El misterio de los celulares de los normalistas de Ayotzinapa

De acuerdo con el GIEI, después de la detención y asesinato de los 43 normalistas (según PGR) hubo actividad de los celulares de los estudiantes

Por Paris Alejandro Salazar 26/04/2016 05:13 p.m.

El misterio de los celulares de los normalistas de Ayotzinapa

El análisis de telefonía que presentó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tunde la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) de que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, ya que siete teléfonos celulares de los estudiantes presentaron actividad en los días posteriores al 26 de septiembre de 2014, algunos de ellos, incluso, meses después.

 

Dos teléfonos registraron actividad a través de mensajes de dos vías -SMS-, uno de Iguala a la Ciudad de México, y otro salió desde una antena en el municipio de Huitzuco.

 

La investigación de las llamadas permitió, además, establecer lugares de antenas, comunicaciones de los estudiantes y de los inculpados, con lo que se determinó los posibles lugares a los que fueron llevados los jóvenes, y los lugares a donde se dirigieron los perpetradores.

 

De acuerdo con la PGR, los cuerpos de los 43 normalistas fueron quemados en el basurero de Cocula desde la media noche de 27 de septiembre de 2014 juntos con sus pertenencias –teléfonos celulares-, y que la hoguera habría durado entre 16 y 17 horas. Sin embargo, esa afirmación se desmorona poco a poco con la evidencia telefónica.

 

I. El teléfono en Huitzuco

El teléfono de Julio César López Patolzin registró actividad en el municipio de Huitzuco, según se desprende del análisis telefónico hecho por el GIEI.

 

Mientras era atacado por la policía de Iguala en el autobús Estrella de Oro 1531, en el Puente del Chipote, a la altura del Palacio de Justicia, envió un mensaje dos vías –SMS- a las 22:21 horas del 26 de septiembre de 2014, el cual quedó registrado en la antena Margaritas, frente a la citada dependencia de gobierno.

 

La siguiente actividad del teléfono del normalista fue un mensaje SMS a la 23:37 horas de esa noche, con un mensaje desde la calle Pinos, en la Colonia 28 de febrero, en Huitzuco de los Figueroa. La antena se localiza cerca de la carretera Huitzuco-Atenango.

 

Minutos después, a las 23:56 y las 23:56 se activó por uso de datos el teléfono en la antena Benito Juárez, que se ubica en el centro de Iguala, es decir, cuando según la PGR estaba muerto y a punto de ser incinerado en el basurero de Cocula.

 

El teléfono fue utilizado días después, el 30 de septiembre de 2014, a las 14:19 horas se activó por uso de datos en la antena Benito Juárez, en Iguala.

 

 

II. Uso de datos en Iguala

A las 23:56 horas del 26 de septiembre de 2014, el teléfono celular de Julio César López Patzolin, uno de los estudiantes desaparecidos, se activó por uso de datos en la antena Benito Juárez, cercana a la zona de barandillas, en la comandancia de policía de Iguala.

 

La actividad se realizó 4 minutos antes de la media noche, lo que contrasta con el relato de reconstrucción de hechos de las PGR, ya que el basurero de Cocula se encuentra a unos 45 minutos de las barandillas de Iguala.

 

III. Mensaje después de media noche

Cuando presuntamente los 43 normalistas eran quemados junto con sus pertenencias –incluidos teléfonos celulares- en una hoguera improvisada en el basurero de Cocula, uno de los equipos de los normalistas registró actividad.

 

El normalista Jorge Anibal de la Cruz Mendoza, que envió un mensaje de texto “por cobrar” a la 01:16 horas del 27 de septiembre de 2014: “Mamá me puede poner una recarga me urge".

 

El GIEI solicitó a la Policía Federal y a la PGR información sobre la coordenada –la antena- para identificar esta actividad, mediante el oficio GIEI/109/PGR/2015, de fecha 15 de diciembre de 2015; sin embargo, las autoridades no habían incorporado la información a sus análisis, porque al 16 de abril de 2016 la empresa telefónica no había enviado la información.

 

 

IV. Mensaje a la CDMX

La línea de Jorge Aníbal de la Cruz Mendoza reportó actividad el 28 de noviembre de 2014 en Iguala, con un mensaje dos vías –SMS– a un número de “IUSACELL” en la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México (Número PEGASO PCS, S.A. DE C.V. -IUSACELL ahora AT&T-, información obtenida en la consulta de numeración del portal del Instituto Federal de Telecomunicaciones).

 

Con este número mantiene comunicación constante por medio de mensajes SMS, las comunicaciones se realizan desde la línea de Jorge Aníbal, pero con un aparato de teléfono distinto, ya que se registró un cambio de IMEI (International Mobile Station Equipment Identity -identidad internacional de equipo móvil-).

 

El teléfono presentó actividad durante meses en distintas antenas de Iguala. Comunicaciones similares ocurrieron en diciembre de 2014 y en enero, febrero, marzo y abril de 2015.

 

El 9 de febrero de 2015, realizó una llamada a un número que pertenece a un familiar de Jorge Aníbal de la Cruz Mendoza, desde la antena Nicolás Bravo. La llamada se registró desplegado de actividad telefónica.

Los familiares del normalista desaparecido reportaron la llamada a las autoridades ministeriales.

 

V. Palacio de Justicia

El teléfono celular del policía Alejandro Andrade de la Cruz, quien viajaba en la patrulla con el número económico 28, y que estuvo en el escenario del ataque a los normalistas en el Puente del Chipote, a la altura del Palacio de Justicia, presentó actividad posterior a la media noche, por lo que tampoco coincide con la versión de las autoridades.

