Conflicto agrario en Oaxaca provoca desplazamiento de 600 personas

La situación de los refugiados no sólo se debe al conflicto agrario también el conflicto postelectoral

ALONDRA OLIVERA/ CORRESPONSAL 16/01/2017 10:26 a.m.

Conflicto agrario en Oaxaca provoca desplazamiento de 600 personasNoticias de los Estados.

OAXACA, Oaxaca (La Silla Rota).- Pareciera un episodio de refugiados procedentes de Siria en una versión mexicana. Cientos y cientos de personas caminan juntas, se arremolinan alrededor de quien les lleva víveres, se amontonan en un terreno donde encuentran donde dormir. Son los poco más de 600 habitantes de la agencia Guadalupe Victoria, en el municipio vecino de San Pedro Ocotepec, que fueron cobijados después del enfrentamiento armado que se registró en su localidad el pasado sábado 7 de enero por un conflicto agrario.

 

Entre las montañas, donde la neblina es espesa, el frío cala hasta los huesos y escasamente sale el sol, ahí en la Sierra Sur de Oaxaca se ubica San Pedro Ocotepec, donde decenas de personas, la mayoría niños, llegaron escapando de la muerte y con la única esperanza de sobrevivir. Con lo único que llevaban puesto, mujeres con niños en la espalda, niñas que lloraban por sus padres, ancianos con dificultad para caminar, sin dinero, algo que comer o una cobija que los cubra de los 2 grados centígrados, llegaron clamando ayuda y justicia.

 

En San Pedro Ocotepec hay 614 desplazados, de ellos 29 son bebés de 0 a 2 años de edad, 156 niños de 3 a 12 años, 89 jóvenes de 13 a 18 años, 272 adultos de 19 a 59 años, 68 adultos mayores de 60 años y tres mujeres embarazadas.

 

Guadalupe Victoria una comunidad de poco más de mil habitantes, es agencia del municipio de San Juan Juquila, Mixes, una hora de distancia las divide. La cabecera y la agencia enfrentan diferencias por un conflicto por tierras que se agudizó en junio del año pasado cuando autoridades de Juquila reclamaron territorio de San Pedro Ocotepec. “Nosotros no queremos pleito con nuestros vecinos, nosotros tenemos tierras en su territorio y ellos en las nuestras”, señala Aristeo Juárez, uno de los refugiados en Santa María.

 

Al conflicto agrario se le combina el conflicto postelectoral, debido a que los pobladores de Guadalupe Victoria desconocieron a Seferino Flores como agente o autoridad auxiliar, ya que presuntamente fue impuesto por la autoridad municipal de San Juan Juquila.

 

Riña entre borrachos desata violencia

El pasado 6 de enero, una riña entre borrachos desató la violencia en la agencia municipal. Las dos personas discutían acaloradamente y esto se conjugó con la situación agrario-política. Los desplazados apuntan que el síndico municipal de San Juan Juquila, Román Pablo Rosales fue quien, al siguiente día, el 7 de enero a temprana hora, arribó acompañado de unas 20 camionetas cargadas de gente armada e inició la agresión.

 

Bajo el pretexto de poner orden ingresaron a varias viviendas, incendiaron algunas y detuvieron de manera arbitraria a por lo menos 10 personas que permanecieron retenidas hasta el martes pasado. En la riña, un joven de 15 años, Antonio José Pérez, cayó muerto de bala y otros siete más resultaron heridos. El cuerpo permaneció tirado casi 24 horas en una de las avenidas de la localidad hasta que logró ingresar el Ministerio Público con sede en Ayutla, Mixe, para el levantamiento correspondiente.

 

Elementos de la policía estatal revelaron que el adolescente tenía balas sin percutir dentro de uno de sus bolsillos.

 

El comienzo de la crisis

Ese mismo sábado, la gente corrió para salvar sus vidas. Familias enteras no se detuvieron a recoger sus pertenencias, algunos sin huaraches se enfilaron en veradas lodosas rumbo a San Pedro Ocotepec, el municipio que les dio refugio temporal.

