuatro de ellos tuvieron comunicaciones con equipos en Tlaxcala y la Ciudad de México.

 

 

El número telefónico del normalista Marco Antonio Gómez Molina -originario de Tixtla- registró actividad vía mensajes y llamadas días después del 26 de septiembre con equipos en Tlaxcala (1), Guerrero (2) y el Distrito Federal (3).

 

El equipo móvil del normalista José Eduardo Bartolo Tlatempa –estaba registrado a nombre de Cruz Alberto Bartolo Tlatempa- también habría sido utilizado por alguien después de la noche del ataque y desaparición, ya que se encontró actividad de mensajes y llamadas con números en Chilpancingo de los Bravo (1), Tixtla de Guerrero (1) y dos en otro municipio de Guerrero, así como en la Delegación Cuauhtémoc (1) del Distrito Federal.

 

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en su segundo informe reveló que el teléfono de José Eduardo Bartolo Tlatempa se activó a la 22:30:08 horas del 26 de septiembre de 2014 en la antena Margaritas, cerca del Palacio de Justicia de Iguala, que coincide con el lugar del ataque al autobús Estrella de Oro 1531 donde viajaba un grupo de normalistas, el cual está desaparecido.

 

Desde el teléfono de Adán Abraján de la Cruz –nacido Tixtla- se realizaron 10 llamadas y envíos de mensaje a equipos en municipios de Guerrero (8) –uno de ellos Chilpancingo de los Bravo- y una delegación (2) de la Ciudad de México.

 

 

Sobre el número telefónico de Miguel Ángel Mendoza Zacarías, el informe policial señaló que “registró comunicación posterior al día 26 de septiembre de 2014, con los números que se enlistan”, detalló 7 mensajes y llamadas, de los cuales 5 fueron con números en Guerrero y 2 con equipos en la Ciudad de México.

 

 

En el análisis de las comunicaciones del número telefónico de Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa se detectó actividad posterior a la fecha de la desaparición, con siete llamadas y mensajes a equipos en municipios de Guerrero.

 

Las llamadas del 2015

El teléfono celular con mayor actividad después del 26 de septiembre de 2014 fue el del normalista Jorge Aníbal de la Cruz Mendoza, el cual estuvo encendido hasta el mes de abril de 2015 y tuvo comunicaciones con un número móvil en la Ciudad de México.

 

El normalista Jorge Anibal de la Cruz Mendoza fue quien envió un mensaje de texto “por cobrar” a la 01:16 horas del 27 de septiembre de 2014: “Mamá me puede poner una recarga me urge".

 

A esa hora, según la “verdad histórica” de la PGR, el joven y sus 42 compañeros normalistas estaban muertos y sus cuerpos ardían en el basurero de Cocula.

 

 

Después el número del estudiante Jorge Aníbal Cruz Mendoza permaneció activo y mantuvo comunicación frecuente durante meses con una línea en la Ciudad de México.

 

La línea del normalista de Ayotzinapa reportó actividad el 28 de noviembre de 2014 en Iguala, con un mensaje dos vías –SMS– a un número de “IUSACELL” en la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México (Número PEGASO PCS, S.A. DE C.V. -IUSACELL ahora AT&T-, información obtenida en la consulta de numeración del portal del Instituto Federal de Telecomunicaciones).

 

Con ese número sostuvo contacto constante por medio de mensajes SMS, las comunicaciones se realizaron desde la línea –número telefónico- de Jorge Aníbal, pero con un aparato de teléfono distinto, ya que se registró un cambio de IMEI (International Mobile Station Equipment Identity -identidad internacional de equipo móvil-).

 

 

Durante meses, la persona que utilizó el teléfono del normalista lo hizo desde distintas antenas de Iguala para mantener comunicaciones con un número en la Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México durante diciembre de 2014, así como en los meses de enero, febrero, marzo y abril de 2015 (oficio PP/IO/284/2015 de fecha 31 de agosto de 2015). 

 

Incluso el 9 de febrero de 2015 se realizó una llamada a un número de un familiar de Jorge Aníbal de la Cruz Mendoza, se hizo desde la antena Nicolás Bravo –Centro de Iguala-.

 

La llamada se registró en el desplegado de actividad telefónica, por su parte, los familiares del normalista desaparecido reportaron la llamada a las autoridades ministeriales.

 

 

El GIEI consultó a la empresa telefónica para comprobar que la línea a nombre de Jorge Aníbal no ha sido reasignada (o reciclada).

 

Jorge Aníbal Cruz Mendoza viajaba en el autobús Estrella de Oro 1531 atacado en el Palacio de Justicia en Iguala, al igual que sus compañeros José Eduardo Bartolo Tlatempa y Adán Abrajan de la Cruz, los tres están desaparecidos y sus teléfonos celulares registraron comunicaciones a números en la Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México después del 26 de septiembre de 2014.

 

Los normalistas Marco Antonio Gómez Molina y Miguel Ángel Mendoza Zacarías viajaban autobús Estrella de Oro 1568 agredido en la calle Juan N. Álvarez, ellos también están desparecidos y sus teléfonos celulares mantuvieron actividad con números en la capital del país.

 

Aunque no se conoce el contenido de las comunicaciones posteriores al 26 de septiembre de 2014, la actividad de los teléfonos celulares de los normalistas puede dar una guía hacia los perpetradores y actores intelectuales de la desaparición de los 43 estudiantes, y el paradero de los jóvenes, así como revelar con quién y porqué mantenían comunicación en la Ciudad México.

 

 

lrc


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información