 

“…escuchando que solicitaban el apoyo por el Puente del Chipote donde se encuentre el Palacio de Justicia, enfrente (...) al llegar a dicho lugar hice lo mismo que es dar seguridad a la retaguardia semi atravesando la unidad (...) había varias patrullas entre cinco o seis (...) llegaron dos patrullas de la federal de caminos, así como una patrulla de la policía ministerial”, declaró ante las autoridades ministeriales.

 

Este elemento municipal habría realizado un bloqueo mientras elementos de otras corporaciones atacaban a los estudiantes que viajaban en autobús Estrella de Oro 1531.

 

Alejandro Andrade de la Cruz realizó cuatro llamadas con su teléfono celular, las que quedaron registradas en la antena Margaritas, que se encuentra frente al Palacio de Justicia. Las llamadas se efectuaron a las 22:22, 23:15, y 23:40 horas del 26 de septiembre de 2014, así como a las 1:30 horas del 27 de septiembre.

 

Sus dos últimas llamadas lo ubican a varios kilómetros del basurero de Cocula, mientras custodiaba a sus compañeros que trasladarían a los estudiantes. La llamada de la 1:30 horas, revelaría que seguía en labores de vigilancia los normalistas, quienes, según la PGR, a esa hora eran incinerados en el basurero de Cocula.

 

VI. Policías en Huitzuco

Emilio Torres Quezada, policía municipal, reconoció que estuvo en el escenario del Palacio de Justicia “después escuché que ya habían logrado detener el autobús (Estrella de Oro 1531) que perseguían que lo tenían abajo del puente de la autopista México-Acapulco, por lo que les ordené a mis elementos de nombres Huri y Abraham, que nos trasladáramos a la ciudad (...) lo que hice fue seguirme y me detuve como a cincuenta o cien metros más adelante para cerrar la circulación por dicha vía, la cual es la entrada de la autopista México – Cuernavaca a la ciudad de Iguala”.

 

Este elemento municipal que viajaba en la patrulla 24, también utilizó su teléfono celular, la antena lo ubicó cerca de Huitzuco, no de Cocula después de la media noche.

 

La llamada de Emilio Torres Quezada quedó registrada a las 00:31 horas del 27 de septiembre de 2014 en la antena de Tepecuacuilco, en un poblado que se encuentra entre Iguala y Huitzuco.

 

VII. Loma de Coyote

La PGR identificó a Isaac Patiño Vela “El Chuky”, como un integrante de Guerreros Unidos que habría participado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sin embargo, los rastros de su teléfono no lo ubican Cocula, en las horas claves de la presunta incineración de los jóvenes.

 

El entonces fiscal general de Guerrero, Iñaky Blanco, declaró que “El Chucky”, dio la orden de asesinar a un grupo de normalistas.

 

La información de la telefonía de “El Chuky” lo ubicaría en las cercanías de la salida de Iguala. La antena Truenos, cercana a la zona de Loma de Coyote, con dos llamadas, una a la 23:35 horas del 26 de septiembre y a las 00:07 horas del 27 de septiembre de 2014, es decir, a kilómetros de Cocula.

 

VIII. Basurero de Cocula

La PGR atribuye a Jonathan Osorio Cortez “El Jona”, una de las declaraciones que sustentan la “verdad histórica”, ya que él habría reconocido la ejecución e incineración de los normalistas, incluso habría identificado a tres de ellos.

 

En su declaración, “El Jona”, reportó en su declaración dos teléfonos: 7331275357 y 7331009596. El primero tiene actividad toda la hasta 23:43 horas en la antena de Arquitectos, en Iguala; y el segundo tiene actividad en la antena de Cocula, de las 19:37 a las 23:43 horas del 26 de septiembre, y a partir de las 9:01 del 27 de septiembre.

 

Según su declaración, “El Jona” habría estado en el basurero de Cocula hasta la una de la tarde, pero en el lugar no hay señal. La información de telefonía de ninguno de los dos coincide con su declaración.

 

IX. Cambio de chip

El análisis del teléfono de Jorge Antonio Tizapa Legideño, mostró que el chip de su equipo fue colocado en otro equipo días después del ataque.

 

El 4 de octubre de 2014, la línea telefónica registró activación de la antena Margaritas –cerca del Palacio de Justicia- en los horarios 16:48, 16:48, 16:49, 16:50, 16:51 y 16:53; de acuerdo al GIEI esto se debe a que se envían mensajes de texto al número 127373 y 7373, y se detectó un cambio de IMEI pasando del 011929004621390 al 359609054307130, es decir se cambió el chip de aparato celular.

 

La Policía Federal descubrió la información, pero no hay constancia en el expediente respecto a la decisión sobre alguna línea de investigación por parte del ministerio público, sobre esta actividad.

 

 

X. Teléfono en Iguala y Cocula

El teléfono celular que utilizaba José Eduardo Bartolo Tlatempa –que se encuentra registrado a nombre de Cruz Alberto Bartolo Tlatempa-, registró actividad en las afueras de Iguala y en el municipio de Cocula.

A las 23:39 horas se activó su teléfono celular por medio del uso de datos en la antena Truenos, cerca de Loma de Coyote; y a las 23:57 horas registró actividad en la antena de Cocula.

La información es congruente con que uno de los estudiantes o su teléfono estuvo cerca de Loma de Coyote, en el mismo momento que activa registra actividad en la antena Trueno, el subdirector de la policía de Cocula, César Nava, quien estaba en compañía de Isaac Patiño Vela “El Chuky”.

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información