Así se gestó el pleito entre Barbosa, Barrales y Serrano

El coordinador parlamentario del PRD en el Senado rompió con su partido al apoyar a AMLO en sus aspiraciones presidenciales

MARLENE VALERO Y FRANCISCO NIETO 09/03/2017 09:41 p.m.

Así se gestó el pleito entre Barbosa, Barrales y SerranoAsí se gestó el pleito entre Barbosa, Barrales y Serrano

En un intento por apaciguar la crisis que provocó el PRD en el Senado de la República y al interior del propio partido, la presidencia de la Cámara alta reconoció la permanencia Miguel Barbosa Huerta como coordinador parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

 

El presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero (PVEM), decidió no avalar la remoción propuesta por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, mientras no se pronuncie el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), instancia que revisará la inconformidad promovida por el propio Barbosa Huerta.

 

"El coordinador en estos momentos es el senador Barbosa, a reserva de que la Mesa Directiva de manera colegiada tome una decisión" y "la Mesa Directiva, conformada de manera plural por todos los grupos parlamentarios, me ha pedido tiempo para tomar una decisión", dijo el presidente del Senado.

En ese sentido, esperaran a que el TEPJF determine la ruta a seguir en este caso y ante la posibilidad de que la senadora de la misma bancada, Dolores Padierna, reemplace al legislador poblano.

 

¿Cómo comenzó todo?

A finales de febrero, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, convocó a una conferencia de prensa para anunciar que, desde el partido, sin renunciar a su militancia del sol azteca, apoyaría la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

 

Añadió que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quedó atrapado entre las redes de las corrientes internas de las tribus perredistas y que ya no era una opción para la candidatura presidencial de 2018.

 

“(Miguel Ángel Mancera) quedó atrapado en las telarañas de las corrientes políticas; al principio se peleó con ellos y yo se lo aplaudí, pero ahora se debilitó”, expuso Barbosa en esa conferencia de prensa.

 

Incluso, dijo no importarle una posible expulsión del partido y agregó que al tomar una decisión de esta índole no se asumía como un oportunista.

Recordó que perredistas de otras corrientes como Nueva Izquierda y Los Galileos, así como gobernadores emanados del PRD, se han pronunciado a favor de aliarse con el PAN.

 

FOTOS: Cuartoscuro/Archivo

 

La reacción

Estas declaraciones enfurecieron al CEN del sol azteca, encabezado por Alejandra Barrales y a las distintas corrientes internas, especialmente a los chuchos y a Vanguardia Progresista.

 

Los perredistas antagónicos a Barbosa Huerta comenzaron a presionarlo y declarar en público que era inadmisible que el líder de los senadores de su partido siguiera al frente de la coordinación en la Cámara Alta.

 

Uno de los primeros en exigir la salida de Barbosa de la coordinación fue el presidente del PRD en Morelos, Rodrigo Gayosso, hijastro del gobernador Graco Ramírez.

 

En una carta al CEN, Rodrigo Gayosso dijo que debe iniciarse un procedimiento interno para retirar la militancia a Barbosa, pues pretende desarticular al partido desde dentro.

 

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri, también fue uno de los perredistas que se pronunció porque Migue Barbosa dejara la coordinación, pues desde su óptica en los partidos debe de existir la disciplina.

 

 

La sanción

El pasado martes, el CEN perredista con 15 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones, destituyó a Barbosa Huerta como líder de los senadores del PRD y además se le suspendió sus derechos partidistas.

 

El acuerdo proponía a la vicecoordinadora de la bancada, Dolores Padierna, asumir la coordinación parlamentaria e informar del destino y uso de los recursos entregados a la bancada.

 

De acuerdo con los propios perredistas, la destitución fue impulsada reiteradamente a través de la corriente Vanguardia Progresista, de Héctor Serrano y muy allegada al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

 

La resolución perredista también exige sacar de la bancada a los senadores que ya renunciaron a su militancia al sol azteca o que se pasaron a Morena, lo que implicaría la reducción de comisiones y de prerrogativas.

 

En estos momentos, siete de los 19 de los senadores que integran la bancada perredista ya se fueron o han anunciado su decisión de renunciar al PRD.

En este caso están Armando Ríos Piter, Fidel Demédicis, Benjamín Robles y Alejandro Encinas.