 

La cancha municipal se habilitó como albergue, pero es insuficiente; algunas personas que se apiadaron de mujeres con niños en brazos les dieron posada. Sin embargo, no tienen víveres y la cocina comunitaria de la localidad no les alcanza para atender a tantos.

 

 

Según relataron los refugiados varias personas se quedaron en la comunidad de Guadalupe Victoria para resguardar sus pertenencias, pero bajo el riesgo de su seguridad o nuevas agresiones.

 

“Nos salimos de nuestras casas por miedo, porque si nos quedamos nos pueden matar, la gente ya encabronada nos amenazó, otros se quedaron a cuidar lo único que tienen”, mencionó Aristeo Juárez, quien optó por dejarlo todo y con su familiar buscar un refugio.

 

El miedo en los ojos de los niños 

Con la cara reseca por el frío casi a punto de descarapelar, la mirada de los niños es triste, deambulan por un espacio desconocido que no es su hogar; el llanto de los más pequeños reclamando calor los desespera, otro  de vez en cuando se ponen a jugar.

 

Leticia una adolescente rompe en llanto para pedir ayuda y volver a ver sus padres, que -contó- fueron detenidos cuando estaban al interior de su vivienda observando desde ventanas el enfrentamiento. Sola junto a demás personas se refugia con sus conocidos en espera de que el gobierno del estado los atienda.

 

Ocotepec se deslinda de la violencia

Las autoridades de San Pedro Ocotepec se deslindaron de tener algo que ver en la violencia del sábado pasado. Emeterio Sánchez Flores, alcalde municipal, explicó que se tratan de infundios los señalamientos de Juquila pues no tienen metidas las manos en el pleito ni alentaron a la violencia.

 

Dijo que solo brindaron refugio y solicitan ayuda a la comunidad oaxaqueña con víveres porque cada día que pasa se agudizan la carencia de alimentos.

 

Niega San Juan Juquila, Mixes, incursión armada

San Juan Juquila Mixe, cabecera de Guadalupe Victoria, asegura que no fueron los que iniciaron la agresión armada a su agencia municipal, sino al contrario fueron recibidos a balazos por vecinos que están en contra de su municipio.

 

A decir del edil, Rolando Diego Miguel, el 7 de enero “nosotros acudimos a la agencia en auxilio de un grupo de habitantes que ya habían sido agredidos por mismos habitantes del lugar, cuando llegamos fuimos recibidos a balazos”.

 

Explicó que el asunto es de origen agrario-electoral, y en el que está, presuntamente, inmiscuido el municipio de San Pedro Ocotepec, quien pretender erigirse como cabecera de Guadalupe Victoria.

 

 

Acusó, también, que tienen metidas las manos ex funcionarios de gobierno y ex diputados locales como Adelfo Regino Montes, ex secretario de Asuntos Indígenas, el ex diputado Floriberto Vázquez Vázquez y Prudenciano Sánchez Ortiz.

 

Detalló que en la agencia Guadalupe Victoria se dividió entre los que apoyan a su cabecera municipal y que también están refugiados, pero en San Juquila, Mixes y los que están en contra, los refugiados en Ocotepec

 

“Los refugiados en Juquila también la están pasando mal, los víveres se están escaseando y la gente teme por la seguridad de sus bienes porque el otro grupo de vecinos vayan saquear sus casas o quemen sus viviendas “, mencionó el presidente municipal

 

Emite recomendaciones DDHPO

Mientras que, el gobierno del Estado, de manera tardía, a través de la Secretaría General de Gobierno dialoga con los actores en pugna, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió una medida cautelar a la administración de Alejandro Murat para que garantice trato digno y de atención a las personas desplazadas de Guadalupe Victoria.

 

A través de esta medida cautelar se pide al gobierno estatal garantice la seguridad necesaria y condiciones para que los desplazados que se encuentran tanto en San Pedro Ocotepec como en San Juan Juquila retornen a su comunidad sin riesgos de nuevos enfrentamientos.

 

Es por eso que las dos partes piden la intervención del gobierno del Estado y el Federal, pero sobre todo la presencia del Ejercicio para evitar más derramamiento de sangre.

 

kach

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información