 

Mario Delgado, Zoé Robledo y Rabindranath Salazar ya están afiliados a Morena y al menos Lorena Cuellar, Iris Vianey Mendoza, Luz María Beristáin y el propio Barbosa han dicho que desde el PRD se debe apoyar a López Obrador.

 

Entre los que ya no militan el partido alcanzan una bolsa de un millón 400 mil pesos mensuales, es decir, casi 17 millones de pesos al año, pues al ser presidentes de comisiones reciben 200 mil pesos adicionales para el funcionamiento de esos órganos legislativos.

 

 

Harán el ridículo

Ante esta decisión del CEN, Miguel Barbosa aseguró y acusó que detrás de su destitución estaba la mano de Miguel Ángel Mancera, a través del secretario de Movilidad del gobierno capitalino, Héctor Serrano.

 

"El equipo de Miguel Ángel Mancera fue el que operó esta circunstancia. Lo hizo a través de su operador Héctor Serrano. Gente cercana a mí estuvo en múltiples reuniones donde ellos dijeron 'que se la iban a cobrar'", acusó

 

¿Es la mano de Mancera?, se le cuestionó.

"Si es la mano de Mancera, a través de Héctor Serrano. Es de los enemigos de López Obrador, a los cuales se adhiere en este propósito la mano de Miguel Ángel Mancera, operada por Héctor Serrano", agregó.

 

Ante este escenario, confirmó que impugnaría la decisión del CEN ante el TEPJF y añadió que sus compañeros de partido quedarán en ridículo, pues desde su punto de vista el CEN no tiene facultades para sancionar: “voy a interponer un recurso y lo voy a ganar".

 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, negó que él estuviera detrás de la remoción del senador poblano y agregó que “nunca, nunca haría nada que perjudicara al PRD".

 

"Entendemos lo que es el calor político, pero le deseo mucho éxito a él y a todos los demás", expresó Mancera.

 

Este jueves, la Mesa Directiva del Senado conoció oficialmente este tema; recibió el procedimiento sancionatorio contra Miguel Barbosa y también recibió una comunicación del propio coordinador para desatender la petición del CEN.

 

Al mismo tiempo, la Mesa Directiva de la Cámara Alta recibió distintos oficios donde 13 senadores perredistas ratificaron a Miguel Barbosa como su coordinador parlamentario y señalan que el acuerdo del CEN del sol azteca vulnera la autonomía de la bancada.

 

En ese sentido, el presidente del Senado, Pablo Escudero, aplazó cualquier veredicto al respecto y dijo que esperará a que primero se pronuncie el Tribunal Electoral.

 

 

PRD se desintegra

LA SILLA ROTA hizo un recuento de los perredistas que han renunciado al partido en los últimos años.

 

Porfirio Muñoz Ledo: Fue uno de los fundadores de partido del sol azteca, en 1988, tras separarse del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Pero, en el año 2000, el político renunció al partido debido a que consideraba que se había defraudado la confianza de los mexicanos.

 

Andrés Manuel López Obrador: En septiembre del 2012, después de perder las elecciones a la presidencia de México, el tabasqueño presentó su renuncia al PRD, tras 23 años de militancia y dirigente nacional. Salió para fundar su propio partido: Movimiento de Regeneración Nacional.

 

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano: Aún es considerado como el líder moral del PRD, después de que en noviembre del 2014 renunciara a sus derechos políticos como militante del PRD. Junto con Moños Ledo, fue uno de los principales fundadores del partido. Sin embargo, su renuncia se dio a que las condiciones en las que se encontraba el PRD, ya no era útil para la sociedad.

 

Marcelo Ebrard: El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, dimitió al partido del sol azteca en febrero del 2015. En ese entonces, lamentó el acercamiento que había tenido el partido, con el presidente Enrique Peña Nieto, con lo cual no estaba de acuerdo.

 

Alejandro Encinas: De igual manera, a principios del año 2015, el político izquierdista renunció a la militancia del PRD, aún como senador por el partido. Sus argumentos fueron que este instituto político había guardado silencio, ante la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, donde se vio involucrado un alcalde emanado del mismo.

 

Otros militantes: Durante el pasado 2016 y este año, algunos legisladores han dimitido del PRD para unirse a otros partidos, como el PRI y Morena, en su mayoría. Tal es el caso de los senadores Zoe Robledo, Mario Dominguez, Rabindranath Salazar, Adán Augusto López, entre otros.

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información